BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

En los mercados se está produciendo una lucha entre la esperanza y el miedo

Moderados descensos al cierre de las bolsas europeas, con un moderado volumen de negociación, y una baja volatilidad. Entre el máximo y el mínimo del Eurostoxx 50 ha habido menos de 30 puntos. La decisión del BCE de mantener tipos fue lo esperado. Positiva la revisión alcista del PIB de la Eurozona en 2020, aunque el organismo bajó su previsión en 2021 y 2022.
La jornada comenzaba con alzas en las bolsas asiáticas tras el rebote de ayer de Wall Street. El Nikkei japonés subió un 0,85%. El índice Hang Seng de Hong Kong subió un +0,14%. El índice compuesto de Shanghai subió cerca del medio punto porcentual.

"El repunte de recuperación podría sugerir que los inversores siguen confiando en las perspectivas económicas en las que una vacuna contra el virus todavía proporciona un pilar de apoyo, aunque con algunas abolladuras en la armadura", escribió Stephen Innes, estratega jefe de mercados globales de AxiCorp, en una nota. "Pero en última instancia, siguen codificados en torno al formidable apoyo a las políticas de las Juntas de la Reserva Federal".
Las bolsas europeas abrían prácticamente planas, y con un bajo volumen de negociación, en una sesión en la que el fin de la reunión del BCE y la actualización de su cuadro macroeconómico, serían el principal foco de atención inversora.
El primer dato macroeconómico del día lo conocíamos a las 10:00. La producción industrial de Italia en Julio subía un 7,4% mensual frente +3,5% esperado y 8,2% anterior. Datos positivos, pero que no tuvieron un excesivo impacto en las bolsas.
Poco después, el instituto económico alemán DIW elevaba el pronóstico del PIB de la principal economía europea para 2020 a –6% frente –9,4% previsión anterior. Para 2021 prevé un incremento del PIB en un 4,1% frente +3,0% anterior. Para 2022 mantiene la previsión en un crecimiento del 3,0%.
“La jornada está siendo muy tranquila. De hecho, llevamos semanas muy tranquilos. Un ejemplo: El Eurostoxx 50 desde junio prácticamente está fluctuando entre los 3.200 y los 3.400 puntos. Hacia dónde será la ruptura es la pregunta clave. Yo creo que será para arriba. Creo que los inversores están ganando tiempo para que alguna de las vacunas en estudio tenga por fin éxito. Una vez que eso suceda, que sucederá, las bolsas repuntarán con fuerza. Por eso creo que se están obviando hechos claramente negativos como el conflicto entre EE.UU. Y China, o la posibilidad de que el Reino Unido incumpla los acuerdos del Brexit. Es una lucha entre la esperanza y el miedo, y los inversores están apostando por la esperanza”, nos comentaba a media sesión un importante gestor nacional que prefería no ser nombrado.
Desde el punto de vista técnico, Eduardo Faus, analista de Renta 4 Banco afirmaba: “Muchos valores españoles presentan parámetros lentos propios de la cercanía de suelos relevantes, viniendo a revertir desde el mes de marzo, sugiriendo que desde la zona de mínimos de aquel mes ha podido empezar a gestarse un punto de cambio de cara a los próximos trimestres. Seguramente esos atisbos de esperanza en España constituirán una prolongación alcista del resto de mercados con sus debidas etapas correctivas.”

En ese escenario las bolsas europeas han mantenido su tónica de pasito para adelante pasito para detrás, tocando hoy el para atrás.Respecto a la principal referencia del día, la reunión del BCE, el organismo mantenía los tipos tal y como se esperaba, mientras que su presidenta, Christine Lagarde, afirmaba que “la fuerza de la recuperación sigue rodeada de incertidumbre. Sigue siendo necesario un amplio estímulo monetario”, añadiendo que “no hay necesidad de exagerar antes las ganancias del euro”. No hubo excesivas reacciones de los mercados a su intervención.
En resumen, la renta variable europea se encuentra en un compás de espera al que ya hemos hecho referencia. Creemos que el movimiento lateral que desarrolla es la antesala de una onda alcista en tendencia de cierta importancia. Podemos equivocarnos, por lo que lo recomendable es ajustar los stops de protección precisamente a la parte baja de dicha formación de consolidación.




capitalbolsa