BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Bruselas, cerca de inhibirse y trasladar la fusión de Telefónica y Liberty al regulador del Reino Unido

 

La CMA hizo una solicitud formal a Bruselas a comienzos de octubre para resolver el expediente bajo su propia jurisdicción. 

La aprobación de la fusión entre los negocios de Telefónica (O2) y Liberty (Virgin) en Reino Unido está más cerca. Según ha podido confirmar Invertia con fuentes cercanas al proceso, la Unión Europea está cerca de inhibirse y remitir el expediente a las autoridades regulatorias de Reino Unido.

De confirmarse este movimiento -que se produciría en los próximos días- se acortarían los plazos para aprobar la fusión que daría paso al mayor operador de telecomunicaciones convergente de Reino Unido. Del mismo modo, estamos ante la primera victoria de Telefónica y Liberty en el ámbito regulatorio, porque la Comisión Europea trasladaría a Londres un expediente al que no ha encontrado ningún inconveniente. 

Del mismo modo, devolverlo a Reino Unido es lo lógico, al tratarse de una operación con impacto exclusivo en los clientes de este país. 

Las fuentes consultadas indican que si no existe procedimiento europeo y si el expediente llega antes de fin de año a la Autoridad de Competencia de los Mercados (CMA por sus siglas en inglés), la autorización final podría cursarse antes del final del primer semestre de 2021.

Precisamente, a comienzos de octubre la CMA pidió formalmente a la Comisión Europea el expediente para poder resolverlo dentro de su jurisdicción. En ese momento, el organismo regulador argumentó que el caso debía transferirse dado su "impacto potencial sobre la competencia en varios mercados de telecomunicaciones minoristas y mayoristas en el Reino Unido".

Notificación a la UE

"Se cumplen los requisitos legales para que el caso sea transferido a la CMA, y cualquier impacto en la competencia se limitará únicamente a los consumidores del Reino Unido", indicó en ese momento la CMA. 

Telefónica y Liberty notificaron formalmente la fusión prevista de Virgin Media, Virgin Mobile y O2 a la Comisión Europea (CE) el 30 de septiembre de 2020. En principio, la fusión propuesta cae bajo el mandato de revisión de la UE, pero puede con acuerdo entre los reguladores, ser transferida a la Autoridad de Competencia y Mercados (CMA).

El principal argumento es que -además de su impacto casi exclusivo en el consumidor del Reino Unido- la nueva empresa operará en un Reino Unido post brexit, es decir, desvinculado comercialmente de la Unión Europea.

Respecto de la posibilidad de que se traslada este expediente, desde Telefónica se han limitado a señalar que trabajan para completar el acuerdo durante el próximo año. "Creemos firmemente que esta es una transacción procompetitiva que traerá beneficios sustanciales a los consumidores del Reino Unido y debería ser aprobada rápidamente. Seguimos en un diálogo constructivo con todas las partes interesadas relevantes en la UE y CMA y continuamos trabajando hasta el cronograma para completar el acuerdo. a mediados del próximo año ".

El pasado 7 de mayo, Telefónica anunció que había llegado a un acuerdo con Liberty Global para formar una joint venture participada al 50% por ambas compañías que dará lugar a un proveedor de telecomunicaciones con más de 46 millones de clientes y unos ingresos de aproximadamente 12.500 millones de euros.

Sinergias de la fusión

Según Telefónica la transacción aportará un valor significativo, con sinergias valoradas en siete mil millones de euros, en términos de valor actual neto excluyendo los costes de integración, capex e ingresos de 616 millones de euros al año, a partir del quinto año tras el cierre de la operación, y un flujo de caja libre positivo desde el primer año.

La compañía espera recibir 6.500 millones de euros de fondos totales, una vez que obtenga un compensatorio por 2.850 millones. La joint venture se fija un objetivo de deuda neta de entre 4–5 veces el resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA).

La combinación de ambas empresas dará lugar a unproveedor integrado de servicios fijos y móviles más fuerte en el mercado británico, que impulsará la expansión de lared de alta velocidad de Virgin Media y el despliegue de red 5G de O2.

La operación valora a O2 en 14.500 millones de euros y a Virgin Media en 21.300 millones de euros, ambos en términos de valor total de empresa. O2 aportará una compañía libre de deuda, mientras que Virgin Media aportará sus activos y 12.900 millones de deuda neta.



invertia