EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tendencias 2021: más espacios abiertos, menos amenities y sectores comunes

La pandemia de coronavirus cambió los hábitos y obligó a repensar el espacio donde vivir. Mientras que años atrás, la tendencia pasaba por comprar o alquilar en edificios con gym, sauna, piscina y SUM; con la extensión de las medidas restrictivas y el distanciamiento social hoy se imponen las viviendas con balcones amplios, patios y terrazas.


“La pandemia generó en la gente el deseo de buscar un lugar más amplio y combinar en esa búsqueda tener comodidades que antes no estaban en la lista de prioridades, como que la unidad cuente con patio, balcón o terraza”, precisó Gabriel Brodsky, director de la firma Predial.


A diferencia de lo que sucedía hasta principios de 2020, donde los departamentos con una alta proporción de metros cuadrados al aire libre eran difíciles de vender, actualmente lograron posicionarse como los más buscados.


“Este nuevo panorama hizo que aquellos proyectos que estaban en etapa de diseño tuvieran que reformular sus espacios comunes”, enfatizó Brodsky, quien puso como ejemplo que en muchos edificios “se están incorporando espacios de coworking, pensados para el home office o eventualmente poder atender un cliente sin irse del edificio donde uno vive”.


Otros de las cuestiones que comenzaron a tener en cuenta los desarrolladores es la de incluir guardas para bicicletas, con el objetivo de facilitar la movilidad sustentable, y recurrir al aislamiento acústico de paredes porque “es algo que va a ser muy requerido en las nuevas modalidades de trabajo híbrido”, destacó Brodsky.


Asimismo, dentro de los departamentos en construcción hubo que repensar aquellos metros cuadrados descubiertos o semi cubiertos para sacarle mejor provecho incorporando parrillas en los balcones, sumando maceteros, plantas o simplemente agrandando el tamaño de dichos espacios para que entren juegos de jardín, reposeras o aparatos de gimnasia.


Si bien el valor metro cuadrado descendió en general por el contexto, desde Predial advierten que durante la cuarentena se observó un cambio de cómo se computan los espacios abiertos. “Previo a la pandemia, el valor m2 de una terraza/patio se calculaba a un tercio del valor de uno cubierto, y actualmente esa proporción escaló al 50%”, destacó Brodsky. Y si a esa terraza se le suman comodidades tales como jacuzzi, duchas, deck o parrilla, “su ponderación puede subir al 70% de un m2 cubierto” mientras que “los balcones muy grandes se computan al 100% si tienen vistas abiertas a lugares verdes o privilegiados”, indicó Brodsky.



Otra de las novedades que presenta el mercado inmobiliario es que antes solo se conseguían unidades con patios o terrazas en el primer piso o en los últimos, por el retiro de los balcones. “Hoy, la arquitectura de los edificios se piensa para ofrecer más opciones con estos espacios, por el aumento de la demanda de las mismas”, explicó Brodsky ya que “los amenities venían siendo estigmatizados por sus costos y ahora por el no uso”. 


A eso hay que sumarle que mucha gente está tomando la decisión de cambiar de barrio para privilegiar la adquisición de más m2, aunque sea en zonas periféricas al centro porteño, debido que pueden seguir realizando el trabajo de la oficina de manera remota.


El gran desafío es administrar dichos espacios en forma equitativa y organizada para garantizar el distanciamiento en una pandemia que aparenta durar más de lo esperado. “El tiempo dirá si es una modalidad que llegó para quedarse tal cual la estamos viendo ahora o tenderá a funcionar en forma mixta con la vuelta del trabajo presencial”, concluyó el director de Predial.