EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

LAS 5 MÁS INFLUYENTES Alberto eliminará el cepo, guerra con Paraguay, Alerta FMI y Clarín en la pelea Máximo vs. PJ

 La agenda económica y política viene más cargada que nunca en un año en el que la pandemia seguirá marcando el ritmo del mundo y en Argentina se suma el año electoral, con todo lo que ello implica. Gran desafío para el oficialismo y la oposición por un electorado furioso por los precios.


1. Finalmente, la política cayó en su propia trampa. Tanto fogonear la inflación para saquear los bolsillos argentinos y así generar más recaudación para gasto público, ahora la Argentina camina por un delicado equilibrio mientras los electores/contribuyentes enfurecen por el precio de la carne, las frutas, las verduras, los impuestos, etcétera. Imposibilitado de seguir emitiendo dinero y tomar deuda, el Gobierno -no importa el color político, le hubiera pasado a otro lo mismo, lamentablemente- no logra recomponer la confianza en el peso.

Esa gran desconfianza obligó a imponer el cepo más duro de la historia argentina y a un control de precios que está teniendo poco efecto.

Sobre ese punto fue consultado el presidente Alberto Fernández en Chile por esos "empresarios poderosos" que según él están deseosos por invertir en el país.

De acuerdo a lo informado esta mañana por el diario El Cronista Comercial, prometió liberar el cepo y los controles de precios, pero con gradualismo.

Es que con una inflación proyectada del 50% para 2021 (o de 29% según el presupuesto), se hace muy difícil planificar. A su vez, si a eso se le suma el cepo más duro de la historia con una brecha cambiaria que permanentemente merodea el 100% y un equipo económico descoordinado sin un plan/norte a seguir, ¿quién va a ser tan imbécil como para traer dólares y pasarse a pesos para probar suerte?

Pero volviendo a la información del diario especializado en economía y finanzas, "pese a las hondas diferencias políticas e ideológicas que lo separan de Mauricio Macri, el presidente Alberto Fernández también prometió gradualismo a los empresarios que recurrieron a él para anticiparse a los movimientos de la política macroeconómica del Gobierno. Esta vez, la remake de esta muletilla cambiemista vino teñida de fútbol, por el empleo de la afamada frase del 'paso a paso' de Reinaldo 'Mostaza' Merlo, y tuvo como espectadores a un puñado de grandes inversores chilenos.

En su segundo día de visita a Chile, el presidente recibió en la embajada argentina en Santiago a una decena de figuras representantes de las principales gremiales empresarias del vecino país, y líderes de compañías con importantes inversiones en Argentina, como es el caso de Cencosud, la embotelladora CCU, y otras firmas pasteras, forestales, papeleras y del sector energético.

Según pudo reconstruir El Cronista por medio de varios participantes del encuentro celebrado en el patio de la residencia diplomática, Fernández trazó un crudo diagnóstico de la situación económica, en la que subrayó la 'herencia' del gobierno anterior y las medidas restrictivas que debieron acentuarse desde diciembre de 2019 y, particularmente, desde que se declaró la emergencia sanitaria por el coronavirus.

'Esperamos que las medidas de emergencia que en alguna forma afectan al mercado se puedan corregir, para permitirnos funcionar con menores restricciones y mayores libertades', detalló a este diario Juan Sutil, presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) y una de las voces más relevantes del empresariado trasandino"

Blablablá...

Sigamos.

2. Guerra contra el Paraguay

La diplomacia argentina y paraguaya entró en tensión en los últimos días por una medida muy fuerte que tomó la Casa Rosada: a partir de ahora, los barcos con bandera paraguaya deberán solicitar permisos especiales para transportar cargas argentinas.

Esto, en el vecino país fue leído como una respuesta directa a la política similar del vecino país para beneficiar a sus buques. Desde el Gobierno argentino aclararon que la última medida no afecta "en lo más mínimo la libre circulación por la hidrovía".

Ahora bien, desde Paraguay entienden que es "un tema extremadamente delicado".

Cómo es la medida

A través de la resolución 21/2021 publicada en el Boletín Oficial, el ministerio de Transporte de la Nación facultó a la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante a exigir a los buques y/o armadores paraguayos la tramitación de un permiso especial de carga que incluya: el puerto de origen y de destino; la cantidad de volumen y tipo de carga; las embarcaciones en las cuales se pretende transportar dicha carga; y toda otra información que se considere pertinente.

