EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Complicado y aturdido: "No presenté mi renuncia, fue un momento de zozobra", dijo Trotta

 Luego de que quedara debilitado y expuesto en el Gabinete, reapareció el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, quien había afirmado que las clases presenciales no se iban a suspender y, horas después, pasó exactamente lo contrario.

Esto despertó especulaciones y rumores de renuncia. Incluso, esto ya era una posibilidad antes de este antecedente que lo dejó en ridículo ya que hay sectores de La Cámpora que lo miran de reojo, por su pasado familiar, entre otros motivos.

No obstante, “Nicky” resiste en su cargo, atrincherado, y volvió a hablar luego de haber vaticinado lo opuesto a los anuncios de Alberto Fernández: “No presenté mi renuncia, fue un momento de zozobra”, dijo Trotta.

"Había diferentes miradas que se venían planteando en el marco de las distintas reuniones con especialistas del campo epidemiológico", explicó el ministro y agregó: “Gobernar no es solo poner alumbrado público y limpieza, es tomar decisiones antipáticas”.

Por ello, "no presenté mi renuncia, sí fue un momento de zozobra, pero el Presidente se hace responsable de la carga que implica gobernar y adoptar una decisión que después el tiempo va a terminar de ver el impacto".

"Para nuestro gobierno es importantísima la presencialidad. El Presidente adoptó una decisión, no por lo que ocurre dentro de la escuela, sino por toda la movilización. El Presidente escuchó la posición que tenía nuestro equipo como tenía la propia ministra (Carla) Vizzotti y saldó el debate a partir de su decisión”, justificó el funcionario.

Por último, el líder de la cartera educativa concluyó: "En esta etapa de enorme complejidad tenemos que restringir lo máximo posible la circulación", pero “trabajamos para que las clases vuelvan en mayo”.




agencianova