https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Colapsa la salud Desbordado por la pandemia, Kicillof gastará 53 millones en 200 camas de terapia intensiva

Ante el fracaso de la cuarentena y el colapso del sistema sanitario bonaerense, el ministro de Salud afrontará un costo promedio de 265 mil pesos por unidad, con destino a los hospitales provinciales más complicados por el coronavirus.

El gobierno de Axel Kicillof se encuentra, ahora sí, en el escenario menos deseado. La estrategia pautada el 19 de marzo fue la de seguir a rajatabla la pauta de “salud antes que economía” propuesta por el presidente Alberto Fernández. El objetivo era erigirse como el país que logró controlar efectivamente al COVID-19, aunque ello conlleve una baja significativa en la actividad económica.
Hoy por hoy, a más de 165 días de cuarentena, todo parece haber salido mal. A las complicaciones esperadas en materia económica, que van desde un record histórico de caída de las ventas mayoristas y minoristas, la actividad comercial colapsada, con algunos rubros (como el gastronómico o el hotelero) en estado de coma, a la disparada del desempleo y el descontrol del dólar, se sumó finalmente la derrota menos pensada: la de la salud.
En las últimas horas, por primera vez, se rechazó la atención a un paciente por falta de camas. El hecho ocurrió en Río Negro como consecuencia del colapso sanitario en la región. Algo similar comienza a ocurrir, poco a poco, en otros municipios del país. La pandemia que el propio Alberto Fernández había asegurado que sólo se concentraba en el AMBA y en Capital Federal, ya impacta a todo el territorio nacional.
Lejos de ser el país que derrotó al coronavirus, hoy Argentina se encuentra décima entre los 203 países que más contagios tienen y peor administraron la pandemia. Lejos, muy lejos, del relato épico que buscó imponer la gestión nacional y que fue apoyada a rajatabla por el equipo del gobernador Axel Kicillof.
La contratación directa 10-0133-CDI20 puede que sea la mayor prueba de ello. El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, aprobó el expediente a través del cual la provincia saldrá a comprar unas 200 camas de terapia intensiva nuevas para afrontar lo que asoma como el mayor problema para el gobernador Kicillof. En total, serán 53.598.000 pesos, a un costo promedio de 268 mil pesos cada una.
La contratación directa se llevará adelante en modalidad “urgencia o emergencia” acorde al artículo 18 de la ley 13.981 y prevé distribuir las camas en 29 hospitales de la provincia de Buenos Aires. Entre ellos, los que más camas recibirán serán el hospital Tetamanti de Mar del Plata y el San Martín de La Plata.