EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Banco Santander. Las expectativas sobre los 1.300 millones de beneficio alimentan la remontada

 

Los analistas prevén un fuerte incremento de los beneficios del Banco Santander, una caída del coste del riesgo y la mejora de la rentabilidad


Las acciones del Banco de Santander se disparan más del 90% desde los mínimos de septiembre y rozan los 3 euros, una resistencia que trataron de derribar sin éxito este año en dos ocasiones.

El valor se ha tomado un descanso a la espera de que lleguen nuevos catalizadores para reactivar la remonda. Y parece claro que los resultados aportarán la gasolina que necesita la acción para seguir escalando.

El grupo cántabro presentará el próximo 28  de abril un beneficio neto en el primer trimestre de 1.331 millones de euros, según el consenso de analistas de Bloomberg.

La cifra estará a años luz de los 331 millones del primer trimestre del año pasado. Supondrá un incremento del beneficio del 302%. Los 1.600 millones de euros que el banco tuvo que anotarse en provisiones por culpa del coronavirus hacen ahora que la comparativa brille más.

Los ingresos del Banco Santander se acercan a los 11.000 millones

Coincidiendo con la junta de accionistas, el banco actualizó sus previsiones y avanzó ya que la marcha del negocio es sólida. Y esto se verá en los ingresos. Los analistas esperan ver en el primer trimestre una cifra en torno a los 10.900 millones, en línea con el trimestre anterior.

Serán unas cifras que mostrarán un contexto operativo más normalizado aunque todavía marcado por la presión en el margen de intereses y los tipos deprimidos.

Sin embargo, la clave serán las provisiones, que no se comerán el beneficio como lo hicieron el año pasado. Por ejemplo, en Renta 4 Banco calculan que descenderán un 13% y además bajarán en todas las áreas geográficas.

Al caer las provisiones, también mejorará el coste del riesgo, lo que se traducirá igualmente en una mejor ratio de rentabilidad sobre el capital tangible (RoTE). El banco prevé para este año que alcance entre el 9% y el 10%.

El coste del riesgo mejorará este año

El consenso de analistas calcula que esta ratio estará en torno al 8%, pero según estiman los analistas de Bloomberg Intelligence, la estimación “podría resultar demasiado bajo, ya que el coste del riesgo mejorará este año, superando potencialmente las estimaciones”.

De hecho, si el RoTE cumple las guías del Santander, estaría descontando un beneficio neto para todo el año 2021 de entre 6.000 y 7.000 millones de euros. Pero el consenso de expertos solo calcula 5.193 millones, lo que no cuadra con la mayor rentabilidad esperada.

La explicación es que quizás el mercado se haya pasado de frenada respecto a una excesiva precaución. En una reciente encuesta, los analistas de JP Morgan detectaron que el 47% de los inversores considera que las expectativas sobre el coste del riesgo “son muy pesimistas”.

Es cierto que puede haber retrasos en las vacunas pero “la tendencia general es hacia la normalización”, dicen en el banco estadounidense. Así, esperan que el PIB recupere el año que viene los niveles previos a la pandemia.

Esta visión más optimista no encaja con el excesivo pesimismo sobre el coste del riesgo. Es más, podrían continuar las mejoras de las ganancias, respaldadas por unas menores provisiones, según muestra la encuesta de JP Morgan.

Los dividendos serán otro potente catalizador

La otra vía para que la remontada del Banco Santander siga su cursos es la remuneración al accionista. El sector depende de que el BCE levante el veto definitivo pero la mejora del negocio en el primer trimestre no puede ser mejor señal.

En este sentido, el Banco Santander “comenzará a acumular dividendos en línea con el objetivo de pago del 40-50%”, calculan en Bloomberg Intelligence.

Los inversores encuestados por JP Morgan también tienen la misma sensación. El 48% considera que el fin de las restricciones a los dividendos es el principal catalizador que mueve al sector bancario, por encima incluso del incremento en el ritmo de vacunación (26%).

La batalla para derribar la resistencia de los 3 euros

Con esas proyecciones, parece claro que el Banco Santander tendrá fuelle para atacar de nuevo la resistencia de los 3 euros, un nivel clave técnica y psicológicamente.

Hasta ahora, la cotización se ha estrellado contra este muro en dos ocasiones pero la corrección que se ha visto ha sido en tiempo, y no en precio, lo que es una buena señal.

De acuerdo con el análisis técnico del Banco Santander de Josep Codina en finanzas.com, la verdadera resistencia técnica está un poco más abajo, en los 2,971 euros. De ser superada, el siguiente objetivo del movimiento está en los 3,042 euros.



finanzas.com