EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Isaac Newton se estaría por fundir hoy


Sir Isaac Newton participó de la burbuja de la Compañía de los Mares del Sur en la Inglaterra de 1720 y perdió el equivalente a unos 20 millones de dólares de hoy. Al respecto dijo: “Puedo calcular el movimiento de los cuerpos celestes, pero no la locura de la gente”. Hoy la situación se repite y la locura del mercado es desbordante.

Si la bolsa de los EEUU cayera aproximadamente un 40% volvería a niveles de valuaciones “razonables” o promedio. Hoy les voy a mostrar una medida estadística que indica que estamos ante algo nunca antes visto.

No hay nada más frustrante que intentar ser racional en un momento de total irracionalidad. Es como estar sobrio en una fiesta donde todos los demás están completamente borrachos. Así se siente escribir esta nota hoy.

Seguramente me han escuchado decir que las valuaciones actuales son ridículas. Que están por las nubes, en niveles nunca antes vistos, ni siquiera en la burbuja de las punto com. 

Nos encontramos en un momento de euforia que da la impresión que durará para siempre. Y estas valuaciones astronómicas se justifican con el argumento de que las tasas estarán en la zona del 0% indefinidamente. Pero no debemos engañarnos. Creo que lo más importante es entender en qué momento del ciclo estamos y la relación riesgo retorno de cara al futuro.

Como en toda burbuja, hay relatos que justifican estos niveles de precios e incluso la sensación de que el mercado alcista nunca se detendrá.

Por ejemplo, hoy domina el relato que el Coronavirus ya está superado por las alentadoras noticias de las vacunas. Pero todavía muchas cosas podrían salir mal:
  • Fallas con las vacunas
  • Demoras
  • Nuevas cepas
Por último, una encuesta de Gallup indica que en EEUU el 42% de la gente no quiere vacunarse contra el Covid. Contra eso, no hay nada que hacer.

Pero hoy quiero mostrarles algo distinto que señalan los datos. Y para eso necesito explicar un concepto estadístico que nos será de mucha ayuda: el desvío estándar.

Un desvío estándar es una medida matemática que nos indica cuánto nos alejamos (por encima o por debajo) de la tendencia normal de algo. En palabras simples: cuánto se alejan los datos de su promedio.

En términos estadísticos, un desvío estándar de los datos es algo que sucede muy a menudo, dos desvíos estándar es algo bastante más raro de ver y tres desvíos es algo que casi nunca sucede. Al final de cuentas, todo vuelve a su promedio, más tarde o más temprano.

Con esta breve explicación veamos ahora qué está pasando con el ratio Price to Earnings (P/E) del S&P 500, que mide la relación entre los precios actuales y las ganancias de las empresas.

Lo que van a ver abajo es un gráfico de la empresa Ned Davis Research, que nos muestra la mediana del P/E del S&P desde 1980 a la fecha.

Recordemos que la mediana es el valor que está en el medio. Es decir que se ordenan todas las empresas del S&P500 por este ratio y se toma la que está en la mitad. La ventaja de usar la mediana es que muchas veces el promedio tiende a estar distorsionado por valores extremos.

Veamos el gráfico:
La mediana del P/E del S&P fue de 34,4 al final del mes pasado, cuando su valor histórico es de 20.  

Los valores actuales de este ratio implican un movimiento de tres desvíos estándar por encima del promedio. Normalmente, podríamos considerar que un P/E del S&P 500 arriba de 25 (un desvío) está en niveles altos, arriba de 30 (dos desvíos) muy sobrevalorado, y en los niveles actuales extremadamente caro.

En términos estadísticos, estamos ante un evento sumamente raro (abajo les muestro un gráfico con una distribución normal de probabilidad):
Si están un poco perdidos con la terminología estadística, no se preocupen. Lo que estoy queriendo decir es que lo que vemos con los precios de las acciones hoy no sucede en el 99.9% de las veces. 

Estar comprados hoy es apostar a que nos quedaremos en ese 0,1% indefinidamente. Y recuerden que tarde o temprano todo vuelve a su promedio.

Que las valuaciones de la bolsa de EEUU vuelvan a niveles razonables implica -con estos valores- caídas muy violentas.

Por ejemplo, para que el P/E vuelva a un nivel de 25 (un desvío estándar y con una valuación por encima del promedio) se necesita una caída del S&P 500 de 26,7%. Para volver a la zona de 20, tiene que caer 41,4%. Y si por ejemplo cae hasta 15, sería necesario ver una caída del 56,2%.

Pongamos blanco sobre negro.

La bolsa puede seguir subiendo. Hasta cuándo o cuánto más, nadie lo sabe.

Sin embargo, lo que tienen que saber es que estar comprados hoy es peor que estar comprados en el techo de la burbuja de las punto com. El riesgo que se asume es altísimo. 

Les confieso que no salgo de mi asombro. Lo que estamos viendo sin dudas quedará en los libros de historia. Y el final no será nada agradable. 

Por ahora, lo mejor es mirar desde afuera. O como dice el dicho: “hay que desensillar hasta que aclare”.


Miguel Ángel Boggiano
CEO de Carta Financiera