EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿Vendo activos y compro oro? ¿Vendo oro y compro bitcoin?

 Algo entre absurdo e incomprensible está sucediendo. Se está vendiendo Oro para comprar criptomonedas y esto no lo puedo entender.

La imprescindible descorrelación en nuestras carteras, la depreciación del dinero fiducidario, el despilfarro y aumento de deuda de los gobiernos, el aumento del control de nuestras vidas y de la presión fiscal hasta niveles confiscatorios de nuestros bienes, tener que pagarle al gobierno por prestarle nuestro dinero (rentabilidad negativa de los bonos) y la incertidumbre ante los profundos cambios que se van a producir en el mundo en los próximos cinco años, obliga a pensar en descorrelacionar todo lo posible nuestras inversiones y exige un cambio de mentalidad del inversor para adaptarnos a la nueva realidad que ya tenemos encima, aunque solo parezca ser el comienzo, el cambio ya ha avanzado y mucho.

Han experimentado con los ciudadanos hasta conocer nuestra capacidad de resistencia a la adversidad y saben que soportamos todo, hasta sus mayores mentiras y experimentos sin la menor reacción por nuestra parte.

Esta situación, realista y en absoluto catastrofista es que la que ha dado origen a este sencillo análisis cuando reflexionaba sobre el oro y el Bitcoin. Si bien ya he dado mi opinión, para quienes no dispongan de más tiempo, voy a explicar en qué me baso para llegar a la conclusión que oro y el Bitcoin son dos opciones de descorrelación a nuestro alcance y ambas a tener en cuenta, pero no son alternativas.

No creo que deba entenderse como la disyuntiva de oro o Bitcoin, sino incorporar ambos en nuestras inversiones, pero de forma prudente. Ambos activos deben tenerse en cuenta en nuestras carteras bien diversificadas.

Creo que la razón puede estar en que no se entiende bien el concepto de “valor refugio” por parte de algunos inversores.

Veamos un antecedente

Ríos de tinta discurrieron por los medios de comunicación cuando las fortísimas caídas de todos los índices provocaron una demanda imprevista de retiradas de capital por parte de los inversores en los fondos risk parity (fondos de paridad riesgo). Dichos fondos estaban muy apalancados y durante el crash de febrero / marzo de 2020. Esta situación produjo mucho miedo entre los inversores en estos fondos quienes realizaron retiradas masivas de capital no dejando otra opción a los gestores que la venta masiva de todo tipo de activos para poder atender la demanda de liquidez exigida por sus clientes.

Dicha situación de ventas masivas en los momentos en los que los mercados caían sin tregua todos los productos, sumieron a todos los mercados financieros en una fuerte distorsión en la que vivimos las caídas de todo tipos de activos: acciones, bonos, metales preciosos, petróleo y otras materias primas y divisas incluyendo lógicamente a los fondos de inversión de todo tipo, incluidos los fondos de cobertura.

A Ray Dalio, fundador de Bridgewater Associates y considerado uno de los mejores gestores de fondos de cobertura del mundo, le estimaron unas pérdidas del orden del 20%, lo que supuso pérdidas en esas fechas de muchos miles de millones de dólares. Se hundieron todos los sectores en todos los mercados mundiales, no quedó títere con cabeza en los mercados financieros. Si desean ver en detalle lo sucedido en esos momentos aquí les dejo un enlace a una noticia publicada entonces.

Pero para que se hagan una idea rápida vean la caída de los fondos risk parity. El efecto fue devastador, una caída vertical y en un solo tramo.

Fondos de paridad riesgo
Fondos de paridad riesgo

Caída de los fondos de paridad riesgo

Se habla del Bitcoin como activo refugio.

No seré yo quién lo ponga en duda, aunque tengo mis reservas que voy a explicar, pero antes veamos que sucedió en el crash de febrero – marzo de 2020 con los activos.

¿Qué se entiende como activo refugio?

Dicho de una forma sencilla, son aquellos activos o inversiones que cuando la incertidumbre se cierne sobre los mercados, sea por debilidades en los mismos, por correcciones fuertes o por crisis financieras donde aumenta la volatilidad, dichos activos son capaces de mantener una cierta estabilidad e incluso, en algunos casos, aumentar sus cotizaciones.

Los activos refugio en primera instancia, en esos momentos eran, el oro, el dólar USD, el yen y el franco suizo. En la siguiente tabla veamos que sucedió con los principales índices, las divisas refugio y el bitcoin.

Veamos que sucedió en esos días en intentaremos salir de dudas.

