EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

LAS 5 MÁS INFLUYENTES BCRA suspendió a exportadoras, arde la provincia mientras estalla la interna de la Bonaerense y, ¿chau Tapia?

 La Casa Rosada arranca este miércoles (10/02) con reuniones con sindicalistas encabezada por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, luego de que el presidente Alberto Fernández se manifestara muy preocupado por la suba de precios de alimentos. Mientras, el proyecto de Ganancias intenta generar la sensación de otro plus salarial en la clase media profesional, dando a entender que no habrá grandes aumentos durante el 2021 para no fogonear la inflación.


1. Miércoles de reuniones en la Rosada

Este miércoles (10/02) a las 11 arrancan las reuniones del Gabinete económico con sindicalistas.

Se trata de un sector con el que la Casa Rosada se siente cómoda, pero mañana (11/02) será el turno de dueños de empresas importantes.

La idea es coordinar esfuerzo para bajar de manera paulatina la inflación hasta llegar al 29% en todo 2021.

Según el diario Ámbito Financiero, será en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada con el timón del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto al elenco ministerial del rubro económico. 

El diario El Cronista Comercial detalló: En representación de los gremios estarán presentes: Héctor Daer, de la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad de Argentina (FATSA); Carlos Acuña, del Sindicato Obreros de Estaciones de Servicio, Garages y Playas de Estacionamiento (SOESGyPE); Andrés Rodríguez, de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN); Gerardo Martínez, de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (UOCRA); Armando Cavalieri, de la Federación Argentina deEmpleados de Comercio y Servicios (FAECYS);

También confirmaron su presencia: Antonio Caló, de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM); Jose Luis Lingeri, del Sindicato Gran Buenos Aires de Trabajadores de Obras Sanitarias (SGBATOS); Rodolfo Daer, del Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (STIA); Roberto Fernández, de la Unión Tranviarios Automotor (UTA); Víctor Santa María, del Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH); Sergio Romero, de la Unión Docentes Argentinos (UDA); Argentino Geneiro, de la La Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA); Sergio Palazzo, de la Asociación Bancaria; Hugo Moyano, del Sindicato de Choferes de Camiones; Ricardo Pignanelli, del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA); Edgardo Llano, de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA); Claudio Marín, de la Federación de Obreros y Empleados Telefónicos de la República Argentina (FOETRA); Yamile Socolovsky, Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) y Hugo Yasky, Secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

Y agregó: En tanto, desde las 15.30 será el turno de recibir a la Mesa de Enlace compuesta por la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Federación Agraria Argentina (FAA) y Sociedad Rural Argentina (SRA).

Muy interesante el adelanto de dicho medio sobre la reunión de mañana:

El jueves a las 11 serán los empresarios quienes se sienten a la mesa de diálogo que impulsa Fernández. Participarán: Luis Pagani, titular de Arcor; Luis Pérez Companc, de Molinos Río de la Plata; Jean Carlo Aubry, de Nestlé; Karla Schlieper, de Mondelez; Juan Garibaldi, de Danone; Miguel Acevedo, de Aceitera General Deheza; Teodoro Karagozian, de TN Platex; Mario Ravettino, de ABC; Joaquín de Grazia, de Granja Tres Arroyos; Claudio Drescher, de Jazmín Chebar; Alberto Álvarez Saavedra, de Gador; Hugo Sigman, de ELEA; Daniel Herrero, de Toyota; Laura Barnator, de Unilever; Gabriela Bardín, de Procter & Gamble; Carlos Blaquier, de Ledesma; Martín Ticinese, de Cervecería Quilmes. 

También estarán: Rubén Chernajowsky, de Newsan; Alfredo Coto, de COTO; Paolo Rocca, de Ternium; Everton Negresiolo, de Acindar; Javier Madanes Quintanilla, de Aluar; Sergio Faifman, de Loma Negra; Guillermo Mausel, de Solvay Indupa; Diego Ordoñez, de DOW Química / PBB Polisur; Humberto Cattorini, de Rigolleau; Javier Quel, de Tetrapak; Sergio Affronti, de YPF; Pablo Ruival, de Arauco; Christophe Dumont, de Monsanto / Bayer; Diego Pino, de Transclor; Martín Castro, de Bridgestone e Iván Szczech, de Camarco.

Por el gobierno estarán presentes, el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Martín Guzmán; el Presidente del BCRA, Miguel Pesce; el ministro de Producción, Matías Kulfas; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco.

2. 10 vacunas en marzo

"Un asesor del Gobierno estimó que para marzo habrá 10 tipos de vacunas disponibles". Nos quedamos en El Cronista porque ese título es muy importante para la etapa que viene.

Dicho diario destacó que el presidente de la Sociedad Argentina de Emergencias (SAE), Gonzalo Camargo, informó el último martes que en marzo habrá en el país aproximadamente unos 10 tipos de vacunas distintas contra el coronavirus.