Además, la Subsecretaría de Puertos, Vías Navegables y Marina Mercante podrá consultar la existencia de disponibilidad de bodega de bandera argentina y/u operada por armadores argentinos para atender la carga requerida entre los puertos indicados en la solicitud de permiso especial de carga, mediante nota a las Cámaras Navieras nacionales. Una vez recibidas las respuestas, el organismo podrá autorizar la solicitud, siempre que no existan buques de bandera argentina y/o armadores argentinos en condiciones de realizar el transporte en cuestión.

Al respecto, el vicepresidente del Centro de Armadores fluviales Marítimos del Paraguay (CAFYM), Juan Carlos Muñoz, señaló que tras la reunión mantenida con el titular del gremio, Esteban Dos Santos; con el vicecanciller, Raúl Cano Ricciaardi; y el titular de la Marina Mercante, Patrico Ortega, se acordó pedir mediante el Ministerio de Relaciones Exteriores "el alcance de la disposición", considerando que "existen imprecisiones técnicas que podrían dar pie a medidas enfrentadas en tiempos pasados". Muñoz enfatizó que confía en la gestión que impulsará la Cancillería del país vecino.

Especialistas del sector entienden que "la medida va en el sentido correcto" pero también hace falta una reforma tributaria específicamente destinada a la hidrovía sobre la cual hay que trabajar a fondo.

El Gobierno de Alberto Fernández defiende su postura al considerar que se está garantizando trabajo argentino y recuperando parte del terreno perdido durante años.

3. FED y FMI preocupan

La Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), mantuvo las tasas cercanas a cero luego de 2 días completos de reuniones en las que se evaluó el desastre que dejó el presidente Donald Trump, quien entre pandemia y agenda electoral empapeló de verde todo el país.

"El ritmo de la recuperación de la actividad económica y el empleo se ha moderado en los últimos meses, y la debilidad se ha concentrado en los sectores más afectados por la pandemia", dijo la Fed en su comunicado de política monetaria, bajo las órdenes de Jerome Powell, quien a su vez habló de perspectivas económicas “altamente inciertas” en Estados Unidos en el contexto de la pandemia.

Esto generó mucha preocupación en Wall Street, que cerró con fuertes pérdidas.

En Nueva York el industrial Dow Jones retrocedió un 2,05% mientras que el selectivo S&P 500 cayó un 2,57%. Por su parte, el índice compuesto Nasdaq, en el que cotizan las principales tecnológicas, tuvo un retroceso el 2,61%.

Por su parte, los principales índices europeos también cayeron en torno al 1%. El FTSE 100 británico retrocedió un 1,3%, el Dax alemáun un 1,81% y el CAC 40 francés un 1,16%.

A eso se sumó lo que dijo Tobias Adrian, jefe del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital del FMI: “Los riesgos para la estabilidad financiera han estado bajo control hasta ahora, pero no podemos darlo por sentado”.

En pleno desarrollo del Foro de Davos, el organismo multilateral de créditos advirtió en su informe sobre Estabilidad Financiera Global que "con los inversores apostando que se mantendrán las políticas de apoyo y un exceso de confianza filtrándose en los mercados por el nuevo aumento de las valoraciones de activos, las autoridades económicas también deben estar preparadas para hacer frente a los riesgos de corrección de los mercados".

El FMI también advirtió que existe una "excepcional incertidumbre" sobre estos pronósticos. La entidad advirtió que "los mercados financieros han mirado más allá del rebrote mundial de casos de COVID-19".

4. Rebelión tributaria

El diario La Nación se hizo eco de un interesante proceso de rebelión fiscal que están encarando abogados y contadores.

El diario centenario informó que "pasado mañana vence una obligación que generó polémica entre contadores y abogados: se trata del régimen de información de planificación fiscal, que les solicita a las compañías y personas que revelen las estrategias que persiguen para pagar menos impuestos.

Sucede que contadores y abogados, los asesores fiscales, son sujetos obligados por esta resolución de la AFIP. De esa manera, deberían informar las planificaciones fiscales de sus clientes o bien ampararse en el secreto profesional para no hacerlo, algo que, según los especialistas, dejaría en evidencia que sus clientes tienen algo para esconder.

