EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El mercado ya sospecha que los estímulos de Biden llegarán tarde

 

Las vacunas permitirán la reapertura de la economía haciendo innecesario los estímulos aprobados



A medida que el actual presidente de los Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, está más cerca de aprobar su paquete de estímulos dotado con 1,9 billones de dólares, hay cada vez más voces contrarias.


Olivia Álvarez, de Monex Europe, recuerda que los republicanos continúan planteando preguntas sobre si son necesarios casi 2 billones en gastos adicionales, ya que una vacunación masiva exitosa debería ayudar a reabrir la economía en el verano.

La sensación ahora es que el plan llegará tarde, cuando ya no sea necesario. Los buenos datos de actividad manufacturera publicados ayer devolvieron el optimismo a las bolsas, que celebraron una inminente recuperación económica.

De momento,  Biden se felicita por la buena marcha de su ambicioso programa de vacunación contra el coronavirus. Tras su llegada a la Casa Blanca, prometió 100 millones de dosis en sus primeros 100 días de mandato. 

Hasta la fecha, en tan 37 días se han administrado 50 millones de vacunas, en un país de más de 330 millones de habitantes.

Tanto el paquete de medidas como el ritmo de vacunación permite aumentar el optimismo sobre la recuperación de la economía mundial entre los inversores, explica Sergio Ávila, analista de IG.

Ayudas directas de 1.400 dólares

Después del visto bueno este viernes por la Cámara de Representantes, el siguiente paso será acudir al Senado, donde hay una división del 50%.

Aunque el voto de desempate de la vicepresidenta, Kamala Harris, permitirá a los demócratas llevar a cabo este paquetes de medidas de estímulo.

  • Incluye pagos directos de 1.400 dólares para la mayoría de los estadounidenses.
  • Un beneficio de desempleo semanal de 400 dólares.
  • Extensión de los programas de seguro de desempleo. 
  • Incorpora 20.000 millones para las vacunas Covid-19.
  • 50.000 millones para pruebas.
  • 350.000 millones en ayudas estatales y locales. 
  • Incremento del salario mínimo federal hasta los 15 dólares la hora para 2025.

Listo antes del 14 de marzo

Los demócratas fijan la aprobación final del proyecto de ley antes del 14 de marzo, que es la fecha límite para el vencimiento de los beneficios de desempleo actuales aprobado en diciembre. 

Los cálculos de Century Foundation predijeron que 11 de los 18 millones de personas que reciben beneficios por desempleo quedarían desprotegidas si el proyecto de ley no se aprueba a tiempo: cuatro millones de personas a mediados de marzo y otros 7,3 millones en las próximas semanas. 

Esto ejerce una enorme presión sobre el Senado para que la legislación avance de acuerdo con horizonte temporal que se marca. 

Obstáculos

La investigadora principal sobre los Estados Unidos y las relaciones transatlánticas del Real Instituto Elcano, Carlota García Encina, responde a las preguntas de la revista Inversión sobre Joe Biden, su plan de estímulos, y el impacto del impeachment a Donald Trump (vídeo: Inversión).

El viernes, un parlamentario del Senado dictaminó que el Congreso no puede aprobar un aumento del salario mínimo en el marco del proceso de reconciliación presupuestaria, desafiando toda la agenda del proyecto de ley de estímulo. 

Álvarez explica que la alternativa más probable, sin embargo, consiste en un aumento del salario mínimo por la puerta trasera que cumpla con los requisitos de conciliación, penalizando a las grandes empresas que pagan menos a sus empleados y ofreciendo incentivos a las pequeñas empresas para que cumplan con el salario mínimo de 15 dólares la hora.

A ello hay que añadir que se espera que la aprobación del paquete de estímulo agregue combustible a la frenética acción de los precios en los mercados de bonos en los últimos tiempos. 

Las estimaciones de Pimco destacan que la economía estadounidense podría crecer un 7,5% este año como resultado del paquete de estímulo de Biden, una tasa no vista desde la década de 1950. 

Aun cuando el gigante de las inversiones predice que es poco probable que la dinámica de la inflación se acelere debido al mayor poder de las empresas en las negociaciones salariales, este rápido crecimiento podría hacer que la inflación suba por encima del 2% durante los “próximos años”. 

La volatilidad de los bonos estadounidenses aumenta

Independientemente, los próximos eventos deberían continuar impulsando la narrativa de los rendimientos crecientes que respaldan la fortaleza relativa del dólar. 

Otros mercados de bonos en economías avanzadas se están poniendo rápidamente al día con la venta masiva de bonos del Tesoro, lo que inflige una notoria volatilidad en los mercados de divisas. 

Dado que los bancos centrales, prosigue Álvarez, muestran cada vez más malestar por el aumento de los rendimientos, cualquier tono de apoyo adicional a la recuperación económica podría simplemente agregar más volatilidad a los mercados financieros. 

Así, el rendimiento de referencia de los bonos del Tesoro de EEUU a diez años se mantienen prácticamente plana durante la sesión asiática.

Por su parte, el rendimiento del bono del Gobierno australiano a diez años ha realizado una caída espectacular, cayendo desde sus máximos de la semana pasada de 1,95% a alrededor de 1,64% con la ayuda del RBA, que duplicó sus compras de bonos programadas hoy en respuesta al repunte de los rendimientos.



finanzas.com