BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Bolsa de EEUU: Por esto se van a fundir los millennials


La próxima caída de la bolsa de EEUU va a fundir a toda una generación: los millennials. 

Creen que para ganar dinero en la bolsa solo hay que comprar cualquier cosa: piensan que las acciones solo van hacia arriba. Pero los millennials están haciendo apuestas cada vez más agresivas con los llamados ETFs apalancados. De esto vamos a hablar hoy.

Para los que no lo saben un Exchange Traded Fund o ETF es un fondo de inversión que cotiza en la bolsa igual que lo hace una acción (su cotización varía segundo a segundo).

Estos fondos buscan replicar el rendimiento de un índice, un commodity, la bolsa de un país, o un sector de la economía. 

Para que lo entiendan mejor, les doy algunos ejemplos:
  • El ETF QQQ replica al índice Nasdaq 100.
  • El ETF GLD sigue al precio del oro.
  • El ETF EWZ replica el rendimiento de la bolsa de Brasil.
  • El ETF SH replica de manera inversa el índice S&P500 (es decir, si el S&P500 baja un 1%, el ETF SH sube un 1%). A estos ETF se los llama inversos, porque se mueven en dirección opuesta al índice que siguen.
¿Y qué son los ETFs apalancados?

Son ETFs especiales que buscan multiplicar los retornos diarios del índice que siguen. 

Vamos con dos ejemplos:
  • El ETF TQQQ busca multiplicar por tres (3X) los retornos diarios del Nasdaq.
  • El ETF SQQQ hace lo mismo que el anterior pero de manera inversa (-3X)
Es decir, si el Nasdaq 100 sube 1%, el ETF TQQQ subirá +3% y el SQQQ caerá -3%.

Con esta introducción ya podrán intuir lo que está pasando. Con la premisa de que “la bolsa sólo puede ir para arriba” (como piensan los millennials), un ETF apalancado que multiplica por tres el retorno del índice parece un camino tres veces más rápido para hacerse rico. Pero les tengo malas noticias. Invertir en ETFs apalancados es una pésima idea y les explico por qué con tres razones.

1. Pueden fallar.

En primer lugar, lo que tienen que preguntarse es cómo hace el ETF para conseguir resultados apalancados. Acá podemos ver lo que tiene adentro un ETF apalancado:
Una caja de pandora.

Para conseguir retornos que multipliquen el retorno del benchmark, estos fondos tienen que armar una compleja estructura con productos derivados (opciones, swaps, futuros) que les permitan de manera sintética conseguir esos resultados.

Es decir, puede suceder que el índice se mueva de una forma y que el ETF no pueda obtener el movimiento esperado porque la estrategia de derivados utilizada podría no funcionar (básicamente si una contraparte no puede cumplir)

2. La matemática es cruel.

Los ETF apalancados multiplican los retornos diarios de un determinado índice. El problema es que la gente no entiende lo que esto significa.

Precisamente, multiplicar retornos diarios hace que a lo largo del tiempo los retornos del índice y los del ETF sean muy distintos.

Cuanto más tiempo se mantenga un ETF apalancado y mayor sea la volatilidad del índice, más van a variar los retornos entre uno y otro.

Acá un ejemplo ilustrativo:

Desde el 19 de febrero hasta el 25 de septiembre el Nasdaq 100 subió un +14,7%. La gente ve esto y piensa que si hubiera tenido un ETF apalancado x3 hubieran ganado +44,1%. Pero esto no es necesariamente así.

¿Cómo le fue al ETF TQQQ (Nasdaq 100 3X) en ese periodo? Tuvo un retorno de -3,7%.

Veamos otro ejemplo. En las siguientes tablas les muestro un ejemplo hipotético. Para que sea más fácil la comparación suponemos que tanto el índice como el ETF apalancado 3X arrancan el día 0 ambos con un valor de 100.

Tabla 1:
Tabla 2:
Como podemos ver, los resultados a lo largo del tiempo son muy distintos. En especial, hay que tener en cuenta el efecto de las pérdidas en el largo plazo,

Por ejemplo, si el índice cae un 30% necesita subir un 43% para recuperar lo perdido y volver a su nivel original.

Pero esa caída del 30% del índice en un ETF apalancado 3X es del 90%, y en este caso se necesita una suba del 900% para recuperar su valor anterior.

Esto es algo que es completamente ignorado por muchos inversores minoristas y es una de las razones por las cuales es muy peligroso comprar estos productos para mantenerlos en el tiempo.

3. Riesgos por todos lados

Como les mostré en el punto 1, los ETFs apalancados son una caja de pandora. Y como arman sus retornos con estructuras complejas, quienes invierten en estos instrumentos están expuestos a innumerables riesgos, de los cuales no tienen idea.

Por ejemplo, al invertir en productos estructurados estos ETF están expuestos a riesgo de contraparte (estos fondos armar swaps con bancos y otros contratos para generar esos retornos exóticos). 

Por tal motivo, podría suceder que el ETF tenga una enorme ganancia pero que se funda la contraparte y no poder cobrar.

Además, poca gente se pone a pensar que existe el riesgo de que el ETF se vaya a cero. Se puede fundir y perder todo.

En un ETF como el TQQQ, con una caída de más del 33% del Nasdaq 100 en un día, el fondo se va a cero. Y esto lo dice expresamente el fondo en su prospecto.

En conclusión, el uso de ETFs apalancados debe hacerse únicamente en el cortísimo plazo. No es recomendado mantener una posición más de un día.

Los millennials que los compran como caramelos, no tienen idea a lo que se exponen. Lamentablemente, tienen muchas chances de darse la cabeza contra la pared.


Miguel Ángel Boggiano
CEO de Carta Financiera