Los estudios de abogados y contadores comenzaron a enviar mensajes a sus clientes esta semana en los que les comunicaron que no van a cumplir con el vencimiento del 29 de enero próximo. De esa manera, se activa una rebelión coordinada a través de llamados entre colegas y reuniones con mayor o menor formalidad entre los grandes estudios del país. En extremo off the record, la decisión fue confirmada a este medio por varias (al menos una decena) firmas grandes del país".

Sobre el asunto, el diario Ámbito Financiero sumó: "AFIP desestimó reclamo administrativo contra la Planificación Fiscal. La respuesta a la queja del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Santa Cruz destaca que los regímenes informativos como el que implementó la AFIP constituyen una práctica extendida entre las administraciones tributarias de todo el mundo".

5. Clarín se metió de lleno en la interna peronista bonaerense

El diario opositor jugó fuerte con un título que pegó de lleno en el kirchnerismo: Por la resistencia de un sector, sigue frenado el desembarco de Máximo Kirchner en el PJ de la Provincia.

"Aunque pensada para ejecutarse de una, la jugada para lograr el desembarco de Máximo Kirchner en la presidencia del PJ de la Provincia sigue frenada. La intención original era que el jefe de La Cámpora quedara ahora en enero como nuevo jefe partidario. Después se habló de febrero y, luego, de mediados de marzo. Ahora, entre intendentes que avalan el arribo del hijo de Cristina Kirchner a la conducción del pejota provincial ya hablan de finales de marzo.

Detrás del atraso hay una pelea dentro del pejota que sigue sin serenarse. El vicepresidente partidario, el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, se resiste a abandonar el cargo. 'Yo no me corro ni renuncio', hizo saber a emisarios del camporismo.

Hay pocos antecedentes de dirigentes peronistas que quieran rivalizar con el kirchnerismo y hayan tenido éxito. El último fue Florencio Randazzo, en 2017, y le salió mal", arranca la columna del periodista Carlos Galván.

Luego, agregó: "Desafiante, a principios de mes Fernando Gray subió a sus redes sociales una foto de él, pala en mano, y un mensaje con doble sentido: 'Yo me planto'. Apuntaba a un plan de forestación en su partido, pero todos en el PJ entendieron que era una señal pública de resistencia a Máximo Kirchner.

Pasaron tres semanas de aquel posteo, pero en el kirchnerismo de la Provincia su mención aun provoca malestar. 'Cayó mal la foto. Genera fastidio. Una cosa era discutir entre nosotros puertas adentro y otra salir con ese mensaje. Fue hacerle el juego a la derecha', dijeron a Clarín del lado de los intendentes que juegan con Máximo Kirchner.

La alternativa que buscó La Cámpora para facilitar la llegada de su jefe a la presidencia del pejota fue que renunciaran los 48 consejeros del partido con mandato vigente. Con que dimitieran la mitad más uno del cuerpo, es decir 25, alcanzaba: la Carta Orgánica habilita el adelantamiento de la elección de autoridades en caso de acefalía.

Pero hasta este miércoles ninguno de los 48 miembros de la conducción partidaria presentó la renuncia. 'El tema es que no consiguen las renuncias', apuntaron en el ala del pejota que resiste a Máximo Kirchner.

En el sector de Gray observan que el camino de las dimisiones tampoco es tan sencillo.

'También deberán renunciar los 24 suplentes, que asumen en caso de renuncia de los titulares. Uno de los suplentes es, por ejemplo, Aníbal Regueiro, que ni loco renuncia', aseguran entre los que resisten el desembarco de La Cámpora. Regueiro fue intendente de Presidente Perón y, según dicen, atribuye haber perdido el municipio a una interna que le habilitaron desde el kirchnerismo".

En este contexto, sumó: "En el kirchnerismo admiten que los plazos no dan para que ya en marzo pueda asumir Máximo Kirchner como presidente. 'Lo de la interna sería un acto administrativo que quedaría para más adelante. Lo de marzo sería el hecho político', sostuvieron'.

Y agregaron: 'Ya se habló con todos y hasta Alberto (Fernández) está de acuerdo con que Máximo sea el presidente del partido. Hay voluntad casi unánime para que eso ocurra. Va a pasar, aunque se esté demorando'".

Continuará...



urgente24