EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Biden tratará de restaurar el liderazgo mundial de EEUU, pero no lo tendrá fácil

 El presidente electo Joe Biden se enfrentará en los próximos cuatro años a la ardua tarea de cumplir su visión de política exterior y que Estados Unidos recobre el liderazgo mundial, después de un período en que el país estuvo apartado de la primera línea y en el que compartió el protagonismo con otras potencias como China.

Biden y sus designados para su equipo de seguridad nacional, que incluye a veteranos diplomáticos, hicieron hincapié el martes en el trabajo para fortalecer las alianzas y el multilateralismo, ideas que cayeron en desuso durante el enfoque del "America First" (Estados Unidos, primero) del presidente republicano Donald Trump.

"Es un equipo que refleja el hecho de que Estados Unidos ha vuelto, listo para liderar el mundo, no para retirarse de él", dijo el demócrata en una reunión informativa en Wilmington, Delaware.

No obstante, los analistas han advertido que reclamar el poder mundial -una tendencia que comenzó antes que Trump y que Washington renunció bajo su mandato-, podría complicarlo todo, pese a que la administración entrante se asegure progresos rápidos en materia, por ejemplo, del clima, regresando al acuerdo climático de París que el republicano abandonó.

"Biden, en la medida en que refuerce esas normas e instituciones, ayudará a apuntalar la posición de Estados Unidos", dijo el profesor de historia de la Universidad de St. Lawrence, Howard Eissenstat.

"Lo que no puede hacer es cambiar la dura realidad de que Estados Unidos ya no es tan excepcional: Otros países y regiones pueden y competirán efectivamente en todas las areas".

UN MUNDO DIFERENTE

Biden, que asumirá el cargo el 20 de enero, se enfrentará a un mundo muy diferente al que dejó hace cuatro años como vicepresidente con Barack Obama. China ha asumido un papel global más amplio, que va desde las instituciones multilaterales hasta la asistencia al desarrollo en África y América Latina.

"Podría empezar a parecerse mucho a un Obama 2.0 en lugar de Biden si se trata de un gran juego sobre el retorno a Asia, pero los recursos están disminuyendo", dijo Randall Schriver, que trabajó como subsecretario de defensa bajo el mandato de Trump.

En los últimos cuatro años, Estados Unidos ha tomado medidas para retirarse de la Organización Mundial de la Salud y también se apartó del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y otras potencias mundiales. Trump cuestionó la relevancia de la OTAN y se resistió a adoptar un enfoque duro contra rivales en política exterior como el presidente ruso Vladimir Putin, movimientos que levantaron sospechas entre los aliados.

Estados Unidos y China han estado cada vez más enfrentados durante la presidencia de Trump, ya que las dos economías más grandes del mundo chocaron en materia de comercio, la gestión del coronavirus por parte de Pekín y Hong Kong y el Mar de la China Meridional.

Durante la campaña electoral, Biden prometió adoptar una línea dura sobre la creciente influencia de China en todo el mundo, revertir la decisión de Trump de sacar a los Estados Unidos del acuerdo climático de París y volver a unirse al acuerdo nuclear de Irán si Teherán vuelve a cumplirlo estrictamente.

"No podemos resolver todos los problemas del mundo solos", dijo el martes. "Necesitamos trabajar con otros países, necesitamos su cooperación, necesitamos su asociación."

Pero el actual secretario de Estado Mike Pompeo dijo el martes que "el multilateralismo en aras de pasar un buen rato con tus amigos no jugaba a favor del interés de los Estados Unidos de América".

"Trabajamos con las naciones cuando tenemos intereses comunes y desarrollamos coaliciones que realmente dan resultados reales y reflejan la realidad sobre el terreno. Eso no era lo que estaba sucediendo cuando llegamos al Departamento de Estado".





reuters