BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Un instrumento financiero clave para la recuperación económica

 El leasing será un instrumento financiero clave de la recuperación económica en la pospandemia argentina.

Según estimaciones privadas, la inversión de empresas en rubros como tecnología, transporte y maquinaria que emplearán el leasing rondará los $ 45.000 millones.

Las mismas aseguraron que el leasing es un mecanismo ideal para el financiamiento de inversiones tras las crisis del coronavirus.

Destacaron sus ventajas impositivas y la posibilidad de acceder a un costo más bajo y con menores requisitos de garantía a una maquinaria o a un bien necesario para una empresa.

“El leasing tiene la virtud de ser considerado una garantía de tipo B para una entidad financiera”, dijo Nicolás Scioli, presidente de Asociación de Leasing de Argentina (ALA), en diálogo con Télam.

Bienes productivos en garantía

Indicó que “esto quiere decir que el propio bien productivo que se va a financiar funciona como garantía”.

Así afirmó que “es algo ideal para empresas que tengan sus números más débiles”,

En ese sentido, sostuvo que será un instrumento financiero clave para pymes que acudan a bancos a pedir un préstamo.

Ya es más fácil de otorgar que otras líneas cuando es el propio bien que se adquiere el que se toma como garantía.

“Hay cierto desconocimiento de las empresas del leasing como forma para financiamiento”, destacó Scioli.

Señaló que “a esto se suma que muchas entidades no le dan visibilidad porque prefieren otorgar créditos prendarios”.

Estos préstamos “tienen menos costos de administración, a pesar de que no tienen la misma seguridad de repago”, apuntó Scioli.

Actualmente, el volumen de contratos por leasing acumulado a junio de 2020 es de $ 32.000 millones.

De ese total, un 30% está apuntado a transporte y logística, 17% a tecnología y telecomunicaciones, 18% en automotores, y 12% para equipos industriales.

Sin embargo, un mayor nivel de inversión y el estímulo tanto por parte del Gobierno como de las entidades financieras podría llevar a sean de hasta $ 45.000 millones para fin de 2021.