BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

UN DEMÓCRATA TEÑIDO DE ROJO

 Las elecciones en los Estados Unidos están próximas a definirse y el candidato del partido demócrata, Joe Biden, ha tomado la delantera y aventaja al actual presidente de aquella nación en 50 delegados (264 vs. 214), cuando el total necesario para alcanzar la presidencia es de 270 votos. De todas maneras, pese a la victoria, el escenario del efecto “Ola azul” en el Congreso, ha quedado descartado, y los republicanos continuarían sosteniendo la mayoría en la Cámara Alta.

La Cámara Alta es fundamental para la aprobación de los presupuestos y de toda nueva legislación; tiene amplios poderes de investigación y es la encargada de enjuiciar y remover al presidente cuando la cámara baja eleva un impeachment. Además, es responsable de confirmar a los nominados por el presidente para ocupar puestos altos y medios en el gobierno, así como a los jueces que integran los tribunales federales y la Corte Suprema de Justicia. Por eso, si los republicanos conservan el Senado, el nuevo presidente no podrá llevar adelante la mayor parte de sus propuestas.

El mercado tomó esta noticia como positiva, dado que las medidas propuestas por Joe Biden no son vistas como “pro- mercado” dado que aumentan a volver a instalar los impuestos que el actual presidente redujo para las empresas norteamericanas, con su consecuente aumento del déficit. Dentro de las propuestas del candidato demócrata, se estima aumentar la tasa impositiva a las empresas y subir las alícuotas de las personas físicas que mayores ganancias generen, para poder financiar aumentos de gastos en asistencia por el impacto del COVID-19 y la creación de un nuevo sistema de salud público, que sea de alcance total, emulando la caracterización del primer “Obamacare”.

Los últimos números en materia económica de la potencia norteamericana dejan ver que la recuperación adopta la forma de V, con una caída de la economía cuya medición anualizada proyectaba una contracción de 32% en el segundo trimestre, mientras que en el tercero ese crecimiento muestra una recuperación total de la actividad (+33% anualizado). Por su parte, el nivel de desempleo que había alcanzado una tasa cercana al 14% en la segunda semana desde el comienzo del “Lock Down” se redujo notablemente y durante octubre, sumaron 638.000 puestos de trabajo nuevos que superaron ampliamente las expectativas en más de 100.000 empleos. De esta manera, el desempleo llegando a las elecciones se posicionó en torno 6,9%, es decir, notablemente menor al del comienzo de la crisis, pero aún por encima del récord alcanzado previamente de 3,5%.

Previo al comienzo de los votos, los principales índices accionarios se mostraron a la baja, con una volatilidad significativa, cercana al 20%. Sin embargo, cuando los resultados de la permanencia dentro del Congreso por parte del partido republicano empezaron a confirmarse, los índices volvieron todos a sus máximos históricos, con un notable avance del índice Nasdaq, compuesto por las principales compañías tecnológicas.

La incertidumbre que queda a partir de ahora es efectivamente que políticas intentarán implementarse una vez que se concrete el resultados y que sea convalidado por la justicia, en caso de que el actual presidente quiera apelar a una revisión que se defina en la Corte, algo inédito para las jornadas electorales en Estados Unidos.

Listamos aquí de manera breve las principales propuestas que los candidatos han expresado a lo largo de sus respectivas campañas electorales:

Un hecho favorable es que Joe Biden reconoce a la Reserva Federal como una entidad completamente independiente del poder ejecutivo, a diferencia de las presiones que Donald Trump generaba sobre la entidad, señalando que estaban desalentando el crecimiento del país. De esta manera el escenario que podemos ya conocer será de tasas de interés globales en niveles mínimos para el próximo año, un déficit fiscal que puede empezar a contraerse si efectivamente se convalidan los aumentos impositivos que planea llevarse adelante y un efecto sobre las commodities que mantengan precios elevados para el año próximo, aunque difícilmente vuelva a alcanzar los niveles récord de 2012.



invecq