BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Optimizar el presupuesto de IT combinando diferentes estrategias

Las estrategias híbridas de infraestructura permiten optimizar mejor el presupuesto de las empresas. Ahora bien, ¿cómo hacer para combinar los data centers propios con la nube sin disparar los costos? 

Lo primero que debemos decir, luego de evaluar el recorrido que ha tenido la adopción de estrategias de nube en las empresas durante los últimos años, es que ha quedado muy claro que no han podido quitar del juego al Data Center (on-premise) tradicional.  

Es decir, vivimos en tiempos de estrategias híbridas. Esto está generando que, en lugar de pensarlas como estrategias que se excluyen entre sí, las empresas estén buscando formas para combinarlas de forma inteligente y eficiente.  

Por lo tanto, en este artículo repasaremos las tendencias y sugerencias que pueden sacar el máximo provecho posible de su presupuesto para el año próximo. Comencemos por la estrella de los últimos años: ¿En qué anda la nube?  

La nube también está viviendo tiempos híbridos. La promesa de las nubes públicas para garantizar el máximo nivel de uptime, con la mejor performance, y a un costo decreciente, ha quedado un tanto desdibujada en los últimos tiempos.  

Preocupaciones cada vez mayores ligadas a la seguridad - se han vuelto grandes objetivos para el ciberdelito- y a los costos, ya que se vuelven difíciles de prever en comparación con la infraestructura propia, hacen que cada vez más empresas se vuelquen hacia el armado de una nube privada.  

Estos modelos híbridos están teniendo un impacto monumental en las estrategias de infraestructura. La nube privada garantiza performance y seguridad, mientras que la pública cubre los requerimientos de escalabilidad y capacidad para determinados escenarios. Esto se debe a que la mayor parte de las empresas no utiliza el mismo nivel de potencia todo el año ni todo el tiempo.  

Por ende, las compañías que adoptan una nube privada, o una híbrida, vuelven a ser responsables de administrar su propio hardware. Esto significa que los administradores de IT deben estar preparados para desarrollar estrategias de mantenimiento rentables para garantizar que sus sistemas sean compatibles, mientras se trasladan a la nube.  

Esta transición vuelve a poner foco en la relación con los fabricantes de hardware y sus esquemas de mantenimiento y garantías extendidas, sobre todo porque mucho de este hardware -a manudo legado- se necesita para aplicaciones, o datos de misión crítica que no pueden realizar la transición a la nube. 

Repasando lo dicho hasta aquí: en busca de una optimización de costos y performance, la nube híbrida ha vuelto la mirada nuevamente sobre los contratos de mantenimiento de hardware, y como mantener bajo control ese gasto. En ese punto, comienza a aparecer un tercer actor; el proveedor de Third Party Maintenance o TPM. Un modelo de soporte alternativo al fabricante de hardware, que además es multi-marca. 

El TPM, un actor ya consolidado en el mundo de la infraestructura IT tanto en Estados Unidos como en Europa, ha comenzado a ofrecer servicios en América Latina y es una alternativa viable para empresas locales. Empresas como Park Place Technologies, que acaba de abrir sus oficinas en Buenos Aires, son buscadas por los responsables de IT para facilitar la transición hacia infraestructuras híbridas.  

¿Cuál es el foco del TPM, entonces?  

“Las empresas buscan un socio de TPM para obtener dos beneficios inmediatos: bajar los costos de soporte en garantías de equipos que tengan 3 o más años de uso, y extender el ciclo de vida de equipos confiables y robustos, pero donde el fabricante ha dictado la obsolescencia o el End of Service Life“, sostiene Matías Chahin, Director Comercial para LATAM de Park Place.  

“A eso se suma la posibilidad de dar contratos de corto plazo, para facilitar migraciones de equipos a la nube, y consolidación de múltiples marcas con un solo proveedor, una vez que el equipo avanza en edad de uso”, amplió Matías Chahin. 

En este panorama híbrido, identificamos cuatro elementos claves para optimizar el presupuesto de IT:

  • Nubes públicas  
  • Nubes privadas  
  • fabricante de hardware  
  • Socio TPM  

 

Aquellas compañías que cuenten con estas cuatro opciones serán las que saquen un mejor provecho de su presupuesto de IT.