https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Sabsay admite que no hay artículos de impunidad pero cuestionó el sistema de subrogancias

El constitucionalista Daniel Sabsay reconoció que el proyecto de ley de reforma judicial que impulsa el Poder Ejecutivo no incluye ningún artículo que garantice la impunidad para quienes hayan cometido delitos de corrupción contra la administración publica.

El constitucionalista Daniel Sabsay reconoció hoy que el proyecto de ley de reforma judicial que impulsa el Poder Ejecutivo no incluye ningún artículo que garantice la impunidad para quienes hayan cometido delitos de corrupción contra la administración publica, pero cuestionó el nuevo sistema de subrogancias de jueces.

"Es cierto que no aparece un artículo en particular. Sin embargo, a futuro, el sistema nuevo de subrogancias puede favorecer la impunidad del poder en la comisión de delitos contra la administración pública", respondió Sabsay cuando la senadora por el Frente de Todos Ana Almirón le pidió que puntualice en qué parte de la iniciativa se desliza la posibilidad de favorecer la impunidad de actuales investigados en casos de corrupción.

"Quisiera saber en qué artículo se basa para decir que se asegura la impunidad de los delitos, máxime cuando en la Sección II del Título I se habla de 'causas en trámite' y menciona que continuarán en los mismos organismos hasta su conclusión", intervino Almirón durante el plenario de las Comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia y Asuntos Penales del Senado que estudia la Reforma Judicial.

Sabsay recordó que ninguna ley es retroactiva, pero cargó contra el proyecto insistiendo en que "es toda una estrategia" porque "esos mismos jueces subrogantes designados con un criterio poco creíble son jueces absolutamente presionables y esto ya lo vimos en el pasado".


El intercambio con Almirón no fue el único que mantuvo el constitucionalista durante su intervención en la reunión de hoy, ya que más temprano tuvo otro con el oficialista Oscar Parrilli y uno con el rionegrino, Alberto Weretilneck.

El contrapunto con el neuquino se produjo cuando Sabsay aseguró que con el proyecto "se ha querido asegurar la impunidad de aquellos que se encuentran sometidos a proceso por graves delitos contra el Estado".

Parrilli acusó a Sabsay de estar esgrimiendo "un alegato político lleno de vaguedades y frases hechas casi copiadas de los medios de comunicación" y le endilgó "poca seriedad y congruencia" en sus argumentos.

Sabsay pidió nuevamente la palabra para advertir que no iba a permitir ser "maltratado ni atropellado" y añadió que de entrada fue "inconstitucional" el decreto presidencial de creación de un consejo consultivo con mayoría de miembros "afines al oficialismo".

Parrilli le retrucó que no lo había escuchado pronunciarse sobre los DNU de (Mauricio) Macri, ni referirse a la independencia de Poder Judicial "cuando el Gobierno anterior pidió más de 30 juicios políticos, algunos solo por el contenido de las sentencias", a lo que el invitado enfatizó: "Fui el primero que criticó la designación de jueces (de la Corte Suprema) en comisión en la época de Macri".

Con Weretilneck, finalmente, se cruzó luego de que el rionegrino -uno de los aliados del Frente de Todos en el Senado- ironizó que en Argentina "había tanta libertad que cualquiera puede decir cualquier cosa", al cuestionar que Sabsay haya defendido, en la audiencia, la posición del procurador interino, Eduardo Casal, quien podría enfrentar un juicio político impulsado por el oficialismo en el Congreso.

"Es un abuso de posición a través de ese tonito campechano. Como político es muy hábil. En la invitación que me hicieron me dijeron que podía hablar sobre el proyecto y todos los demás temas que el disertante considere hablar. Estaría mintiendo o no viendo el verdadero sentido si no comento lo que pienso", se ofuscó Sabsay.





telam