https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¡Atención, inversores! Al organismo de control de la UE le preocupa que el mercado de acciones se esté sobrecalentando | | CapitalBolsa

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) dice que ha habido un "desacoplamiento potencial" entre las subidas recientes en los mercados financieros y el daño económico causado por la pandemia de COVID-19. La AEVM señala en su último informe de "tendencias, riesgos y vulnerabilidades" que hay riesgos muy altos en los mercados, lo que sugiere que el repunte de las bolsas que comenzó a fines de marzo puede no ser sostenible.
Los mercados de valores subieron un 40% en la zona del euro desde el mínimo de mediados de marzo tocado cuando las economías se cerraron para combatir la pandemia y las economías entraron en recesión. El FMI espera una caída de más del 10% en el PIB de la zona euro este año, con solo una leve recuperación en 2021.
Existe un "período prolongado de riesgo para los inversores institucionales y minoristas de más correcciones del mercado, posiblemente significativas", dijo el organismo de control de la UE.
"El impacto en las empresas de la UE y su calidad crediticia, y en las instituciones de crédito, es motivo de especial preocupación".
El informe de la ESMA también analizó si las nuevas reglas de la UE que requieren que los brokers detallen los cargos por la investigación sobre la selección de acciones y la ejecución de operaciones, conocido como desagregación, mejorarán la transparencia para los clientes.
Los críticos han dicho que conduciría a una escasez de análisis sobre acciones más pequeñas y de menor perfil, pero la ESMA dijo en su informe del miércoles que su análisis "no encuentra evidencia material de efectos dañinos de las reglas de separación".
Sobre el daño económico sufrido, el CEO de Deutsche Bank ha advertido que la recuperación económica de la pandemia llevará tiempo.
Christian Sewing dijo en una conferencia bancaria en Frankfurt que habrá "graves consecuencias", ya que la economía no volverá a la normalidad este año o el próximo, lo que significará menores ingresos para las empresas.