En primer lugar, veamos las caídas entre febrero y marzo:

Caídas en el crash 2020
Caídas en el crash 2020

Los índices de EEUU cayeron del orden del 35% (los datos concretos están en la tabla) y el índice más afectado fue el Russell 2000 porque se refiere a las pequeñas compañías domésticas cotizadas en EEUU, es decir, son compañías limitadas en gran medida a la evolución de la economía interna estadounidense y su ámbito principal de actuación son los EEUU.

En Europa las caídas fueron mayores, del orden del 40% debido a que la fortaleza económica de Europa es menor que la estadounidense y la toma de decisiones para paliar los problemas son mucho más lentas tanto a la hora de decidir cómo actuar.

Las expectativas de crisis hundieron a la principal moneda refugio, el dólar USD frente al resto de divisas refugio. El dólar estadounidense cayó un -9,84% frente al yen japonés y frente al franco suizo un -6,70% y sin embargo y debido a la debilidad europea el euro perdió frente al dólar un 7,47%.

¿Valor refugio el oro o el Bitcoin?

Muchos se harán esta pregunta y la respuesta no es uno u otro, sino ambos.

Antes del porqué veamos lo sucedido en el crash, porque nuestra atención la estamos situando en el dilema si uno u otro.

¿Cómo se comportaron oro y Bitcoin en el último crash?

Si partimos del análisis de su comportamiento entre febrero, marzo y meses posteriores, comenzaremos a encontrar la respuesta a las expectativas de valor refugio.

Bitcoin

Al contrario de lo que mucho pudieran esperar, el Bitcoin también cayó con fuerza, con mayor fuerza que cualquiera de los índices de referencia, activos y pares de divisas analizados.

En la tabla se ve claramente, pero a casi nadie le preocupaba porque era un activo “desconocido, en vías de desarrollo, muy volátil, para muchos una quimera, …”. Era un activo no solo desconocido entre los inversores, sino que además “descentralizado” sin regularización oficial, no había gestor de prestigio que pudiera recomendar algo tan “etéreo”, inseguro y peligroso por su elevada volatilidad.

El Bitcoin con el ánimo de destruirlo más que para probar su fiabilidad, ha sido atacado en múltiples ocasiones, buscaron y siguen buscando sus debilidades, pero… hasta el momento no se han encontrado fisuras ni rendijas en su estructura por donde entrar a destruirlo. Aunque sí es cierto que tiene una volatilidad que da pavor y en finanzas volatilidad = riesgo.

¿Cuál fue la evolución del oro y del bitcoin en la crisis de febrero – marzo de 2020?

Bitcoin

Bitcoin era un activo poco conocido entre los inversores “clásicos”, ignorado por los fondos de inversión y desaconsejado por muchos gobiernos y bancos centrales.

Eran pocas las personas que tuvieran un conocimiento de la criptomoneda. Entre los inversores sólo se conocía su nombre pero no su operativa ni sus posibilidades y además sus movimientos, su volatilidad extrema nos tenía ya acostumbrados a dar unos bandazos enormes comparado incluso con los activos más volátiles de uso común.

Bitcoin en el crash 2020
Bitcoin en el crash 2020

Bitcoin G1D

El Bitcoin, sin formar parte de los activos clásicos y sin estar incluido en los famosos fondos de inversión, sufrió y lo hizo mucho más que cualquier otro índice de los importantes tanto de EEUU como de Europa con una caída del 60,84% y su desplome fue en línea en cuanto a la forma de caer del resto de índices, con una verticalidad pasmosa. Tardó en recuperar el nivel previo al crash 166 jornadas de mercado, hasta el 27 de julio de 2020 como se muestra en el gráfico anterior.

ORO SPOT

Sin embargo, el Oro spot aumentó fuertemente su volatilidad pero hasta la distorsión de los mercados aguantó y lo hizo hasta el 9 de marzo de 2020. La distorsión le provocó una pérdida en porcentaje del 14,09% que recuperó en tan solo 24 sesiones de mercado, hasta el 13 de abril de 2020, como se muestra en el siguiente gráfico.

Oro: Caídas crash 2020
Oro: Caídas crash 2020

Oro spot G1D

¿Qué sucedió?

El coronavirus, provocó inicialmente temor en determinados grandes inversores y en retailers quienes empezaron a intentar recuperar sus inversiones para quedarse en liquidez mediante fondos monetarios que llegaron a alcanzar una cifra superior al billón (12 ceros) de dólares y recurrir a los bonos para colocar su dinero en algo más seguro toda esa liquidez.

