BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Bolsas globales: ¿Qué empresas están “salvando las papas”?


Especial de Nicolás Litvinoff para el diario La Nación.

El Covid-19 está produciendo pérdidas económicas millonarias alrededor del planeta y ningún país parece a salvo de la pandemia y sus efectos negativos. La caída del PBI (Producto Bruto Interno) en el segundo trimestre del año mostró cifras catastróficas: 23,9% en India, 21,5% en España, 19,1% en Argentina, 11,40% en Brasil y 9% en EEUU.

El sentido común nos lleva a pensar que derrumbes de esa magnitud deberían verse reflejados en los índices bursátiles. Sin embargo, no todos los índices cayeron: el Standard & Poor’s 500, luego de una caída que amagó con ser histórica, recuperó la vertical y llegó incluso a batir nuevos récords al alza.

¿Cómo se explica este fenómeno? A partir de las cada vez más elevadas cotizaciones de las gigantes tecnológicas estadounidenses, que tienen cada vez más peso y que, no solo capearon, sino que sacaron provecho del temporal. Ahora bien, ¿la tendencia alcista se mantendrá? Esta es la pregunta que hoy intentaremos contestar.

Rendimientos por sector

Para observar lo que está ocurriendo en los mercados internacionales, utilizaremos la variación YTD (Year to Date o en lo que va del año) de los ETF, que son instrumentos financieros que buscan replicar el rendimiento de un índice, de commodities como el petróleo o el oro, un sector de la economía de un país o varios países, etc.

Por ejemplo, el SPY es el ETF del índice Standard and Poor’s 500, que nuclea a las 500 empresas más importantes de EEUU y suele ser utilizado como punto de referencia para evaluar rendimientos de otros activos. En lo que va del año, el SPY acumula una ganancia del 3,7% en dólares (al momento de escribir esta columna), lo que resulta llamativo en un país donde el PBI cayó casi el 10% en el segundo trimestre.

Como dijimos antes, el sentido común basado en el desconocimiento nos llevaría a pensar erróneamente que la mayoría de las grandes empresas que cotizan en la Bolsa de Nueva York sortearon la crisis con gran cintura. No obstante, cuando nos adentramos en los rendimientos YTD de los distintos sectores de la economía que componen el índice, encontramos una realidad totalmente distinta: el ETF XLE, que representa a las empresas pertenecientes al sector energético, acumula una caída del 51% en lo que va del año, mientras que XLF (sector financiero) dejó en el camino un 22% de su valor de mercado.

Tras observar estas pérdidas, cabe preguntarse cómo hizo el SPY para ganar casi el 4% en lo que va del año. Para hallar la respuesta, basta con analizar al ETF QQQ, que engloba a las principales empresas tecnológicas de EEUU. En lo que va del año lleva ganado un 31% y en 12 meses acumula una suba del 47%. Entre los principales componentes del QQQ figuran empresas como Apple (14,28% de ponderación sobre el ETF), Amazon (10,99% de ponderación), Microsoft (10,92%), Alphabet o Google (9%), Facebook (4,50%) y Tesla (3,76%). También, entre las 10 extranjeras, aparece la argentina Mercado Libre (MELI). ¿Cuáles son, a su vez, los rendimientos de estos gigantes tecnológicos desde enero? Apple está 58% arriba, Amazon 70,4%, Microsoft 33,4%, Facebook 27,6%, Alphabet 9% y Tesla 396% (si, leyeron bien, 396% de ganancia en dólares en lo que va de 2020).

Como se puede apreciar, que la Bolsa de Nueva York en su conjunto muestre ganancias en un año atravesado por la pandemia se debe pura y exclusivamente al outperforming (rendimiento superador) de las acciones de las empresas tecnológicas en relación con las acciones de las otras ramas industriales que componen la economía.


Ok, esto pasa en EEUU, pero. ¿por casa cómo andamos?

La Argentina tiene particularidades (recesiones recurrentes, defaults, devaluaciones, alta inflación, evasión fiscal elevada, importantes niveles de empleo informal, fuga de divisas, escasez de reservas y más) que sirven para justificar una grave enfermedad cuando las potencias mundiales se resfrían. El Merval (índice que nuclea a las acciones de las principales empresas argentinas que cotizan en la Bolsa porteña) está 2% arriba en lo que va del año, pero medido en pesos. Si lo medimos en dólares tomando como referencia el “contado con liqui” (es una cotización no oficial, pero legal, que se calcula a partir del cambio de acciones que operan en pesos en el mercado local por sus similares en dólares que operan en Nueva York), la caída supera el 50%.

Sin embargo, el ETF ARGT, que dice representar al mercado argentino en Wall Street y que cotiza en dólares estadounidenses, está cayendo solo 11,79% en lo que va del año y no 50 ni 60%. Al igual que en el caso del SPY norteamericano, la razón hay que buscarla en los “salvavidas tecnológicos”. Los principales componentes de este ETF son (en función de su ponderación): Mercado Libre (26,74%), Globant (17,16%), Grupo Financiero Galicia (6,32%) e YPF (4,68%).

Mercado Libre y Globant explican casi el 44% de este ETF y, con sus notables rendimientos, amortiguaron una caída que, de otro modo, habría asemejado a un tobogán. Sucede que Mercado Libre ganó 89% en lo que va del año y Globant les obsequió a sus accionistas un 69% de ganancias desde enero. Por el contrario, Grupo Financiero Galicia está 55% abajo e YPF acumula una caída del 69%.

Conclusión

Los números expuestos permiten afirmar que las firmas tecnológicas maquillaron un derrumbe que, efectivamente, se dio en el mercado accionario. Hay empresas que están en caída libre y sectores enteros que amagan con registrar quiebras generalizadas, como el turismo y las aerolíneas.

Llegado este punto, la pregunta es si se mantendrá la tendencia en 2021. Si bien tenemos en el horizonte inmediato las elecciones presidenciales en EE.UU., todo parece indicar que el buen momento de las empresas de tecnología puede mantenerse o incluso acelerarse, en función de quién sea el ganador.

Lamentablemente, ya estamos asumiendo que el Covid-19 no va a desaparecer de nuestras vidas como por arte de magia y que deberemos convivir con esta nueva realidad por al menos otro año. Así las cosas, parece muy probable que las tecnológicas mantengan su rally imparable basado en los negocios y las innovaciones que se ponen en práctica durante con el distanciamiento social, como los pagos digitales y otros cambios en los hábitos laborales y de consumo, tal cual lo destaqué en abril en este mismo espacio.

Seguiremos monitoreando la situación en los mercados en busca de algún punto de inflexión que nos brinde señales sobre la vuelta a la normalidad, si es que eso es posible. Mientras tanto, es muy probable que las big tech sigan generando alegrías entre sus accionistas en tiempos en que las sensaciones agradables no abundan.

¿Quieres aprender a Invertir en las empresas que vale la pena? Te enseñamos en el curso de Primeros Pasos en el mercado. Click aquí

Nicolás Litvinoff
Director de Estudinero.org