"Para marzo vamos a tener más o menos 10 tipos de vacunas diferentes", aseguró el médico emergentólogo, que forma parte del comité de asesores de Alberto Fernández, en declaraciones radiales.

El experto resaltó que "toda nueva vacuna nueva que ingresa al país es una buena noticia. Es bueno tener la mayor cantidad de vacunas". Y en esa línea, enfatizó: "Es bueno que tengamos vacunas de todo tipo. Eso nos tiene que traer tranquilidad".

En otro tramo de la entrevista, el presidente de la SAE advirtió que "las camas de terapia intensiva siguen con alta ocupación", por lo que remarcó la importancia de seguir las recomendaciones para prevenir los contagios por Covid-19.

3. El BCRA contra exportadoras

Clave los tuits del influyente periodista para la economía rural, Matías Longoni:

"El Banco Central informó a la ex ONCCA, como ya sucedió con la cereales Díaz&Forti, que la empresa ACB (Alimentos Coronel Baigorria) tenía divisas pendientes de liquidar por 15 millones de dólares, equivalentes a 75% de sus exportaciones. Fue suspendida de inmediato del RUCA.

La empresa alimenticia suspendida del RUCA a pedido del BCRA está ubicada en la zona de Río Cuarto y se dedica a la molienda y elaboración de alimentos balanceados. Se le reclaman las divisas por cerca de 200 operaciones de comercio exterior.

El caso de ACB continua la saga iniciada por Díaz&Forti, a la que se le reclamaban cerca de 400 millones en liquidaciones por sus operaciones desde la planta de Vicentin. Esa empresa, según fuentes del BCRA, todavía no regularizó esa situación y continua suspendida del RUCA".

4. ¿Chau Tapia?

Es conocida la tensión que existe entre el camionero Hugo Moyano y su exyerno Claudio 'Chiqui' Tapia, a quien se lo vincula con La 12 y las barras del ascenso.

También es conocida la excelente relación entre el presidente Alberto Fernández y Moyano.

En el oficialismo molesto el sorpresivo petitorio de la AFA para que vuelva el 33% del público a las canchas, al menos, a partir de abril.

Ahora, un interesante tuit del periodista Marcelo Bonelli planteó la posiblidad de darle salida a Tapia, quien también es odiado por los directivos de Disney en América latina, debido a la desprolijidad en los contratos con Fox Sports/Espn:

 

 

5. Luego de la separación de 400 efectivos, estalló la interna en la Bonaerense

Sigue en pie la protesta en varios puntos de la Provincia prevista para mañana (11/02). A su vez, hay quienes insisten que se adelantó para este miércoles.

El jefe de Gabinete de Ministros de la Provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, en diálogo con Página 12, lanzó: "Un grupo de efectivos policiales se corrieron de la ley y hay que darles la sanción que corresponde, y si esa sanción es la desafectación hay que desafectarlos. No se puede andar especulando con esta situación".

"La principal diferencia con la protesta del año pasado es que, la vez pasada, había un contenido material que permitía entender el malestar policial. Obviamente las formas no fueron las adecuadas y por eso se tomó la decisión de desafectar a 450 efectivos, pero había un reclamo material genuino. Esta vez no. Hoy no hay contenido para que se desarrolle ningún tipo de protesta: el año pasado se aumentaron los salarios luego de cuatro años de caída del salario real, se los igualó a los de la Policía Federal, se llevó a cabo un proceso de incorporación de vehículos, tecnología, mejoras en la comisaría, de aumento en la capacidad del sistema penitenciario bonaerense como pocas veces se vio en la historia. Hoy no hay contenido material que pueda explicar el malestar policial. Por otro lado, en este momento se está trabajando en las paritarias con el resto de los trabajadores y trabajadoras del Estado provincial, que son el paso previo para hacer extensiva esa paritaria a los efectivos policiales. Todo está en su curso", dijo el funcionario de Kicillof.

Pero más interesante fue el título de Clarín: El Fino vs. Manotas, la pelea secreta de los jefes de la Bonaerense.

El columnista Héctor Gambini brindó una verdadera radiografía de la cúpula de la Bonaerense.

Gambini explicó que "Daniel García es El Fino. Jorge Figini es Manotas. García y Figini son los comisarios generales que conducen a la Policía Bonaerense. García es el jefe de la fuerza. Figini, su segundo. Aunque es un "secreto" de gestión para afuera, adentro todos lo saben: no hay entre ellos sintonía y fluidez, como podría esperarse, sino discordia y desconfianza.

El problema es que son el vértice de la pirámide de seguridad más grande de la Argentina, con 90.000 hombres que, debajo suyo, se encolumnan detrás de jefes que siguen a uno o al otro, en una grieta que desorienta a la tropa, más pendiente de los crujidos internos que del delito creciente en la calle".

