https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tras el escándalo de la off shore, crecen los rumores de renuncia del ministro Nicolás Trotta

Durante todo el lunes existieron fuertes trascendidos en torno a que el ministro de Educación, Nicolás Trotta, tendría las horas contadas en la cartera educativa nacional.

El factor detonante habría sido la información, que circuló hace unos días, de que la empresa Off Shore QSN SA tiene domicilio declarado en la propiedad familiar del ministro. 
Se trata de una empresa de consultoría sobre análisis de medios y servicios profesionales, creada en 2014 en Miami, que fue beneficiada con contrataciones directas con el estado, por cifras multimillonarias. Por caso, el último 7 de julio el secretario de Medios, Francisco Meritello, le adjudicó una consultoría por contratación directa por 5.837.040 de pesos. 
Al trascender la información, el presidente Alberto Fernández le exigió a su ministro que se presentara en la Oficina Anticorrupción. Sin embargo, parece estar muy flojo de papeles. Y la renuncia de Adriana Puiggrós, justamente en razón de la cuestión citada –aunque no lo explicitara-, echó más leña al fuego.
Tampoco había caído muy bien, dentro de la actividad docente, la firma de un convenio entre el ministerio de Educación y la Open Society Foundation, de George Soros, en el mes de marzo. Trotta obtuvo su título de abogado en la Universidad de Belgrano y condujo la UMET desde sus inicios, por lo que su ADN poco tiene que ver con la educación pública.  
Este lunes fueron interminables los llamados y operaciones para definir al eventual sustituto de Trotta, en caso que se confirme su eventual salida del gobierno. Dos son los candidatos principales: la propia Adriana Puigross y Jaime Perczyk, ex jefe de Gabinete de Alberto Sileoni, rector de la Universidad de Hurlingham y, actualmente, secretario de Políticas Universitarias de la Nación.
Justamente Perczyk dio disputa hasta último momento para acceder al ministerio luego del triunfo del Frente de Todos, hasta que finalmente la competencia se resolvió en favor del rector de la UMET, regenteada por Víctor Santamaría
En su momento el presidente Alberto Fernández aseguró que “nadie crea una empresa off shore con fines santos”. Hoy esa afirmación lo coloca frente a una toma de decisión que repercutirá en la interna del Frente de Todos, más allá de cuál sea ella. 


(www.REALPOLITIK.com.ar)