EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El BCE decidirá en junio sobre el futuro de las compras pandémicas

 

El economista jefe del BCE Philip Lane adelanta que tanto una reducción como un aumento del volumen de compras está sobre la mesa


El Banco Central Europeo (BCE) revisará el PEPP (el programa de compras pandémico) en junio, según ha adelantado el economista jefe del organismo Philip Lane.

Esta revisión el BCE podría desencadenar en una reducción o en un aumento del volumen de compras, ha declarado Lane a Le Monde.

El PEPP está dotado con 1,75 billones de euros. Asimismo, se prolongó hasta marzo de 2022, aunque algunas voces señalan que se podría retirar antes si la evolución económica de la eurozona mejora gracias al ritmo de vacunación.

De momento, el BCE lleva realizadas compras por poco más de un billón de euros.

La economía de la eurozona está un 5% por debajo de su nivel de la pandemia

Lane, en su encuentro con el periódico francés, admitió que se registró una doble caída en la economía.

Tras registrar una recesión en el primer semestre, la economía del PIB volvió a caer en el cuarto. “En este momento, probablemente estemos un 4 ó un 5% por debajo de los niveles de 2019”, señala Lane.

“Esta es una gran recesión”, insiste Lane, aunque también deja una pequeña puerta abierta a la esperanza.

Según el economista jefe del BCE, mayo y junio supondrán un punto de inflexión. A partir de ahora, la economía crecerá rápidamente, pero desde un nivel moderado. 

Incluso con un crecimiento bastante rápido durante el resto de este año, la zona del euro solo volvería a su nivel de PIB de 2019 la primavera de 2022, asevera.

La retirada de los estímulos por el BCE no será rápida

Lane también se refirió al programa Next Generation, dotado con 750.000 millones de euros y que no está todavía implementado.

Lane cree que es vital que las políticas fiscales nacionales pueden actuar mientras tanto, proporcionando ayuda en caso de desastre y apoyo macroeconómico general, explica. 

“Siempre estuvo claro que NextGen tenía una orientación a medio plazo. Es esencialmente un proyecto de cinco años, enfocado en inversiones, para asegurarnos de que tengamos una recuperación sostenida durante cinco años”, añade el economista.

Con esta reflexión, Lane intentó tranquilizar ante una posible retirada de los estímulos.

La recuperación económica de la eurozona será un proceso lento

“Sigue siendo importante que todos reconozcan que la recuperación no será un proceso rápido”, explicó. 

Para ello, requerirá un apoyo fiscal y monetario sostenido. Pero el desafío es bastante diferente al de hace diez años (durante la pasada crisis financiera de 2008). 

No obstante, muchas de las medidas fiscales, los programas de subsidios para empresas y trabajadores, expirarán automáticamente a medida que la economía se recupere.



finanzas.com