https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Tras la ola de despidos, Agustina Vila incorporó a su gestión a una ex funcionaria de Marcos Peña

Se trata de Analía Soledad Ojeda, quien trabajaba junto a Marcos Peña y vive en Recoleta. El puesto era solicitado por quienes militaron la campaña electoral junto a Axel Kicillof.

Hace tan sólo una semana, ATE se movilizó a la sede de la dirección General de Cultura y Educación que conduce Agustina Vila, para reclamar por la incorporación de profesionales y docentes que trabajaban en programas estatales y que fueron dados de baja en el mes de enero. Uno de los más perjudicados fue el programa Orienta tu Futuro, que consistía en talleres dados en escuelas y destinado a ofrecer orientación vocacional y ocupacional a jóvenes y adultos, tanto de forma presencial como virtual. El proyecto, que funcionaba incluso a través de una aplicación web, fue dado de baja en el mes de enero, dejando a numerosos profesionales en la calle.
Luego de numerosas protestas y negociaciones con funcionarios de la propia Vila, se logró en los últimos días que apenas tres personas sean reincorporadas. Según las autoridades bonaerenses, todo se trata de un problema de presupuesto. Sin embargo, los continuos nombramientos de la directora General y los salarios asignados a los mismos, dan a entender otro panorama.
Dándole continuidad a lo que se bautizó como “La segunda ola amarilla”, Agustina Vila volvió a incorporar a una funcionaria macrista en sus filas. Se trata de Analía Soledad Ojeda, que trabajaba palmo a palmo con uno de los alfiles más importantes de Juntos por el Cambio, Marcos Peña.
Ojeda, que ni siquiera vive en la provincia de Buenos Aires sino en Recoleta, fue designada acorde a la resolución de firma conjunta número 1336 como titular de la dirección de Coordinación de Actuaciones Judiciales de la dirección provincial de Legal y Técnica. Su salario dista mucho de reflejar las cuentas flacas que asegura tener Agustina Vila: 92.456 pesos mensuales.
Desde su desembarco en el poder, la gestión de Kicillof evidenció un llamativo distanciamiento de la militancia kirchnerista, lanzándose a una catarata de nombramientos de ex funcionarios macristas. Por solo citar algunos, tales fueron los casos de Roberto Omar Silva, quien había sido nombrado gerente de Recursos Humanos del INCAA por Mauricio Macri en el 2016; el flamante DGA del IOMA, Sergio VázquezNils Picca, quien ejerce como director General de Prestaciones dentro del IOMA; el ex asesor de la presidencia de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC) de María Eugenia VidalEmanuel Norberto Castillo; la ingeniera Andrea Barrera, actual gerente Ejecutiva de Vialidad; María Alejandra Nogueira, pieza clave de la gestión Cambiemos, ahora directora provincial de Prensa de Kicillof; la flamante directora de Servicios Técnico - Administrativos de la Unidad Gobernador a Juliana Lorenzo, quien hasta hace pocas semanas trabajaba para la Sindicatura General porteña; la ex directora de Acceso a la Información Pública de VidalMaría Guadalupe López, quien hoy ejerce funciones bajo la ministra de Gobierno, Teresa García; y Paula Cecilia Porcel de Peralta Campbell, actual asesora de la subsecretaría Técnica, Administrativa y Legal, entre muchos otros casos. 
 (www.REALPOLITIK.com.ar)