Los efectos de la distorsión de los mercados

Muchos incluso hoy día piensan que el Bitcoin fue refugio en la crisis porque no se encontraba entre los activos refugio clásicos, no había fondos de inversión con diversificación en bitcoin y se pensaba que era ajeno a esas caídas, pero ya han visto que no fue así.

Si recordamos lo sucedido los fondos de risk parity, que con la pandemia tuvieron que vender todo tipo de activos para atender a la liquidez de sus clientes, vendieron bolsa, bonos, oro y divisas, pero no tenían bitcoin.

¿Qué hubiera sucedido sin los fondos Risk Parity u otro fondos aplancados o Hedge FUnds hubieran tenido bitcoin en sus carteras?

Si hubieran tenido Bitcoin, lo hubieran tenido que vender también y ya no se pensaría en el Bitcoin como mejor refugio que el oro. Ojo con esto.

Últimamente están apareciendo cada vez más fondos sobre criptomonedas o que incluyen en bitcoin en su diversificación.

Descorrelacionar y comprar ambos activos como refugio ante caídas del mercado no sólo se puede entender, sino que además tiene su lógica.

El oro es un activo físico que plantea problemas de transporte y almacenamiento, que no paga intereses ni dividendos pero teóricamente protege contra la inflación. Con la inflación el dinero fiducidario pierde valor, más aún con las devaluaciones pero con el oro no sucede así.

Algo similar sucede con el Bitcoin, pero la ventaja de éste es que no plantea problemas de transporte ni almacenamiento, pero no es un activo físico sino que es un activo que tiene otro tipo de ventajas:

El Bitcoin sigue un modelo deflacionario ya que su producción mantiene una oferta fija que está limitada a 21.000.000 de unidades.

Además, la diferencia entre Bitcoin y las CDC (monedas digitales) es éstas mantienen un modelo inflacionario ilimitado

Fíjense el efecto de la inflación sobre el dólar estadounidense, un simple gráfico lo dice todo:

Depreciación del dólar
Depreciación del dólar

Imagínense algo que pocos creen pero que es perfectamente posible, el hecho de que tengamos la expectativa o incluso entremos en un escenario de estanflación, es decir, estancamiento del crecimiento económico con aumento de la inflación,

¿Qué deberíamos hacer?

Lo lógico sería vender bonos soberanos y vender acciones cíclicas a las que les perjudique un escenario de esta inflación y no quedaría otra que protegernos invirtiendo algo en oro y en Bitcoin.

QUÉ PIENSAN EN JP MORGAN

Desde JP Morgan se dice que los inversores pueden poner el 1% de sus carteras en Bitcoin a pesar de considerarlo una mala cobertura. La adopción generalizada ha aumentado la correlación de Bitcoin con los activos de riesgo, que suben y bajan con los cambios económicos. Esto reduce los beneficios de diversificación mediante el Bitcoin.

Bitcoin y SP500: Correlación
Bitcoin y SP500: Correlación

QUÉ PIENSAN EN CITIBANK

Según Citibank “el salvaje ascenso” de bitcoin durante los últimos meses está obligando a los grandes gestores y operadores de Wall Street a reevaluar la criptomoneda y agregó que bitcoin podría en algún momento “convertirse en la moneda de elección para el comercio internacional” y agregó que la criptomoneda está “en el punto de inflexión de la aceptación generalizada o una implosión especulativa” , fuente CNBC.

PROBLEMAS DE FONDO

Los inversores en acciones están tratando desesperadamente de interpretar qué significa un aumento en los rendimientos de los bonos para el mercado de valores.

Desde el 10 de febrero, los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años, que no se ajustan a la inflación, han pasado del 1,13% al 1,61%, un aumento de 48 puntos básicos, el nivel más alto en un año . (Un punto básico equivale a 0,01%).

El miedo a la inflación está haciendo que los inversores especulen que la Reserva Federal podría tener que cambiar la política antes de lo esperado, ya sea reduciendo las compras de bonos o incluso aumentando las tasas en algún momento. Eso sería negativo para las acciones.

Atentos porque hay que buscar ayuda en este tipo de soluciones (oro y Bitcoin) que como he dicho no son alternativas sino complementarias.

No obstante, el insaciable ánimo de control de los ciudadanos por parte de los gobiernos ya ha hecho que se pronuncien tanto Christine Lagarde presidenta del Banco Central Europeo como Janet Yellen ex gobernadora de la FED y actual Secretaria del Tesoro quienes dicen que "hay que regular las criptomonedas“ porque se usan para lavar dinero.




estrategias de inversion