https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El oro, a la espera de la Fed; el petróleo, atento a la reunión de la OPEP+ Por Investing.com (Barani Krishnan/Investing.com)

La Reserva Federal tiene las llaves del dólar esta semana y, por extensión, del oro.
La geopolítica también ha vuelto a asomar la cabeza por primera vez en meses para dar un impulso al refugio seguro después de que la web de noticias Politico informase de que Irán planeaba tomar represalias contra Estados Unidos, ocho meses después del asesinato de su general superior Qasem Soleimani.
El petróleo, por su parte, parece haber eludido un descenso más profundo por debajo de los 40 dólares por barril tras los informes sobre el huracán Sally, la segunda tormenta en menos de un mes que se dirige hacia las plataformas energéticas de la costa del Golfo de Estados Unidos de México, después del huracán Laura, el 26 de agosto.
Oil Daily
Oil Daily
También mantienen el petróleo en territorio positivo las expectativas de que Arabia Saudí y Rusia podrían utilizar la reunión de la OPEP+ del jueves para abordar las preocupaciones sobre un mercado asediado por la superabundancia. Aunque algunos analistas opinan que la alianza dirigida por los saudíes y asistida por Rusia no será capaz de hacer lo suficiente para evitar que el petróleo vuelva a caer a los mínimos registrados en treinta y pico dólares.
"La reunión virtual de la OPEP+ de esta semana será complicada", ha dicho Jeffrey Halley, analista con sede en Sídney para la plataforma de comercio online OANDA de Nueva York.
"La superabundancia, el posible retorno de las exportaciones libias, el cumplimiento de los miembros y una perspectiva de demanda más suave van a desestabilizar al grupo".
Halley añade: "Dudo que a la OPEP+ “le dé por ahí” esta semana y anuncie una vuelta al aumento de las reducciones de la producción, simplemente no tienen la voluntad. Suponiendo que, como hipótesis de base, los precios del petróleo sean vulnerables a correcciones a la baja más profundas esta semana".
En el caso del oro, Halley señaló que aunque el metal precioso había capeado la tormenta de la venta de acciones de la semana pasada, la atención de los inversores estaba en otros lugares.
"Es probable que el statu quo continúe hasta después de la reunión del FOMC del miércoles, y que tengamos una visión más clara de la política monetaria y el rumbo del dólar estadounidense", dijo, refiriéndose la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed que se celebrará entre el martes y el miércoles.

Los gráficos siguen mostrando desafío para los máximos de oro

El chartista del oro Dhwani Mehta señaló en un post en FXStreet que los lingotes señalaron el grafico una ruptura de triángulo descendente en el gráfico por horas, tras cerrar por encima de la tendencia descendente (patrón) de resistencia en 1.949 dólares.
"La próxima barrera en el radar de los compradores son los máximos registrados el viernes en 1.955 dólares, un repunte que pondrá en riesgo el nivel de 1.960 dólares", escribe Mehta. "El interés de compra podría acelerarse por encima de este nivel, abriendo la puerta hacia los máximos registrados el jueves en 1.966 dólares, camino del patrón objetivo de 1.978 dólares. El índice de fuerza relativa por horas se ha vuelto plano, aún por encima de la línea media, lo que permite más ganancias."
El oro sigue estando muy por debajo de los máximos históricos del COMEX de casi 2.090 dólares y el pico de lingotes de más de 2.073 dólares, ambos alcanzados el 7 de agosto.
Los gráficos muestran que el oro al contado necesita llegar a por lo menos 1.968 dólares para recuperar parte del impulso frenético que lo llevó a los máximos históricos el mes pasado.
Gold Daily
Gold Daily
"La reacción del mercado a los 1.968 dólares ofrecerá una orientación sobre el curso de acción futura", ha dicho el chartista del oro Sunil Kumar Dixit. "Pero el oro en realidad tiene que cerrar por encima de 1.973 dólares y situare en más de 1.993 dólares para reanudar el impulso alcista".
Dixit añade: "Por el lado negativo, un descenso por debajo de 1.935 dólares y un cierre por debajo de 1.920 dólares propiciará un intento hacia el nivel de 1.900 dólares. Un mayor debilitamiento podría aumentar las posibilidades de registrar mínimos más bajos de hasta 1.850-1.800 dólares".

Saudíes y rusos presiden el jueves la reunión de la OPEP+

En cuanto al petróleo, saudíes y rusos presiden una reunión de seguimiento el jueves para evaluar si las reducciones de la producción de la OPEP+, que comenzaron en agosto, siguen evitando una superabundancia de petróleo.
En el momento de redactar estas líneas, el West Texas Intermediate, comercializado en Nueva York, indicador clave para el precio del crudo estadounidense, se deja 0,10 centavos o un 0,27%, hasta 37,23 dólares por barril. El WTI perdió un 6,1% la semana pasada, ampliando la caída del 7,5% de la semana anterior.
Y el crudo Brent comercializado en Londres, de referencia mundial para el petróleo, desciende 14 centavos, o un 0,35%, hasta 39,69 dólares. El Brent pierde un 6,6% la semana pasada, lo que se suma a la caída de la semana anterior del 5,3%.
Los precios del petróleo se han estancado mientras la tormenta tropical Sally ha ido ganando fuerza en el Golfo de México al oeste de Florida este domingo, a punto de convertirse en un huracán de categoría 2. La tormenta interrumpe la producción de petróleo por segunda vez en menos de un mes, después de que el huracán Laura arrasara la región.

Las preocupaciones sobre la superabundancia y la demanda lastran el petróleo

Mientras que un huracán normalmente daría un impulso considerable a los precios del crudo al obligar al cierre forzoso de las plataformas de producción de petróleo, la pandemia del coronavirus ha distorsionado esta dinámica al lastrar también la demanda de combustible. Eso tiene un impacto positivo limitado tanto en el WTI como en el Brent.
Después de reactivar los precios del crudo tras un colapso sin precedentes durante la primavera, la OPEP+ está observando una recuperación tras el estancamiento del petróleo y el tambaleo de la demanda de combustible al volver a reavivarse la pandemia. Tanto el WTI como el Brent cayeron por debajo de los 40 dólares por barril la semana pasada, por primera vez desde junio.
Complicando la situación de la superabundancia de petróleo hay algunos exportadores de la OPEP+ que producen por encima de su cuota, incluido el pez gordo de la alianza, la gran Rusia.
Por si eso no fuera suficiente dilema para los saudíes, el general libio renegado Khalifa Haftar se ha comprometido a poner fin al bloqueo del país norteafricano sobre el petróleo, lo que significa que un suministro mayor de petróleo —hasta un millón de barriles por día— podría golpear el mercado a su debido tiempo. La medida de Haftar podría ser buena para las libertades civiles de Libia. Pero ciertamente no es una gran noticia para la OPEP y el crudo en este momento.