EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿CUAL ES NUESTRO DESTINO?

Los argentinos nos estamos convirtiendo es zombis en  los que la  incertidumbre, el temor, la tristeza, la apatía dominan nuestro espíritu, animo y proceder esto nos conduce a aceptar con fatalismo que los corruptos e inoperantes  destruyan la república. 


Esto se percibe en todas las áreas que conforman nuestra sociedad,  pero limitémoslo  solamente a la economía. 


¿Porque  no funciona nuestra economía? ¿Cual es la causa que lo provoca? Porque queremos dentro del régimen capitalita, según la circunstancia para proteger o beneficiar intereses políticos, corporativos, o particulares aplicar reglas de los regimenes de economía dirigida. Es decir es como si llamáramos a jugar un partido de fútbol y el árbitro para beneficiar al equipo de su preferencia según la circunstancia aplica el reglamento del rugby. 


Esta es la forma que nosotros conducimos nuestra economía, pero esto no termina aquí debemos sumar nuestra endémica inseguridad jurídica, tenemos la  vocación de que nuestra deuda externa sistemáticamente caiga en default y luego hacer extensas renegociaciones que terminan dirimiéndose en tribunales de los EE.UU. que nos castigan con más intereses, más honorarios y a pagar, una legislación laboral que permite que algunos dirigentes gremiales que con procederes gangsteriles hagan  de la extorsión su metodología de negociación, los resultados estan a la vista,  fuga de capitales, no inversión, caída del empleo, más desocupados, inteligencia que emigra,  riesgo país por las nubes, en definitiva multiplicamos el caos y la pobreza. 

 

Este nudo gordiano que sistemáticamente cada día se hace más asfixiante,  una vez por todas debemos cortarlo si queremos salir del embrollo en que durante años nos fuimos metiendo y del que hoy no encontramos como desatarlo, no dudemos  o optamos por una economía de libre mercado o la del dirigismo económico,  es decir  somos liberales o somos populistas, pero no podemos seguir jugando un mismo partido con reglas diferentes. 


Hoy necesitamos que el presidente aclares su pensamiento,  deje de ser conducido. y sea el quien conduce, porque las señales que da son confusas, contrapuestas, arbitrarias y en muchos casos imprudentes e irracionales, este proceder  solo lo conduce a que su palabra este cada  día resulte  más devaluada y carezca de credibilidad. 


Finalmente Sr. Presidente la grandeza de los hombres se advierte ante la adversidad y la forma en que la enfrentan, bien sabemos que  todo tiene costos  pero quien sabe administrar los evalúa y busca optimizar los beneficios, esto es lo que hoy el pueblo argentino le esta pidiendo. 


Diego Lo Tártaro