EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Este jueves, Guzmán se juega el resto del año

 

 El G20 podría darle curso a una ampliación de recursos del FMI, que lo aprobaría el 9 de abril en su reunión de gobernadores.


Los ministros de Economía y presidentes de bancos centrales de los países que conforman el G20 podrían dar el visto bueno a una inyección del equivalente a medio billón de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI) en la reunión virtual que tendrán el 25 y 26 de febrero próximos.

La decisión representaría una muy buena noticia para el ministro de Economía, Martín Guzmán, ya que de concretarse la Argentina pasaría a contar con recursos adicionales para hacerle frente a los vencimientos de 2021, estimados en 9.571 millones de dólares.

Pero si no se aprueba esa emisión de Derechos Especiales de Giro (DEGs, unidad de cuenta utilizada por el Fondo), la situación podría complicarse y la Argentina correría el riesgo de entrar en mora con los países que integran el Club de París, según la evaluación de la consultora Quantum.

La asunción de Joe Biden a la Presidencia de Estados Unidos “revitalizó la agenda multilateral y, con ello, volvió a hablarse del proyecto de aumentar el poder de fuego del FMI”, destacó al respecto la consultora dirigida por el ex secretario de Finanzas, Daniel Marx.

La entidad estimó que ese mayor “poder de fuego” sería de cerca de 350 mil millones de DEGs (integrada por el dólar, el euro, el yen, la libra esterlina y, desde 2016, el yuan) que equivale a unos 500.000 millones de dólares, “el 50% de la capacidad de asistencia actual del FMI”.

quantum copy

“La probabilidad de que ello ocurra no es menor”, remarcó Quantum y precisó al respecto dos fechas clave: el 25 de febrero, con la reunión del G20, ámbito de discusión natural de este tipo de iniciativas, y el 9 de abril, cuando se realice la reunión de gobernadores (ministros de Economía) en la Asamblea de Primavera del FMI, de la que Guzmán formará parte.

El encuentro del G20 se llevará a cabo de manera virtual, en medio de las restricciones de movilidad marcadas por la pandemia de coronavirus, aunque a lo largo del año se realizarán otras reuniones del grupo en distintas ciudades de Italia, país que ejerce la Presidencia Pro Tempore.

Si prospera la iniciativa de emisión adicional de DEGs, “tendría un fuerte impacto en Argentina, porque contaría con más recursos para afrontar los próximos vencimientos de deuda con el FMI que suman el equivalente a US$ 4.800 millones entre marzo y diciembre de 2021”, indicó.

Eso le permitiría al país no tener que usar reservas líquidas: “en alguna medida, es como conseguir divisas -con ciertas particularidades- sin adquirirlas en el mercado oficial de cambios y sin haber logrado un acuerdo con el FMI”, destacó la consultora, más allá de reconocer que “los desequilibrios permanecerían, con riesgo de profundización”. 

Los nuevos recursos de los que dispondría el Fondo se repartirían entre sus miembros en proporción a sus respectivas cuotas, que en el caso de la Argentina es el 0,7% del total.

quantum1

En consecuencia, el país se vería beneficiado con un aporte contable de DEGs equivalente a 3.300 millones de dólares, más del doble de los 1.400 millones que hoy tiene computados en las reservas.

Si bien esos recursos no son considerados reservas líquidas, pueden ser utilizados para pagar servicios de deuda con el FMI (intereses y amortizaciones de capital) y también pueden cambiarse voluntariamente contra dólares u otras monedas de libre circulación con otros países, que a su vez los podrían utilizar para cancelar sus propias obligaciones con el FMI.

Por otra parte, en mayo la Argentina enfrenta vencimientos de deuda con el Club de París por 2.500 millones de dólares, aunque en este caso la negociación para el pago tendría que ser país por país.

Pero si la decisión del G20 y la Asamblea de Gobernadores del FMI es contraria a la emisión de DEGs, el panorama para Guzmán se complicaría, ya que debería valerse de las reservas líquidas del Banco Central para el pago al FMI y a los países del Club de París.

“Esto quiere decir que sin esos recursos y sin un acuerdo con el FMI es muy probable que Argentina entre en mora por lo menos con el Club de París”, advirtió Quantum.

Entre esos dos extremos, la aprobación o no de una emisión adicional de DEGs, podría jugarse la suerte de Guzmán y el programa financiero del Ministerio de Economía para 2021 y los años venideros.

Escrito por Noticias Argentinas