EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

LA INFLACIÓN Si Cablevisión es el lobo feroz, ¿cómo llamar a YPF?

 La inflación se está complicando día a día sin que la Administración Fernández reaccione en forma eficiente.

Es un dato muy sugestivo que el Instituto Patria considere que Telecom / Cablevisión y Grupo Clarín resultan "el lobo feroz", según tituló el semanario digital El Cohete a la Luna. No es la única manifestación contraria al conglomerado empresarial que ha irrumpido desde el Mundo K, para alivio del Grupo Techint que, al menos por un tiempo, no es el más malo de los malos. Los creativos de Pepe Albistur armaron sobre las huestes de Héctor Magnetto un video que circula por cadenas de WhatsApp, Facebook y Twitter.


En esas empresas trabajan argentinos que, de no encontrar ocupación en "el lobo feroz" se sumarían a los millones de desocupados y desempleados que padece la Argentina, y subsisten gracias a la asistencia social que pagan los contribuyentes, desde antes de la pandemia pero que han agravado las consecuencias del covid-19.

El Instituto Patria se ha convencido que la elección 2021 no es contra Juntos por el Cambio sino contra algunos medios de comunicación, en especial el llamado 'universo Clarín', que tanto perturba al Frente de Todos porque lo responsabiliza por las derrotas electorales de 2015 y 2017.

El peronismo ha resultado siempre muy creativo para inventar regulaciones con las que intenta mantener a raya, sin mucha suerte, a la inflación que acostumbra provocar. (La excepción fue Carlos Menem, obvio, aunque la 'progresía' no lo reivindica. Es gente con las neuronas estalladas y por eso admira a Cuba y Venezuela mientras chatean con su iPhone y miran Netflix).

Esta frase describe el sentimiento en el oficialismo: "(...) El DNU 690/2020 fue uno de los caballitos de batalla de todo el establishment para cuestionar la capacidad reguladora del Estado nacional. (...)". Todo cuestionamiento al imperio regulador merece la pena capital, según los militantes K.

Sin embargo, es una obviedad que el comportamiento de los precios es, desde hace 1 año, una derrota permanente para Alberto Fernández y su ballet. Y es requetepreocupante que con tantos precios sometidos a cepos regulatorios, de todos modos la inflación huya más allá de los perímetros deseados.

Lo dicen todos en la COPAL, la central de empresarios de la alimentación: sólo los combustibles de YPF tienen el privilegio de conseguir aumentar todo lo que necesita, y que comparte con las otras petroleras. 

En el otro extremo, el desacople de las tarifas resulta un estrés permanente. Desde que tomó la decisión de irse de Edenor, por ejemplo, Marcelo Mindlin parece una década más joven. No es sencillo someterse a las conspiraciones y triquiñuelas que esconden los cuadros tarifarios, en un escenario de graves distorsiones en la estructura de precios relativos.

Los economistas del poder de turno -antes los M y ahora los K- odian que les recuerden ese problema que indica lo inexorable: un día habrá que ubicar a todos los patitos en línea y nadie querrá estar cerca aunque la gilada sigue cantando que el lobo no está.

Cristina Fernández de Kircher explicó el orden de batalla 2021, en aquel discurso en el estadio más caro de la Argentina -el de La Plata, costó una fortuna por sobre el presupuesto previsto, una de esas curiosidades que ofrece el Estado que tanto veneran los K-.

Ella dijo:

"(...) El otro desafío que vamos a tener, obviamente, va a ser la economía. Sergio decía que la economía va a crecer en el 2021. Pero ojo: yo no quiero que ese crecimiento se lo queden 3 o 4 vivos nada más. Y para esto me parece que hay que alinear salarios y jubilaciones, precios -sobre todo los de los alimentos- y tarifas. (...)".

Esto quiere decir que el crecimiento se lo debería quedar el Estado que gestiona el FdT para distribuirlo tal como les plazca a los funcionarios en el año electoral.

Una pregunta es: ¿y si Sergio Massa se equivocó, al igual que el resto del Gobierno, y la inflación impide ese crecimiento soñado?

En el FdT se considera una ventaja que muchos economistas vaticinaron el dólar a $200 y no sucedió el desastre, y otros, o quizás fueron los mismos, dijeron que habría una implosión antes de finalizar 2020 pero ya estamos en el 2021. Es cierto que la maldición no ocurrió, culpa de economistas que pusieron a su voluntad por delante del análisis objetivo. Sin embargo, no hay nada para festejar. La coyuntura es harto complicada.

¿Será que, en ese contexto y con afán distractivo, el FdT busca un choque con "el lobo feroz" quizás para no olvidar a Ernesto Laclau y su amigo/enemigo?

Es probable que Telecom / Cablevisión intentara oponerse a las decisiones gubernamentales. La web de Horacio Verbitsky lo relató así, con firma de Sebastián Premici:

"(...) El Ente Nacional de las Comunicaciones (ENACOM) había establecido que el aumento para los abonos de cable –luego de que caducara el congelamiento de precios del DNU– permitido para enero debía ser del 5%. Clarín-Telecom lo incrementó en un 20%. No era una cuestión de costos ni de pérdida de rentabilidad. Era prepotencia. Por caso, el año pasado Telecom distribuyó dividendos por 430 millones de dólares valor nominal en bonos con vencimientos en 2030 y 2035.

Ante el incremento del 20%, el Gobierno la intimó a devolver lo que facturó de más. Otras empresas también habían cobrado por encima del 5% autorizado –como Telecentro– pero avanzaron en la devolución. Clarín-Telecom no. Pretendían escudarse en la inminencia de una medida cautelar que congelase no sólo la regulación de precios sino que volteara la definición de “servicios esenciales y estratégicos”, como así también la creación del Plan Básico Universal. (...)".

No obstante, es interesante preguntarse ¿por qué motivo Telecom / Cablevisión es más "lobo feroz" que YPF?

O ¿por qué motivo los aumentos de YPF son positivos y los otros aumentos son negativos?

Todo argumento será refutable. El grave problema es la inflación.

Luego, el Estado la interpreta tal como le apetece. E intenta elaborar el discurso que le resulta más conveniente. Pero la realidad se encuentra expuesta ante todos, aún cuando se luzcan las anteojeras del Patria.

En el Gobierno tendrán que hacer algo al respecto, cuanto antes. La impericia notable de la oposición -Juntos por el Cambio resulta poco confiable porque cuando tuvo la oportunidad, erró el penal- no explica el encarecimiento de los alimentos. Y eso que Paula Español no autoriza montones de pedidos de aumento de precios de la industria alimentaria....

En verdad, febrero y marzo serán meses decisivos.

Si Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner no obtienen logros sensibles en la economía, otros gobernadores se sumarán al desdoblamiento de los comicios en sus territorios, y eso debilitará a la conducción del Estado Nacional.

No habrá que esperar a las elecciones para conocer la opinión de los electores / consumidores / contribuyentes / usuarios / ciudadanos. No debería apresurarse tanto el Patria en definir quién es el "lobo feroz".




urgente24