EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Senado sancionó la ley para impulsar planes de vivienda con fondos de un blanqueo

 Cambiemos la apoyó en general pero algunos senadores rechazaron el título que permite utilizar fondos no declarados.


El Senado sancionó este miércoles la ley para promover planes de vivienda mediante exenciones impositivas y la posibilidad de utilizar para esos fines fondos no declarados, práctica conocida como "un blanqueo. Cambiemos apoyó en general pero una parte de negó a apoyar ese título, con el que el Gobierno confía en invertir 4000 millones de dólares. 

El proyecto fue enviado por el ministro de Hacienda Martín Guzmán en diciembre y cuando se aprobó en diputados tuvo algunas incorporaciones, como la posibilidad de reactivar obras públicas no concluidas por otros gobiernos.

El principal incentivo será impositivo con la exención del pago del impuesto a los Bienes Personales por dos años a los activos financieros que se apliquen a nuevas construcciones. Y se establece la posibilidad de computar como pago a cuenta de ese impuesto el equivalente al 1% del valor de las inversiones realizadas en el marco de la ley.

También se permite adecuar al momento de pago de los tributos sobre las transacciones inmobiliarias al momento de producirse la inversión y con la evolución en términos reales. Y hay un diferimiento del pago de estos impuestos sobre la base imponible si se destinan a inversiones inmobiliarias.El Gobierno intenta blanquear más de 4 mil millones de dólares para construir viviendas 

Pero el aspecto más polémico es el título 2, que habilita a financiar planes de vivienda con fondos no declarados. El Gobierno calcula que hay 220 mil millones de dólares de argentinos por fuera del sistema y se conforma con que el 1 o 2% sean usados para estos fines. 

Tendrán un plazo de 120 días después de la promulgación de la ley y la única sanción una alícuota del 5% para los ingresados los primeros 60 días de entrada en vigencia de la ley, el 10% a los que se anotan los 30 días siguientes y 20% los  que se inscriban al final.  

En Cambiemos no hubo acuerdo sobre este tema y una parte votó en contra a mano alzada. "La presión tributaria que hay en Argentina es insostenible. En un año han aumento 13 impuestos. Se necesita oxígeno para las empresas", sostuvo la radical Silvia Elías de Pérez y consideró que "no hay sector que sea más dinamizador de la economía que la construcción". 

Martín Lousteau no opinó todo igual: además de anticipar su rechazo al blanqueo, sostuvo que la construcción es un sector que ya está en los mismos niveles que antes de la pandemia. "Lo que influyó es la presión del gremio y de las empresas", interpretó. 

"Este proyecto permitirá que incontables familias argentinas recuperen su sustento económico, más la posibilidad de acceder a una vivienda en el marco de esta pandemia. No es un blanqueo típico, porque está destinado exclusivamente a la construcción de viviendas, lo que sin dudas va a provocar un impulso muy fuerte a la economía", diferenció Carlos Caserio, del oficialismo. 

Y destacó que el impuesto que se crea a los blanqueadores será coparticipable, "lo que hace a un recurso muy significativo para las provincias, que también están en situación agravada por la pandemia".

El oficialista Oscar Parrilli lo diferenció del blanqueo de 2016 en el que, recordó, Macri "recaudó 10 mil millones de dólares de los 126 mil millones de dólares que se blanquearon y que eran contribuyentes que no nos habían pagado a nosotros", los identificó.

"Blanqueos hubo muchos, pero el de 2016 funcionó porque se hicieron otras cosas bien. Se recaudaron 100 mil millones de dólares, pero fueron destinados a algo noble e indispensable que se haga, como era la Reparación Histórica a los jubilados", le respondió Elías de Pérez.