EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Una pérdida global de US$ 118.000 millones para las áreas

 Las compañías aéreas del mundo sufrirán una pérdida global de US$ 118.000 millones en 2020.

Será como consecuencia de las restricciones dispuestas en el mundo por la pandemia de coronavirus.

Así lo informó la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

En 2021, en base a las mismas proyecciones, las pérdidas rondarán los US$ 38.700 millones.

Los representantes de las aerolíneas señalaron que los factores de rendimiento en 2021 mostrarán mejoras respecto a lo que fue el 2020.

También que esperan que eso se comience a ver a partir de la segunda mitad del próximo año.

De la misma manera, se estima que la reducción de costos agresiva se combine con una mayor demanda durante 2021.

Sobre todo debido a la reapertura de las fronteras, para que la industria se vuelva positiva efectivamente en el cuarto trimestre de 2021.

“Esta crisis es devastadora e implacable”, dijo Alexandre de Juniac, director General y CEO de IATA.

Precisó que “las aerolíneas redujeron los costos en un 45,8%, pero los ingresos han bajado un 60,9%”.

También señaló que “el resultado es que las aerolíneas perderán US$ 66 por cada pasajero transportado este año para una pérdida global de US$ 118.500 millones”,

Agregó que “esta pérdida se reducirá drásticamente en US$ 80.000 millones en 2021”.

Pero subrayó que “la perspectiva de perder US$ 38.700 millones el próximo año no es nada para celebrar”.

“Necesitamos que las fronteras se vuelvan a abrir de forma segura sin cuarentena para que la gente vuelva a volar”, señalo

Y sostuvo que “dado que se espera que las aerolíneas derrochen dinero en efectivo al menos hasta el cuarto trimestre de 2021, no hay tiempo que perder”.

La Asamblea IATA analizó que la crisis de la Covid-19 obligó a la industria a que las aerolíneas tengan que reducir costos en US$ 365.000 millones

Esto como consecuencia de una caída de ingresos de medio billón de dólares.