EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Daniel Funes de Rioja; “No estamos de acuerdo con congelamientos o precios máximos”

 

 

 

 


 

A menos de un mes de asumir como presidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, presidente de la COPAL, explica por qué no son alimentos y bebidas los culpables de la inflación, reclama quitar el triple cepo laboral y que haya menos impuestos. “El costo Covid −es decir todo lo que implican los licenciamientos, las dispensas, más los protocolos− es un 20% sobre masa salarial”, detalló. Todo en una entrevista de Nuria Am en CNN Primera Mañana.

.

 


 

Te comparto los principales textuales de la entrevista emitida por CNN En Español:

¿Qué implica estar al frente de la UIA hoy?

“Implica un desafío porque una crisis como la del Covid, que en el caso argentino viene precedida por muchos movimientos positivos y negativos en la economía con gran volatilidad y durante 2018 y 2019 con recesión que complicaron un poco el cuadro previo. Si uno suma el Covid, el Covid tuvo una cuarentena muy larga, difícil de predecir. Nosotros íbamos siguiendo la evolución europea de la actividad para ver los pronósticos que podíamos tener. A mi me toca liderar la industria de alimentos y bebidas, como esencial tomamos unas serie recaudos: protocolos de prevención, protocolos de transporte, testeos, todo lo que se podía hacer para aminorar el impacto. Pero lo que hubo es antes que nada un tremendo impacto en la actividad económica en general por el blackout que implicó el lockdown del cierre. En segundo lugar, bajó mucho el consumo, entonces aun lo que uno producía, no tenía mercado. En tercer lugar también se alteró mucho el comercio internacional porque los flujos entre países cambiaron. En este caso, tanto en el sector primario como en el industrial alimentario somos exportadores importantes, pero cambiaron los perfiles, incluso cambiaron los mercados; aumentaron mucho los costos de la logística internacional. Todo eso sumado al impacto social, calda fuerte del ingreso, marginalidad, pobreza y obviamente también necesidad de planes asistenciales para resolver problemas de alimentación y subsistencia de la gente. Desde el punto de vista de las perspectivas, septiembre empezamos a ver algunas recuperaciones: eso se vio en el caso del empleo tímidamente, con cierta austeridad. Hemos tenido una caída de 150 mil puestos de trabajo en el sector privado formal en el año y ahora en los últimos meses hemos tenido un aumento de 1% del empleo. Creemos además que podría haber sido más intenso el crecimiento del empleo si no existiera lo que llamamos el triple cepo laboral, estas medidas de emergencia que se tomaron que son la duplicación indemnizatoria y la prohibición de suspensiones y despidos.”

 

Con las acusaciones del gobierno nacional hacia los productores de alimentos y bebidas como culpables del aumento de la inflación, ¿cómo define la relación con el gobierno del sector?

“Hay diálogo. Si me pregunta cómo defino la relación, lo primero es si hay diálogo. Lo segundo es si hay coincidencias. ¿Hay diálogo? Sí, y lo hubo durante los momentos más críticos del año pasado, tanto con el ministerio de Desarrollo Productivo, el de Transporte, obviamente con el de Trabajo, buscando paliar efectos. Ahora, cuando usted se encuentra con el triple cepo o con determinadas cuestiones −ahora voy al tema precio− donde le dicen <Usted es el responsable de la inflación> y nosotros decimos claramente: somos la consecuencia de la inflación. Un ejemplo es muy claro. El año pasado la industria de alimentos estuvo congelada desde el 6 de marzo de 2020 que empezó el congelamiento de precios con ajustes que fueron a puerta de fábrica de 4 a 6%: la inflación fue de 36%; los costos de materia prima subieron del 45 al 200% según de qué se tratara; los costos logísticos subieron un 35%; los salarios entre 32 y 38%. Y el costo Covid −es decir todo lo que implican los licenciamientos, las dispensas, más los protocolos− es un 20% sobre masa salarial que hemos calculado. Todo esto, la incidencia tiene que ver en impacto en la masa salarial, no todas las empresas son iguales ni en todos los sectores. Nosotros tenemos muy claro que somos la consecuencia de la inflación.”

 

¿Y cuál es la causa?

“El ministro de Economía Guzmán ha dicho claramente que la inflación es multicausal y obviamente hay una parte de datos duros que tiene que ver con la emisión. Yo no soy economista y no voy a entrar en ese terreno. Esa multicausalidad obviamente genera expectativas. Muchas veces en las cadenas de proveedores aguas arriba, o de distribuidores/ comercializadores, también ve conductas alineadas con esas expectativas por el costo de reposición. Entonces lamentablemente un proceso alimenta el otro.”

 

¿Y al Estado se le escapan esos saltos en la cadena de comercialización y termina haciendo control de precios?

“Nosotros no estamos a favor, de ninguna manera, de congelamientos de precios o precios máximos. Sí estamos de acuerdo en Precios Cuidados, que son políticas de incentivo al consumo para sectores más castigados de la población, con menos posibilidad  de acceso. Y hemos colaborado con esas políticas. Pasamos de 300 productos a 600 en Precios Cuidados.”

 

Se viene un programa de Precios Congelados por parte del gobierno por 180 días…

“Se está conversando, dialogando y construyendo eso. Y eso se hace con la participación voluntaria de las empresas, no con participación impuesta. El diálogo está construido en esa base y espero que termine exitosamente. Pero también digo que cuando se tiene ese contexto inflacionario y además una presión impositiva Nación, provincias y municipios sobre un alimento de casi 40% y sobre una bebida −incluyendo el agua mineral o mineralizada− de casi el 50%, yo lo que le digo es: saque toda la presión impositiva y va a ver que el costo de los alimentos que llega a 280 mil puntos de venta en el país, sin supermercados. Pregúntele a los gobiernos como hacen para controlar esos 280 mil puntos de venta, no a mí. Nosotros vendemos a precio de salida de fábrica.”

 

El gobierno, ¿tiene plan económico?

“El ministro de Economía ha dicho que el presupuesto 2021 es su plan económico y nos lo explicó. YA tenemos una expectativa inflacionaria que parece irse más allá. Yo no quiero alimentar más expectativas de las expectativas, sino fundamentalmente que busquemos un plan de estabilización que sea compartido con responsabilidad de todos los sectores, pero no de buscar culpables. Nosotros no somos culpables de esto pero somos parte de toda la cadena de problemas. Cuando usted va a buscar un insumo al mercado no lo consigue porque se lo retiene o se lo recompra otro que está en la informalidad. 50% por ciento de la economía en la informalidad, alta inflación: hay que buscar una solución.”