BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Economía colocó dos letras a tasa variable y logró un financiamiento neto de $ 5400 millones

 Subastó dos letras vinculadas a la tasa de pases pasivos del BCRA y captó $ 9755 millones, pero a un rendimiento mayor al de rondas anteriores. Es la primera de las cinco subastas con la que busca cubrir los abultados vencimientos de deuda de noviembre.


El Ministerio de Economía realizó la primera de las cinco subastas del mes y consiguió $ 9755 millones a través de la licitación de dos letras en pesos a tasa variable, suma con la que cubrió los vencimientos de los próximos días.

La cartera que encabeza Martín Guzmán cumplió con las necesidades de fondos por $ 4300 millones que operan en los próximos días y logró un financiamiento neto por $ 5400 millones, en línea con el objetivo que se había anunciado el equipo económico el lunes.

En esta oportunidad, colocó $ 9024 millones de la letra más corta, con vencimiento el 29 de enero de 2021, con un margen de corte de 300 puntos básicos (p.b.) sobre la tasa de pases pasivos promedio de los últimos cinco días, de 34,5%, por lo que la tasa anual quedó en 37,5% anual. Así, adjudicó el 55% del monto ofertado, de $ 16.429 millones.


En tanto, obtuvo $ 731 millones de la otra, que expira el 31 de marzo del año que viene, con un margen de corte de 320 p.b., por lo que la tasa anual quedó en 37,7%. Recibió ofertas por $ 1656 millones, por lo que aceptó solo el 44% del total.

Desde Economía explicaron que no se adjudicó la totalidad de las ofertas debido a que el monto colocado "satisfizo las necesidades de financiamiento", en el marco de "la política de ampliación y diversificación del financiamiento en pesos del Tesoro Nacional a tasas reales positivas y sostenibles".

Para los analistas, la licitación despertó un escaso apetito inversor, a diferencia de las subastas de títulos ajustados por CER (coeficiente de estabilización de referencia) y, especialmente, los vinculados al tipo de cambio oficial, y que la poca proporción de aceptación respondió a que el Gobierno prefirió no convalidar una tasa mayor a la que venía emitiendo deuda.

Es que las últimas colocaciones de títulos en pesos, tanto los ajustados por tasa Badlar privada como las letras a descuento, habían sido de entre 35% y 36%, que ya eran rendimientos superiores a los de principios de octubre.

Con estos fondos, el Tesoro podrá abonar los $ 4300 millones de intereses del bono a tasa Badlar que vence el jueves. Para la semana que viene las obligaciones son más exigentes: el lunes vencen intereses por $ 3200 millones del AF21 y el viernes, $ 56.595 millones de capital de letras ajustadas por CER (coeficiente de estabilización de referencia).

En la segunda quincena están los vencimientos más abultados, con obligaciones por $ 177.000 millones entre amortización e intereses de dos bonos del Tesoro previstas para el 21 y $ 90.580 millones en letras a descuento (Ledes) que vencen el 30, al final del mes.

Esta fue la primera de las cinco licitaciones de títulos públicos que realizará el Ministerio de Economía en noviembre para cubrir los vencimientos por $ 340.000 millones, más adelantos transitorios del Banco Central por cerca de $ 130.000 millones. El lunes anunció que buscará un financiamiento neto de 10% para todo el mes y cualquier excedente se utilizará para cancelar anticipadamente los préstamos de la autoridad monetaria.


cronista