EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

3 claves del «Gran reinicio» del Foro de Davos 2021

 MIENTRAS EL MUNDO trata de sobrellevar la crisis post-pandemia, el Foro de Davos ha concentrado en un evento completamente online a jefes de Estado y gobierno, CEOs de empresas, líderes de la sociedad civil, medios de comunicación globales y líderes juveniles de África, Asia, Europa, Medio Oriente, América Latina y América del Norte.

Por más de 50 años esta plataforma global ha abordado los temas más críticos al inicio de cada año. En el 2021 el encuentro se ha emplazado al entorno digital producto de la pandemia, pero tuvo una apertura formidable con el presidente de China, Xi Jinping, donde participaron unas 1500 personas para debatir sobre iniciativas de recuperación económica y propuestas para hacer frente al cambio climático. América Latina ha estado representada en la cita por el presidente argentino, Alberto Fernández.

Hace un año este foro dejaba a un lado la crisis sanitaria que apenas iniciaba en Wuhan, China, cuando todavía no se sabía que tendría un impacto global, para centrarse en el impacto medioambiental del planeta. Pese a la pandemia, los líderes no dejarán a un lado este tema.

En esta oportunidad la agenda de Davos ha mostrado interés en mejorar las relaciones entre el mundo occidental y el asiático. “Este año Asia pasará a representar más del 50% del PIB mundial y desde hace tiempo ya supone más del 50% de la población del mundo”, dijo Borge Brende, presidente del Foro Económico Mundial durante la presentación del evento días atrás.

Colaboración internacional para superar la crisis económica

Durante el 2020, China ha sido el único país que ha presentado un crecimiento económico positivo y anclándose más en la pandemia. De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) de China, el PIB de la nación creció en un 2,3% durante 2020.

El discurso del presidente chino Xi Jinping estuvo repleto de un llamado al multilateralismo como una solución a la crisis económica actual. «Construir pequeñas camarillas o comenzar una nueva Guerra Fría, rechazar, amenazar o intimidar a otros solo empujará al mundo a la división», dijo Xi.

Desde los problemas suscitados entre Estados Unidos y China, Xi aportaba al multilateralismo para restablecer los acuerdos comerciales y como una vía para solventar los problemas. «Debemos construir una economía mundial abierta, descartar los estándares, reglas y sistemas discriminatorios excluyentes, y eliminar las barreras al comercio, la inversión y los intercambios tecnológicos», resaltó.

Pero no fue el único en apoyar esta idea, de hecho Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, participó en una mesa redonda en el mismo foro de Davos, sobre los avances para un nuevo contrato social. Y en su participación habló de la necesidad de crear puestos de trabajo y abordar reformas duraderas para mejorar la competitividad de las economías y la cualificación de los trabajadores en áreas de gran demanda digital.

En la jornada también participó la presidenta del Banco Central Europeo, la francesa Christine Lagarde, en cuya participación expresó su confianza en que la economía se reabra a mitad del 2021, pero alertó de que podríamos encontrarnos con una «nueva economía».

 La fragilidad medioambiental

En el primer día del foro de Davos también participó Antonio Guterres, secretario general de la ONU, con un mensaje que además de abordar la crisis sanitaria y su impacto económico, habló de una fragilidad aún peor que tenemos en el planeta y es la medioambiental.

«Si hay una palabra que caracteriza al mundo actual, es fragilidad. Vemos fragilidad en la crisis del clima y la biodiversidad, esas son amenazas existenciales y están empeorando. Estamos librando una guerra contra la naturaleza, destruyendo nuestro sistema de soporte vital y la naturaleza está contraatacando», dijo Guterres en su mensaje.

La joven activista Greta Thunberg también hizo hincapié en este aspecto. «Entendemos que el mundo es muy complejo y que el cambio no ocurre de la noche a la mañana. Pero ahora ha tenido más de tres décadas de bla bla bla. ¿Cuántas más necesitas»?, dijo la joven en su mensaje dirigido a los líderes mundiales.

En su perfil de Twitter, dejó un discurso formidable, que es un despertar a la consciencia y un llamado a que los líderes aprovechen mucho mejor el tiempo que «no tenemos».

Respecto a la pandemia, el secretario general de la ONU se refirió también a las mutaciones del virus que han surgido, la crisis económica y las desigualdades entre las naciones que quedaron expuestas durante el brote.

«Ahora existe un peligro claro y real de que las mutaciones hagan que el virus sea más transmisible, más letal y más resistente a las vacunas existentes, y debemos actuar con rapidez (…) Más de dos millones de personas han muerto y estamos en la peor crisis económica en casi un siglo. Vemos esto en las desigualdades entre las personas y los países que se han puesto de relieve con la pandemia”, agregó.

El virus de la desigualdad

Así se tituló un informe de la confederación mundial de organizaciones no gubernamentales, Oxfam, «el virus de la desigualdad» en el que expone, entre otras cosas, cómo algunos de los principales multimillonarios del mundo vieron crecer sus fortunas en medio de la pandemia.

Al mismo tiempo, Oxfam señala que los pobres del mundo enfrentan un año de muchas dificultades y las naciones cuentan con menos ventanas para ofrecer programas de recuperación más justos.

“Hemos visto que los multimillonarios han recuperado sus pérdidas pandémicas en nueve meses, mientras que para los millones y miles de millones que viven en la pobreza, se necesitará más de una década, posiblemente 14 años, para que vuelvan a los niveles prepandémicos”, dijo Gabriela Bucher, directora ejecutiva de Oxfam Internacional.




revista mercado