https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Preocupa el drenaje de reservas

Analistas señalan que, a pesar de las aclaraciones oficiales acerca de que el cupo de USD200 mensuales no se tocará, la dolarización seguirá elevada. Hay expectativa por el inicio de las negociaciones con el FMI y preocupación por el drenaje de reservas.
Las aclaraciones de Economía durante el fin de semana ayudarán a quitarle ruido al dólar pero analistas coinciden en que los frentes abiertos que aún le quedan al Gobierno anticipan que la dolarización continuará elevada y que el temor a nuevas restricciones, con un drenaje de reservas que se hace cada vez más intenso, no desaparecerá.
Tras la corredera de rumores acerca de la posibilidad de nuevas restricciones a la compra de dólares para atesoramiento y declaraciones oficiales que dejaban abierta la puerta a un mayor endurecimiento del cepo, desde la cartera que conduce Gustavo Guzmán tuvieron que salir el sábado a calmar las aguas del mercado y aclarar que el cupo de USD200 mensuales no se tocará.
“Le han metido un ruido totalmente innecesario al dólar. Economía saliendo a aclarar que no va a pasar nada ayuda un poco, pero la incertidumbre quedó. De acá al mes que viene, ese miedo va a estar”, señaló el analista financiero Christian Buteler, quien además aclaró que achicar o eliminar el cupo de compra para ahorristas sería una medida “totalmente contraproducente”, que podría incluso impactar negativamente en el nivel de depósitos en dólares.
El economista Gustavo Ber señala que hoy “lo más importante es que los agentes económicos recuperen la confianza, ya que no puede extenderse por mucho tiempo más el drenaje de reservas”. Será crucial -indica- el inicio de las negociaciones con el FMI, “así como también que se conozca un plan económico para lograr una convergencia en los desequilibrios fiscales y monetarios, acentuados por la pandemia”.
En los primeros 7 días de agosto, el Banco Central vendió USD507 millones para contener el avance del dólar, que se suman a los USD568 millones que había sacrificado en julio con el mismo fin. Desde que arrancó la cuarentena, las reservas netas caen casi USD3.000 millones y ya se ubican por debajo de la barrera de los USD10.000 millones.
El alivio por el arreglo con los acreedores externos duró poco y en un mercado en donde las preocupaciones sobre la economía post-Covid cobraron un rol protagónico y se acelera la circulación de pesos,  el contado con liquidación acumula un alza de 3,9% desde que se confirmó el acuerdo, mientras que el blue, que había registrado una importante baja el día previo al anuncio, rebotó 3,1% en los últimos ocho días.
Fuente: BAE