EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cambian las prioridades de los propietarios: más inmuebles en venta y menos alquileres

Con los cambios introducidos en la Ley de Alquileres, que al extender un año más los contratos dificulta una posterior venta por los próximos tres años, y los decretos oficiales que impiden los aumentos y prohíben los desalojos por los próximos 60 días, se advierte una nueva tendencia: cada vez son más los que dejan de alquilar sus propiedades para ponerlas a la venta porque ya no les resulta rentable.


“Mucha gente está saliendo de ese negocio histórico, que consistía en comprar una propiedad para tener una jubilación a futuro porque está dejando una tasa anual en dólares de apenas el 2%”, explicó Gabriel Brodsky, director de la firma Predial.


Ante la falta de perspectiva de incremento en los valores de los alquileres en el corto y mediano plazo, muchos consideran que no es una opción redituable mantener ese capital inmovilizado y están optando por hacerse de liquidez. Actualmente, un inmueble que vale USD100.000 le genera al propietario un ingreso de apenas $30.000 por mes y esta situación no ayuda al que quiere vivir de un alquiler. 


Desde Predial insisten que el alquiler tradicional, como ingreso familiar, dejó de tener sentido económico ya que por ejemplo “con el alquiler de un departamento de 2 ambientes en Palermo apenas se puede pagar un jardín de infantes de doble escolaridad”. 


“Vender esos inmuebles y reinvertir en departamentos desde el pozo es una oportunidad única de financiarse en pesos a largo plazo y no estar preocupado por la variable del dólar de todos los meses. El propietario compra m2 a precios muy atractivos y se capitaliza apostando a generar spreads”, remarcó Brodsky. 


Las obras a largo plazo son las que se presentan más accesibles, con cuotas en pesos ajustadas por el índice de la Cámara Argentina de Construcción, incluso después de la posesión. “El anticipo mínimo arranca en USD25.000 y el resto en hasta 136 pagos, desde $80.000”, precisó Brodsky, cuya firma comercializa más de 40 edificios con entregas para fines de este año, 2021, 2022 y 2023.


Lo más conveniente es vender la unidad de pozo antes de escriturar para evitar todos los costos notariales y volver a reinvertir en ladrillos. “La tasa de retorno que produce la compra y venta de unidades en construcción supera ampliamente la de un alquiler y es por ellos que se ha convertido en una de las opciones preferidas”, explicó Brodsky.

Y para aquellos que no quieren migrar a otro tipo de activos y cambiar de barrio al comprar desde el pozo, desde Predial sugieren volcarse al alquiler temporario ahora que reabrieron las fronteras al turismo. “Esto permitiría un ingreso dolarizado y alquilando un departamento dos ambientes a menos de 20 dólares diarios ya harían un buen negocio”, detalló Brodsky, quién aconsejó aprovechar las excelentes oportunidades vigentes en su firma para tener un ingreso en dólares y una potencial apreciación del inmueble.