BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tesla supera estimaciones de ganancias

 Tesla Inc. reportó un quinto trimestre consecutivo de ganancias  y dijo que sigue enrutada hacia la entrega de 500.000 autos en 2020.

La racha de ganancias podría agregar impulso a la inclusión de Tesla en el índice S&P 500 y desafía una tendencia pesimista entre otros fabricantes de automóviles que luchan por superar una caída inducida por la pandemia. La compañía con sede en Palo Alto, California, reportó ganancias en el tercer trimestre de 76 centavos por acción sobre una base ajustada, superando las estimaciones de consenso de analistas de 55 centavos por acción. La acción ha subido 405% en lo que va de año.

Tesla dijo que espera cumplir la meta de entregar medio millón de automóviles en todo el mundo este año, un objetivo que estuvo en duda tras las ganancias del último trimestre y cuando el director ejecutivo, Elon Musk, insinuó el mes pasado que tal vez no sucedería. La empresa necesita entregar más de 181.000 autos en los últimos tres meses del año para lograr esa marca, lo que supondría un repunte de 30% con respecto al trimestre anterior.

“Si bien lograr este objetivo se ha vuelto más difícil, entregar medio millón de vehículos en 2020 sigue siendo nuestra meta”, dijo la compañía en un comunicado. Cumplirla dependerá en gran medida del aumento de la producción en su fábrica de Shanghái y una mayor producción de su Model Y, dijo.

En enero, antes del inicio de la pandemia de coronavirus, Tesla proyectó que “superaría cómodamente” las entregas de 500.000 vehículos durante todo el año, un aumento de 36% con respecto al 2019. Independientemente, el probable crecimiento de dos dígitos de la compañía se destaca en un año en el que se pronostica que las entregas de la industria automotriz global estarán 14% por debajo de las estimaciones precovid y 22% por debajo del año pasado, según LMC Automotive.

El fabricante de automóviles eléctricos gana dinero con la venta de créditos a fabricantes que los necesitan para cumplir con los estándares de emisiones de carbono en California, Europa y otros lugares. Los inversionistas perciben estos ingresos como un arma de doble filo porque quieren saber que Tesla puede ser rentable con su negocio principal: la fabricación y venta de automóviles.

Cuando S&P no agregó a Tesla a su índice el mes pasado, Michael Dean, analista de Bloomberg Intelligence, dijo que podría deberse a “dudas sobre la sostenibilidad de las ventas de créditos de emisión regulatorios, que actualmente sustentan las ganancias”.



revista mercado