EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

CRISIS Y ELECCIÓN Sigue firme el 20% de indecisos y el oficialismo agradece la fragmentación opositora

 La crisis económica, sanitaria y política continúa erosionando al oficialismo pero la oposición no logra aglutinar parte de ese 20% de votantes indecisos.


Tras el Vacunatorio VIP, las encuestas. En los últimos días comenzaron a llegar los relevamientos de opinión pública sobre la repercusión que tuvo el Vacunatorio VIP en los consultados y cómo está la relación entre el electorado y el oficialismo.

En términos generales, la sociedad está informada sobre lo ocurrido y siente "bronca e indignación" por la discrecionalidad con la que el exministro de Salud, Ginés González García, repartió dosis.

Ahora bien, en el marco de la elección legislativa, la gran pregunta es cuánto podría esto afectar al oficialismo y beneficiar a la oposición.

La consultora Synopsis consultó entre el 23 y 25 febrero a 1.200 personas si "¿ud. evaluaría modificar ese voto al Frente de Todos por estas irregularidades en la entrega de las vacunas?"

De acuerdo a lo publicado por Clarín, el "núcleo duro", con 54,1% de las respuestas, contestó: "Voy a volver a votar al Frente de Todos".

En tanto, el "voto blando", con 19,5% que optó por "sí, evaluaría modificar mi voto por este episodio", más un 4,7% de "no sabe/no contesta".

Y los "desencantados", previos al escándalo, que sumaron 21,8% y respondieron: "Ya tenía decidido cambiar mi voto antes de este episodio".

El director de dicha consultora, Lucas Romero, analizó ese último estudio y la crisis económica y política en el marco de la agenda electoral: "Creo que sería interesante ver el tono del presidente y cómo aprovecha esta circunstancia para reinterpretar nuevamente el episodio del Vacunatorio VIP porque creo que puede ser muy costoso en términos reputacionales para el Gobierno y muy peligroso en términos electorales. La mayoría de los estudios que la politología ha venido haciendo para tratar de identificar las razones y las explicaciones del comportamiento electoral nos hablan que el plano emocional siempre termina prevaleciendo sobre el plano racional.

La respuesta del Gobierno es tan importante como el hecho en sí. La prioridad tiene que ser empatizar con el enojo ciudadano".

Al aire de Radio Milenium, el politólogo detalló que "en la primera parte del estudio le preguntamos qué sentimiento despertó este episodio y las 3 palabras más mencionadas fueron indignación, bronca y asco. El impacto fue transversal porque fueron las mismas palabras mencionadas por el electorado del Frente de Todos".

Y entonces, recomendó: "Primero, no hay que escatimar esfuerzos en transparentar el Plan de Vacunación y en mostrar toda la información necesaria para que la gente vuelva a confiar en que el plan está guiado por criterios de justicia, equidad.

El segundo punto es no manifestar enojo sino más con sus propios funcionarios. La reacción del presidente mostrando enojo con los medios, la Justicia y la oposición se vuelve lejana de empatizar e interpretar ese enojo de la gente.

Casi el 70% cree que fueron muchos más de los que informó el Gobierno".

Encuestas y relación electorado-oficialismo

Romero insistió en que "lo que venimos viendo en nuestros estudios de los últimos 3 o 4 meses se ha ido consolidando entre un 19% y 21% de lo que nosotros denominamos desencantados, que pertenecen a la base de los votantes que eligieron al Frente de Todos en 2019. Es gente a la que uno le pregunta qué haría si hoy fueran las elecciones y te responden que votarían a otra fuerza política.

Si descontamos los desencantados, estamos viendo que le queda un 45%. De ese 45%, un 35% responde que hoy no lo tiene decidido pero está esperando resultados para votar el Frente de Todos.

Tiene que aspirar a una recuperación económica para poder atravesar la barrera del 40%. Los oficialismos tienden a tener apoyos inferiores en las elecciones legislativas en relación a las ejecutivas; no suelen tener elecciones de medio término apabullantes. Sigue siendo aquella elección de Raúl Alfonsín del '85 la mejor elección de medio término de un oficialismo. Y recordemos que allí sacó el 43,6% de los votos.

Creo que el Gobierno tiene chances de hacer una buena elección legislativa pero necesitará no cometer errores como el del Vacunatorio VIP y que la economía dé respuestas porque seguramente las motivaciones electorales van a seguir siendo económicas".

A su vez, dijo que "la marcha de ayer (27/02) es una gran señal de advertencia para la oposición también, no vimos una marcha multitudinaria. Lo que necesita la oposición si quiere ganar las elecciones es tratar de lograr la mayor amplitud posible".

urgente24