https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tesla se queda fuera del S&P 500: ¿Hay vida más allá?

Las acciones de Tesla (NASDAQ:TSLA) terminaron la semana pasada lejos del nivel al que la comenzaron. Tras el anunciado del split que entró en vigor el lunes, la compañía de automóviles electrónicos se fue desinflando sesión tras sesión hasta el varapalo final, que no fue otro que la noticia de que el S&P 500 decidía no incluirla en el selectivo, una información que le valió para perder más de un 6% en el fuera de horas y acabar la semana con pérdidas superiores al 5%.
“Las acciones de Tesla llegaron a caer la friolera de un 8% tras el cierre del mercado del viernes, lo que indica que el fabricante de automóviles tiene otra semana turbulenta por delante. La noticia de que el S&P 500 había decidido no incluir al fabricante de automóviles eléctricos en el índice fue negativa, pues era un movimiento muy esperado y que había jugado un papel importante este año, ayudando al repunte del 400% para las acciones de este valor”, comentaba esta mañana nuestro analista Haris Anwar.
“Ha sido un shock para sus inversores y, tras esta noticia, es posible que asistamos a nuevas caídas de su acción”, añadía a MarketWatch Dan Ives, analista de Wedbush, que reiteraba el viernes su consejo de neutral sobre Tesla.
La manera poco convencional en la que ha llegado hasta aquí podría haber frenado su entrada en el índice, dando a entender que la capitalización de mercado no es la única razón que permitiría la entrada de un valor en el S&P 500. Y es que, pese a tener una valoración total que supera, desde hace tiempo, los más de 8.000 millones de dólares que solicita el selectivo para dar entrada a una compañía, la base de su recorrido meteórico sería poco estable, y en donde abundan más las pérdidas trimestrales que los beneficios.
También las dudas que acompañan a la compañía que preside Elon Musk darían alas a los que aseguran que no era la mejor decisión: la competencia de Porsche (DE:PSHG_p), GM u otros rivales, las dudas en torno al equipo directivo o la incredulidad que le confieren a su meteórico ascenso habrían tenido un peso destacado en la decisión del índice, que ha dado paso esta vez a Etsy, Teradyne o Catalent. Fuentes próximas al índice no han querido comentar su decisión.
Ahora cabe esperar nuevas caídas, pero no se espera que duren mucho tiempo, como ya hemos visto en ocasiones anteriores este año. No en vano, en Wall Street aseguran que las acciones de Tesla “se intercambian como el agua”, afirma Barron’s.
De todos modos, no lo demos todo por perdido, pues habrá una nueva decisión el 21 de septiembre. Y a finales de este mes -el 22, en concreto-, Tesla presentará sus últimos datos en cuanto a baterías. Se esperan novedades en torno a costes y fiabilidad. Si los datos son positivos, podríamos ver nuevas subidas del valor. Pero tendrían que ser datos muy impresionantes: a día de hoy, solo uno de cada 5 analistas recomienda comprar el valor, a un precio objetivo medio que no llega ni a los 290 dólares, un precio muy inferior al que ahora cotizan sus acciones. Así que los que apuestan por el valor deberán seguir esperando a la nueva decisión del S&P 500.



investing