https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Reclamo de las organizaciones sociales Día de las Infancias: Kicillof eligió regalos ultra económicos para los chicos de menos recursos

A pesar de haber criticado la poca sensibilidad social que ostentaba el gobierno de María Eugenia Vidal, la gestión actual entregó material de menor calidad a la que brindaba Cambiemos y enfrentó la bronca de las organizaciones barriales, que aseguraron no estar entre sus prioridades.

Durante la campaña a la gobernación de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof criticó una y otra vez la poca sensibilidad que “el gobierno neoliberal de María Eugenia Vidal” mostraba ante los niños y los estratos más pobres de la población. En consecuencia, su triunfo en octubre y la posterior llegada al poder del líder nacional y popular fue aplaudida por gran parte de las organizaciones barriales, que avizoraban un futuro mejor.
Sin embargo, nada de esto fue así. El gobernador de abocó de lleno a la inclusión en sus filas de numerosos funcionarios del macrismo, alejando de su cercanía a aquellos vinculados a la militancia K, y la irrupción de la pandemia por coronavirus provocó una selección bastante controversial de las prioridades económicas de la provincia.

Los regalos de Kicillof.
Notablemente, la caja bonaerense continúa financiando gastos insólitos y que poco y nada tienen que ver con la sensibilidad social de la que hace gala Kicillof. En efecto, día a día se observan licitaciones y contrataciones para adquirir café para funcionarios, aires acondicionados, vehículos de alta gama y muebles nuevos, entre otras cosas. A pesar de ello, el gobernador decidió que la partida de dinero para los más chicos disminuya notablemente durante el día de las Infancias.

Los regalos de Vidal.
A pesar del aumento de la pobreza y de la mayor asistencia de chicos a los comedores, el gobierno de la provincia decidió no mejorar la partida presupuestaria, lo que derivó en juguetes de muy baja calidad. En efecto, durante el gobierno de María Eugenia Vidal se obsequiaban castillos de princesas, Ludomatics y fábricas de bijouterie, entre otras cosas. Este año, por iniciativa del gobernador Kicillof, los más chicos recibieron una muñeca semi desnuda, un sonajero de plástico y una pelota número 5 desinflada.

Carta al director de Asistencia Inmediata de Vidal.
A pesar de elocuentes frases de campaña como “volvimos para ser mejores” y “los únicos privilegiados son los niños”, todo apunta a que el gobierno de Axel Kicillof decidió priorizar otras partidas y que, al menos por ahora, los niños deberán esperar.