BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

LLEGAN LOS BÁRBAROS No cesan los ataques a silobolsas, que golpean fuerte a los productores cordobeses

 Los actos vandálicos contra productores rurales preocupan a la provincia de Córdoba, una de las pocas que registró crecimiento productivo con respecto al 2019. Solo en el 2020 se registraron más de 40 ataques en una zona que depende fundamentalmente de la actividad agropecuaria.


Los ataques a silobolsas han sido uno de los hechos de inseguridad que más han proliferado en este año en el país. Tal es el caso de la provincia de Córdoba, que es la segunda provincia más atacada. 

En lo que va del 2020, los productores agropecuarios cordobeses sufrieron 46 de los 169 ataques que se produjeron en el país. Cabe recordar que la actividad agropecuaria es el pilar fundamental de una economía cordobesa, que solo en 2019 aportó más de 40 millones de toneladas de granos a la cosecha nacional, marcando un récord anual. La provincia de Córdoba representa el más del 15% de la actividad comercial exterior del país y fue la única de las grandes provincias agropecuarias que reflejó un crecimiento (1.6%) con respecto al año 2019 en materia de actividad económica. 

El resultado de esa productividad pujante la vuelve en un objetivo de ataque permanente aunque por detrás de la provincia de Santa Fe, a pesar de que su producción en los últimos años fue levemente menor. Esto puede explicarse en el hecho de que Córdoba desarrolló un sofisticado sistema de alarmas contra estos hechos, que se acciona al producirse la ruptura. Aún así, la tasa de estos delitos es alta para Córdoba y los productores se sienten inseguros. 

Las silobolsas son típicas de la producción argentina, que es uno de los principales países exportadores de estos insumos agropecuarios a la región. Su uso ha permitido duplicar la capacidad de acopio desde su implementación a mediados de los 90, llevando las cosechas de un promedio de 50 millones de toneladas a 120 millones de toneladas. Por año, en el país se acumulan aproximadamente 45 millones de toneladas de granos en silobolsas, según información de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Cada una de las silobolsas atacadas puede contener en general, hasta 255 toneladas del grano producido y cuestan (vacías) entre 300 y 500 dólares, según su tamaño. La pérdida se produce cuando el grano entra en contacto con la intemperie y el productor se ve forzado a juntar (implica camiones, cosechadoras y todo un operativo costoso), lo que encarece lo producido, haciendo que ese producto no sea vendible. Por ello, los productores deciden tirar lo que haya salido del silo.  

Estos actos no solo afectan a los productores de granos, sino también a la industria ganadera. Esto es porque los silobolsas sirven de lugar de acopio de comida para los animales que se crían. Cabe destacar que Córdoba es también la segunda provincia en producción ganadera, solo por detrás de Buenos Aires, por lo que el problema de las silobolsas afecta a toda la industria agropecuaria cordobesa. 

La diputada Soher El Sukaria (PRO) expresó su preocupación al respecto y dijo que el Gobierno nacional es indiferente al respecto. “En lo que va de este 2020 hemos visto descuidar la producción genuina de nuestro campo”, dijo la legisladora. 

Además, Soher El Sukaria (PRO) defendió las políticas implementadas al respecto por el gobierno de Macri. “De 'Cosecha Segura' pasamos a 'Vandalismo Seguro”, aseguró. 

Las estadísticas de las Confederaciones Rurales Argentinas estimaron que cada 125 silos rotos, se pierden más de 600 mil raciones de comida para comedores comunitarios o 1.750 jubilaciones mínimas. Por ende, estos actos vandálicos no solo atacan a los productores, sino que atentan contra la soberanía alimentaria de las provincias.





urgente24