https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Acciones de EEUU: colapso inminente

El volumen de apuestas alcistas en la bolsa de los Estados Unidos es 10 veces más grande que aquel del clímax de especulación del año 2000.

Simplemente no hay registro de un nivel especulativo similar en la historia.

Esto puede medirse por el volumen destinado en la última semana a las opciones de compra:
En la semana del 12 de junio, los inversores no institucionales (minoristas) habían comprado opciones de compra (calls) por un monto total de U$S 6.600 millones; en la semana pasada, compraron por un monto de U$S 12.400 millones.

Mucho se habló en los últimos días tanto en el Wall Street Journal como en el Financial Times acerca de una apuesta multimillonaria por parte del fondo japonés Softbank a que ciertas acciones como Apple, Tesla. Amazon, Google y Nvidia continuarían subiendo. Pero como muestra el gráfico anterior, la realidad es que también la especulación llegó a alcanzar a todo el mercado minorista.

Estas especulaciones en opciones tienen sus consecuencias no deseadas. Va aquí una explicación sencilla:

Los que buscan apostar a que las acciones continuarán subiendo, pueden hacerlo a través de estas opciones de compra. El objetivo de hacerlo de esta manera es intentar conseguir retornos superiores al 100% en unos pocos días.

La pregunta, entonces es: ¿quién está dispuesto a vender estos calls si los compradores pueden obtener retornos superiores al 100% en pocos días? Hay especialistas del mercado de opciones que se dedican a eso. Los llamaremos simplemente “market makers” de opciones.

Estos market makers, al vender estos calls (opciones de compra) tomarán cobertura comprando acciones. Y justamente este acto de cubrirse y comprar acciones, es combustible para la suba. Es decir que al haber un volumen colosalmente grande de compra de calls, esto fuerza a quienes venden estos calls a tomar cobertura comprando las acciones y empujándolas hacia arriba.

Lo que quiero destacar es que este mismo efecto por el que las compras especulativas de calls han propiciado estas subas sin precedentes, también van a desatar una reacción en cadena hacia abajo en el momento en que estas opciones de compra venzan o en el momento en que estas acciones caigan. (Nota técnica: caerá el delta de estos calls y los market makers deberán vender acciones)

¿Cuáles son los vencimientos de estas opciones? El primer gran vencimiento (en magnitud) es el viernes 18 de septiembre y el segundo, el viernes 11 de septiembre.

En la medida en que caminemos así esas fechas aumentará progresivamente la probabilidad de un derrumbe a grandes velocidades. (Nota técnica: Wall Street está masivamente corto en gamma).

Tanto el jueves como el viernes de la semana pasada vimos un preludio de lo que vendrá.

Como varias veces he señalado, si no tuviéramos en cuenta a las empresas de mayor capitalización bursátil, la bolsa de los Estados Unidos estaría prácticamente sin cambios en lo que va de este año:
Pero aún en esa circunstancia los especuladores alcistas en lugar de reducir sus apuestas, decidieron redoblarlas y jugar all in:
Probablemente nunca fue más riesgoso estar comprados en acciones de tecnología. Hoy lo más sensato es empezar a apostar fuertemente a la baja. Para eso se necesita audacia, convicción y entendimiento. Y estas son cualidades que escasean.


Miguel Ángel Boggiano
CEO de Carta Financiera