En este sentido, continúa una de las columnas más importantes para entender qué es lo que verdaderamente pasa en la fuerza provincial: “Es un problema… el jefe principal de este distrito es de García y el jefe de Patrullas, de Figini. Uno acaba de ascender y el otro no, y el recelo recíproco no es lo más estimulante para concentrarse en el trabajo”, cuenta un intendente del Sur del conurbano preocupado por la interna justo en medio de una ola de inseguridad. No es el único.

Además de los reclamos salariales y “de supervivencia” como chalecos antibalas en condiciones, municiones y más cursos de capacitación, lo que alimenta la disconformidad de los policías bonaerenses que están llamando a otro paro policial para este jueves es la disparidad entre los recientes ascensos, que se conocieron a fines de enero.

Allí, aseguran desde ambos bandos, la gente de Figini, el número dos, fue más beneficiada que la de García, el número uno.

Entre quienes figuran en las listas de ascendidos hay casos que agitan los rebeldes para fogonear el paro de este jueves, como el de un comisario mayor que había sido procesado por proteger prostíbulos.

García era el segundo jefe de la fuerza durante el mandato de María Eugenia Vidal y su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo.

Cuando asumió Kicillof, renunció el jefe de Vidal, Fabián Perroni, y García quedó como el sucesor natural. Berni lo puso a prueba un par de meses y luego lo confirmó como número uno.

Pero durante aquella "transición" Figini se le plantó a García como firme competidor, con un fuerte aval del ex jefe Hugo Matzkin, de quien Figini fue secretario y hombre de confianza.

Matzkin fue el poderoso jefe de Policía de Daniel Scioli y su candidato para dirigir la SIDE, si el ahora embajador en Brasil le hubiese ganado a Macri en 2015.

El ministro de Seguridad que apadrinó a Matzkin -y que incluso lo llevó a trabajar a su municipio cuando ambos dejaron la gestión por el triunfo de Cambiemos- fue el histórico intendente de Ezeiza, Alejandro Granados.

Figini está formado en las áreas “de escritorio” de la Policía, más volcado a la investigación y a las tareas de instrucción de los agentes. Quienes lo conocen dicen que tiene un trato de caballero -es abogado-, y que es bueno en lo suyo.

García es un comisario hecho “en la calle”. Estuvo en comisarías de Morón, Merlo y San Martín, y desde allí fue cimentando un fuerte apoyo en el Oeste del conurbano, incluyendo a la gigantesca La Matanza.

Varios intendentes que le elogian el perfil profesional remarcan que a él tampoco le faltan contactos políticos de peso.

Su hermano es gerente y mano derecha de Alberto Pierri, el empresario dueño de Canal 26 que fue el poderoso presidente de la Cámara de Diputados en los años de Menem. La Matanza es, además, el terruño de la vicegobernadora Verónica Magario.

Con esos avales, la pulseada por el número uno la ganó García, apodado El Fino por su capacidad para andar por el barro sin embarrarse. Literal y metafórico.

Pero Figini mantiene alto su poder de fuego interno. Su apodo de Manotas -el nombre de un dibujo animado que es un pulpo- es despectivo: se lo pusieron los enemigos que lo ubican siempre cerca de las cajas policiales (..).

(...) Si no es en actos públicos o delante de las autoridades del Ministerio o la Gobernación, García y Figini no se hablan.

El ministro Berni tolera la interna, aunque no está muy claro por qué. ¿Es una imposición de la política?

“Los dos saben que están a un tiro de lapicera mío”, dice Berni sobre las diferencias entre los jefes.

Pero la Bonaerense está partida, los policías preparan una nueva rebelión, los robos violentos vuelven a ser tragedia cotidiana y la lapicera de Berni no dispara.

El gobernador Kicillof deja hacer y fuentes de los municipios aseguran que el equilibrio político entre "el uno y el dos", con sus respaldos de distintas vertientes del peronismo histórico del conurbano, ha pesado más que la mala relación entre ellos.

Pero la situación pasa de castaño a oscuro.

Si Berni se queda en su puesto, es difícil que pueda seguir sin ordenar un frente interno que lo lleva a un probable segundo paro policial en menos de seis meses, un hecho inédito que lo arrastraría a él mismo a la cornisa.

Por eso aceleró los sumarios dormidos y anunció la separación de 400 policías por el paro anterior apenas 48 horas antes de la fecha del nuevo paro, anunciado para este jueves".

Y otro dato clave en el cierre: Berni se quiere ir. Urgente24 pudo saber que ser candidato a diputado podría ser la excusa perfecta. Lo cierto es que el exsecretario de Seguridad K sabe que "el sistema está podrido y no lo va a cambiar una sola persona".

Remata Gambini: "Si Berni se va -como él quiere y no puede hasta que Cristina Kirchner se lo permita-, su sucesor debería asumir con un matafuegos bajo el brazo".




urgente24