BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El anuncio de Berni no desactivó las protestas de los policías

La protesta se extendió por el Conurbano, pese a la promesa de suba salarial. El gobierno de Kicillof negocia para desactivarlas.

El anuncio de Sergio Berni y Carlos Bianco sobre una "mejora salarial importante" para la Policía bonaerense no logró calmar los ánimos de los efectivos, que este martes extendieron la protesta a varios puntos del conurbano.
Los patrulleros agrupados en Puente 12
Este mediodía había protestas en La Matanza, Morón, Lomas de Zamora, San Martín, entre otras localidades del GBA. Los puntos más calientes eran el Cruce de Varela, donde se contaban más de 100 patrulleros de zona sur, y la central de la fuerza en Puente 12. También a lo largo de la Panamericana había algunas concentraciones.
Según supo LPO, pasado el mediodía funcionarios del gobierno de Axel Kicillof negociaban para tratar de desactivar la protesta policial más fuerte de los últimos años. El reclamo llegó anoche hasta las puertas de la residencia oficial del gobernador, en La Plata.
A primera hora de la mañana, el gobierno bonaerense intentó calmar las aguas con la promesa de que entre jueves y viernes habrá un anuncio de aumento salarial y otras mejoras para la fuerza, aunque sin dar precisiones.
El vallado en la gobernación de La Plata
"Si no dan los números esto puede terminar mal. Puede haber un paro. El policía quiere saber cuánto va a cobrar a fin de mes", agitó Nicolás Masi, líder del Sindicato Policial Buenos Aires (SIPOBA), una agrupación que no tiene reconocimiento como sindicato pero se autoproclama como referente de la protesta.

"Nosotros pedimos $60 mil para el sueldo de policía que es que el recién ingresa. No estamos pidiendo algo descabellado. Hoy cobran $34 mil y lo obligan a hacer horas extras porque no hay policías para prestar servicio", explicó Masi a radio Mitre. El Sipoba hizo circular una propuesta salarial que hizo al gobierno de Kicillof.
También circuló un petitorio en el que los efectivos piden un 60 por ciento de aumento para todos los escalafones, un 50 por ciento de aumento de las horas cores, limitar la jornada de trabajo, reconocimiento de insalubridad y cambios en el régimen jubilatorio, entre otras demandas.
Los funcionarios bonaerenses trataron durante la jornada de no tensar más la cuerda y admitieron que se tratan de un reclamo "legítimo".  "Es hora de recomponer el salario policial, que estaba muy caído", admitió Berni. "No sólo se trata del sueldo, sino de otras necesidades como la sanidad policial, la asistencia a los heridos y la posibilidad de generar viviendas en los lugares donde están destinados muchos policías", completó.