EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

RESUMEN SEMANAL: DEL 8 AL 12 DE FEBRERO

 La inflación del mes de enero volvió a ubicarse en el 4%, repitiendo el valor de diciembre. De esta manera, si bien la inflación acumulada en los últimos 12 meses se aproxima al 40%, al anualizar el ritmo de inflación de los últimos tres meses se proyecta un aumento de precios totales para el 2021 superior al 50%. Esta es hoy la principal preocupación del gobierno que, mirando las elecciones de medio término, necesita controlar la variación de precios como sea para lograr una recuperación de los salarios reales que mejore el ánimo de los consumidores y votantes. Los salarios crecieron un 33% nominal a lo largo del 2020, quedando por debajo del 36,1% de inflación general.

A la luz de estos datos se entiende el ataque al sector agropecuario de las últimas semanas, que incluyó advertencias sobre posibles aumentos de retenciones y cupos de exportación. Si bien en los últimos días la mesa de Enlace estuvo reunida con el Presidente y se llevó la promesa de que no habrá aumentos en los derechos de exportación, la palabra presidencial está bastante devaluada y si la dinámica de precios no logra ser apaciguada en las próximas semanas, no sería sorpresivo que se implementen este tipo de medidas sectoriales.

En la semana el INDEC volvió a reportar datos sobre la llegada de turistas internacionales al país, que siguen mostrando una crisis sin precedentes en el sector. En diciembre, los arribos aéreos cayeron 95% en relación al mismo mes de 2019 y el año 2020 cerró con una caída promedio del 77%. Mismos valores se observan para la salida de argentinos al resto del mundo, aunque a un nivel mayor y, por lo tanto, registrando cierto déficit turístico.

Con respecto al sector industrial, se registró un nuevo dato positivo, esta vez en relación a la utilización de la capacidad instalada. Comparando el mes de diciembre 2020 con el de 2019, se registró un aumento de 1,5 puntos porcentuales en la utilización de la capacidad. Los subsectores que mayor valores obtuvieron fueron las industrias metálicas básicas, la refinación de petróleo, y los productos minerales no metálicos (vinculados a la construcción).

Por último, en la semana obtuvo aprobación en el Congreso Nacional un proyecto que podría generar problemas en el futuro que hoy parecen no percibirse. La flamante ley de “Fortalecimiento de la Sostenibilidad de la Deuda” establece básicamente dos elementos. En primer lugar, que todo futuro programa de financiamiento con el FMI deberá ser aprobado por el Congreso de la Nación. En segundo lugar, que anualmente, en el debate presupuestario, el Congreso impondrá límites al endeudamiento en moneda y jurisdicción externa. Así, el Poder Ejecutivo no podrá a lo largo del año emitir más deuda en moneda y jurisdicción extranjera que la votada en el Congreso.

El primer punto dificulta, desde nuestro punto de vista, la velocidad que los programas con el Fondo deben tener ya que se implementan en momento de crisis económicas que demandan una respuesta casi inmediata para no agravar los problemas económicos. Un debate legislativo al respecto podría poner en jaque al poder ejecutivo que no cuente con las mayorías legislativas para aprobar la asistencia del FMI.

El segundo punto, consideramos que eleva el riesgo crediticio argentino ya que la aprobación de un monto muy bajo de emisión de deuda externa podría imposibilitar el roll-over de la deuda. Así, para los bonistas se suma un nuevo elemento a tener en cuenta en el análisis de probabilidad de cumplimiento por parte del Estado argentino.

De esta manera, contrariamente al título que se le ha puesto a la ley, parecería que lo que acaba de legislar el Congreso incrementa el riesgo argentino y, por lo tanto, debilita la sostenibilidad de su deuda pública.




invecq