EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"Adiós" hoteles: con "caídos" en Sheraton y Howard Johnson, sigue el desastre y su promedio de cierres duplica a otros sectores

 Con un nivel de actividad promedio del 10% respecto del verano anterior, el segmento atraviesa una de las peores crisis en su historia. Detalles del "crac"


La instancia de desastre que atraviesa la hotelería en tiempos de Covid-19 parece no dejar de agravarse. A muy poco de que iProfesional expusiera que sólo en Capital Federal se encuentran a la venta casi 190 alojamientos vía sitios como Argenprop, ahora se conoció que el Howard Johnson de Rosario también busca comprador para su fondo de comercio. Y, al igual que en el escenario porteño, la oferta se difunde mediante plataformas online y bajo un precio inicial de 3,8 millones de dólares.

Si bien el hotel continúa operativo, lo cierto es que los intentos por encontrar un nuevo dueño se irán profundizando con el correr de las semanas. Además de su status de 4 estrellas, el emprendimiento tiene como atractivo una ubicación que lo sitúa a escasas cuadras del Monumento a la Bandera y la costanera del río Paraná.

Este movimiento expone las dificultades que atraviesa el sector en general y Howard Johnson en particular, que ya el año pasado bajó las persianas de su alojamiento en la zona costera de Ramallo, provincia de Buenos Aires.

A mediados de junio del año pasado, los titulares del hotel en esa ciudad informaron al intendente local que la cuarentena había hecho inviable la continuidad del emprendimiento. Y avanzaron con un cierre que redundó en una pérdida de empleo para 22 familias.

Un mes más tarde, otro alojamiento Howard Johnson que bordeó el cierre fue el instalado en la autopista Rosario-Córdoba, a la altura de Funes. En este momento, los titulares de la franquicia en cuestión alertaron sobre la falta de espalda financiera para sostener el día a día del hotel. La solución en la que cayeron sus propietarios es la salida que hoy ahoga a todo el sector, además de la falta de actividad: el endeudamiento.

En esa zona del país, como ocurre en Buenos Aires, la baja de persianas es condición dominante en el sector. Así, y según pudo saber iProfesionalel Majestic, un alojamiento mansión que por su belleza arquitectónica resultó declarado, en 2006, Patrimonio Histórico de Rosario, también se encuentra a la venta desde hace algunas semanas.

A la par, en Córdoba sigue adelante el proceso de cierre del Sheraton local con un proceso de retiros voluntarios en marcha y la búsqueda de un inversor para el traspaso de la marca. El alojamiento empleaba a 95 personas de forma directa casi 50 en modalidad indirecta.

Quinto Centenario, a cargo del hotel, viene ofreciendo indemnizaciones que no superan el 65 por ciento de los montos que corresponden, pagos en cuotas de esos mismos montos y también bajo la opción del cheque. En tanto el emprendimiento se encuentra cerrado desde marzo, la firma mencionada tampoco abonó los respectivos aguinaldos.

Córdoba viene de perder a uno de los principales alojamientos de la cadena Amérian, que acaba de cerrar de forma definitiva por variables como la desaparición del turismo y la falta de auxilio oficial.

"Fue inviable sostener las operaciones por la baja demanda, la falta de ingreso en los últimos 11 meses, y la ausencia de ayuda estatal para soportar esta crisis", informó Roberto Amengual, titular de la compañía. El Amérian ahora fuera de funcionamiento contaba con 116 habitaciones. Para compensar costos requería de una ocupación promedio del 60 por ciento. Tras la salida de la cuarentena nunca alcanzó el 40.

La desaparición del turismo y la nula ayuda estatal
La desaparición del turismo, el elevado endeudamiento, y la nula ayuda estatal mantienen en terapia intensiva a todo el sector.

Caída libre

Según organizaciones del rubro hotelero como la federación FEHGRA, la situación del sector es peor que la que enfrenta el resto de las actividades económicas. De acuerdo a un relevamiento al que accedió iProfesional, la mayoría de los propietarios de alojamientos "espera tener un 10 por ciento de nivel de actividad en la temporada estival 2021, comparada con el verano de 2020".

"El 75 por ciento del sector prevé volver al nivel de actividad pre pandemia dentro de un año o después", indica el informe. "Las estadísticas de la AFIP dan cuenta de que la tasa de desaparición de empresas del sector hotelero y gastronómico es del doble que en el promedio de la economía", añade.

Siempre según FEHGRA, "las estadísticas del INDEC correspondientes al segundo trimestre del año indican que el sector hotelero y gastronómico es el que mayor destrucción de puestos de trabajo ha registrado en toda la economía".

"La realidad se asemeja al escenario más pesimista que esperaba el sector al inicio de la crisis sanitaria y la cuarentena. Todos los datos, aportados por el propio Estado Nacional, exponen que la situación del sector es de extrema gravedad, de magnitudes históricas y muchísimo más grave que en el resto de la economía", concluye el relevamiento.

El sector hotelero considera que la actividad recién comenzará a recuperarse en un año o dos.
El sector hotelero considera que la actividad recién comenzará a recuperarse en un año o dos.

Escenario porteño

En diálogo reciente con iProfesional, y a tono con el contexto palabras, Ariel Amoroso, titular de la AHRCC -asociación que integra a hoteles, restaurantes, bares y confiterías en Buenos Aires-, también expuso el escenario dramático en el que están inmersos los hoteles porteños.

"Los (hoteles) que están abiertos, no lo están en su totalidad, sino que tienen en funcionamiento un piso, a lo sumo dos. Previo a la pandemia la Ciudad contaba con 1.100 hoteles. Hoy los que están nuevamente funcionando no llegan al 7 por ciento de la oferta total de Buenos Aires", expuso a fines de diciembre.

"Prácticamente no hay fuentes de demanda. Pueden llegar a recibir a algún turista fortuito. Hoy del exterior sólo pueden venir personas de países limítrofes. Pero de Uruguay no están viniendo porque el país está cerrado. Tampoco llegan de Brasil o Chile. No hay circulación interna prácticamente, porque Buenos Aires está con teatros y cines cerrados, toda la parte cultura de la Ciudad que es uno de sus grandes atractivos no está funcionando", añadió.

Amoroso comentó que, en el ámbito de la hotelería, prevén que la actividad recién comenzaría a "normalizar" sus números a partir de 2022 o 2023.




iprofesional