EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cavallo y Sarghini cuestionan el Presupuesto de Guzmán y aseguran que el 33% de inflación es imposible

 Los dos ex ministros coinciden en que la trayectoria de variables claves como el dólar y la inflación son inconsistentes y habrá una devaluación.

Dos ex ministros de Economía coincidieron en parte de sus críticas al Presupuesto de Martín Guzmán al considerarlo inconsistente y excesivamente optimista respecto de las variables macroeconómicas claves como el tipo de cambio, la inflación y el crecimiento de la economía. Domingo Cavallo, hizo hincapié en que la inflación del 33% no es alcanzable con el resto de los lineamientos económicos y el ministro bonaerense entre el '97 y 2002, Jorge Sarghini, hizo énfasis en que esta cifra no es compatible con el aumento de tarifas y la "inevitable actualización cambiaria no contemplada en el Presupuesto".


Puntualmente, Sarghini aseguró que la inflación es la "principal inconsistencia y en consecuencia relativiza los cálculos nominales que presupone" en la medida en que implica una inflación promedio del 2,4% mensual, cifra que no se condice con la inercia inflacionaria, el ritmo de emisión ni una "inevitable" devaluación. Pero además, va a ser necesaria más inflación, para conseguir financiamiento mediante el impuesto inflacionario, ya que de lo contrario, tampoco el déficit proyectado encontraría financiamiento ni en el mercado ni en emisión del Banco Central.


"Será necesario, entonces, para cerrar el frente fiscal recaudar más impuesto inflacionario. Aumento de recaudación nominal y licuación real del gasto. No sólo habrá más inflación, será necesaria. Esto es lo grave", dijo el hoy diputado nacional por Consenso Federal.


Desde el punto de vista de Sarghini, "El tipo de cambio que se proyecta también es inconsistente, la situación cambiaria habla por sí sola. En el próximo año, ni cumpliéndose la improbable estimación oficial de inflación, será posible sostener una devaluación de 'solo' el 28%, después que este año será de 25% con precios creciendo arriba del 45%.


Las inconsistencias serán una restricción insalvable para alcanzar el perentorio acuerdo con el FMI. Todo podría empeorar si se le incorporan al proyecto las modificaciones que anuncian algún sector del oficialismo


La advertencia más resonante de Sarghini no solo pasa por las inconsistencias actuales del Presupuesto, sino por las que se agregarán una vez que este documento pase por el Congreso nacional, porque lo harán incompatible con un acuerdo con el Fondo Monetario.


"Las inconsistencias señaladas -en la macroeconomía y en el Presupuesto- serán una restricción insalvable para alcanzar el perentorio acuerdo con el FMI. Todo podría empeorar si se le incorporan al proyecto las modificaciones que anuncian algún sector del oficialismo. Todo podría mejorar, si después de la elección de noviembre, se da un giro hacia la dirección correcta", aseguró.



Para Cavallo, la inflación también es la principal inconsistencia


Por su parte, el ex ministro Cavallo, también dejó asentado en su blog personal que el 33% de inflación e Guzmán cuando afirmó que: "las proyecciones oficiales no son realistas y sobreestiman el crecimiento al mismo tiempo que subestiman la inflación, por lo que a poco de andar deberán ser revisadas. Comenzando con lo que se proyecta como política cambiaria, la herramienta que parece ser clave para producir la deseada baja de la inflación".


"Las proyecciones oficiales no contemplan la expansión monetaria y de la deuda remunerada del Banco Central, que van a poner mucha presión tanto sobre el mercado cambiario como sobre la inflación, obligando a implementar un plan de estabilización precedido por ajustes significativos o enfrentar el riesgo de una explosión devaluatoria fuertemente inflacionaria", agregó Cavallo, para quien el año que viene se viene una devaluación que haga que el dólar termine a $156, $25 por encima de los $131 que proyecta Guzmán y la inflación rondará el 43%, diez puntos porcentuales por encima de la del proyecto de ley de Presupuesto 2022.


Para el ex ministro, también hay también grandes inconsistencias en la capacidad de financiamiento del Tesoro y de ampliación del gasto, ya que para él el 3,3% de Guzmán es demasiado optimista en comparación con el 2,5% que él proyectó factible: "Las estimaciones oficiales del déficit fiscal reflejan, aun cuando no se sepa si lo hace de manera completa, los deseos de la Vicepresidenta", dijo.


Pero además, ese 3,3% contempla magros aumentos a jubilados y pensionados, lo que adelanta que Cristina Kirchner no va a dejar que se apruebe en el Congreso. Incluso con este Presupuesto, las necesidades de emisión se dispararían a los $3 billones (7,1% del PBI).



Copyright La Politica Online SA 2021.