EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Confusión y malestar El preso tendrá más derechos: interna en el Frente de Todos por un proyecto para defender a los detenidos

 El Congreso vuelve a estallar y dirigentes del Frente de Todos mostraron su disgusto ante un nuevo proyecto sobre evitar abusos contra detenidos e impedir la superpoblación carcelaria, que podría generar chispazos en el Frente de Todos.

En la teleconferencia organizada por los diputados del Frente de Todos Carolina Gaillard y Hugo Yasky, participaron voces críticas con el colapso penitenciario, que adjudicaron a las restricciones de las salidas transitorias y al régimen de flagrancia, un sistema implementado en 2016 que permite un juicio sumarísimo a quienes sean hallados en el momento del delito.

Una de las expositoras fue la subsecretaria de Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia e interventora del Servicio Penitenciario Federal (SPN), María Laura Garrigos, quien reconoció que las cárceles y las comisarías están abarrotadas y nada podrá cambiar en su gestión.

Martín Soria, ministro de Justicia de la Nación, comenzó a moverse y polarizar con diversas medidas, ya sea con debates abiertos o proyectos de ley como el que hace un mes el Ejecutivo envió al Senado para modificar el régimen de disciplina en el Servicio Penitenciario, con límites precisos a las autoridades carcelarias.

Para supervisarlas, el proyecto crea una Comisión de Disciplina, integrada por personal superior de igual "jerarquía y rango" que los carceleros, uno abogado o abogada, quienes controlarán que no haya sanciones por encima de las tipificadas y se respeten los "principios de lesividad, necesidad, razonabilidad y proporcionalidad".

También se promueven mecanismos alternativos antes de aplicar sanciones, un "abordaje técnico e interdisciplinario de los problemas de convivencia" y comprobar cada falta antes de tomar medidas, que además no podrán afectar "la salud y la dignidad de las personas".

Quedarían prohibidas las sanciones corporales, la falta de acceso a comida, el encierro en celdas sin acceso a sanitarios y en ninguna situación se podrá castigar a mujeres embarazadas. Y, sobre todo, la ley busca garantizar el derecho a defensa de los detenidos, quienes no podrían dejar de recibir visitas o quedar incomunicados. ¿Qué opinas?



agencianova