EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Los resultados empresariales centrarán la atención de los inversores en las próximas semanas

 Moderadas alzas al cierre de las bolsas europeas en una jornada con dos factores principales que han condicionado la sesión: Datos de ventas minoristas en EE.UU., y resultados empresariales. La bolsa española ha cerrado con ligeras caídas por el mal comportamiento del sector bancario. La caída en la rentabilidad de los bonos, altamente relacionada con este sector, ha provocado presión vendedora en los bancos.

El día comenzaba con un comportamiento plano en la apertura de las bolsas europeas. El Eurostoxx 50 subía un 0,19%, el Ibex 35 abría plano. Aunque como señalábamos anteriormente, el dato de ventas minoristas del mes de marzo en EE.UU. era el más esperado del día (luego lo comentaremos), a lo largo de la sesión se han publicado otros también relevantes. Entre ellos destacaríamos los datos de IPC de Francia, Alemania, Italia, que se situaron en línea con las previsiones, la balanza comercial de España en el último mes, que mostró una mejora sustancial del déficit, o el índice manufacturero de la Fed de Filadelfia en abril que caía a 50,2 frente 51,8 de marzo, aunque por encima de las previsiones de 42,0.


En cuanto al segundo foco de atención, los resultados empresariales más relevantes que conocíamos antes de la apertura hoy de Wall Street han sido los de Bank of America o Pepsico. Es pronto para sacar una conclusión, pero por ahora, las ganancias de las empresas al otro lado del Atlántico están batiendo ampliamente las previsiones.Pero como señalábamos, las ventas minoristas de EE.UU. En el mes de marzo fue el dato más destacado de la jornada, y con razón. El incremento en ese mes fue del 8,4% frente +5,0% esperado y –2,5% del mes anterior. Los planes de estímulo económico en EE.UU. han tenido éxito, y los consumidores estadounidenses se han lanzado a comprar en el último mes. Positivo para las acciones.

En ese escenario los mercados de valores europeos han preferido tener otra sesión de consolidación. La figura de continuación que están desarrollando parece querer romperse al alza, lo que sugiere un nuevo impulso en el corto plazo. Seguimos pensando, sin embargo, que se ha subido demasiado alto, demasiado rápido. Nos adentramos en el inicio de la peor temporada anual para los mercados, de mayo a octubre, por lo que, a los niveles actuales, parece más prudente incrementar el nivel de liquidez, y refugiarse en los “cuarteles de verano” a la espera de mejores oportunidades, que sin duda se darán. Es cierto que a este mercado alcista, iniciado hace ya más de una década, se le considera como el más odiado de la historia porque nunca ha habido un convencimiento pleno de que las alzas podrían ser sostenibles. Pero también lo es que las bolsas no suben en vertical, y que es razonable y saludable, esperar una corrección que relaje los niveles de sobrecompra que han alcanzado los indicadores de momento.

Creemos que el sector bancario, tan infraponderado en las carteras institucionales en este momento, nos puede dar muchas alegrías en los próximos años que serán de un entorno más favorable. Ahora bien, esperaríamos a esa previsible corrección para tomar posiciones.



capitalbolsa