https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Mercados: Qué esperar en septiembre

Las bolsas europeas encaran a partir de mañana el mes de septiembre, “mes que tradicionalmente ha sido negativo para estos mercados, con los tres principales índices bursátiles estadounidenses en positivo en el año y con el S&P 500 y el Nasdaq Composite en máximos históricos”, apuntan en Link Securities.

“Es precisamente esta extraordinaria reacción de los índices estadounidenses desde sus mínimos de marzo, descontando una recuperación económica en forma de V, algo ya descartado por la mayoría de economistas, lo que mantiene inquietos a muchos inversores ante la posibilidad de que, antes o después, se produzca una corrección en Wall Street que arrastre tras de sí a las bolsas europeas, a pesar de que el comportamiento de éstas ha sido bastante más comedido, aunque también se han recuperado mucho desde sus niveles mínimos del año, sobre todo el Dax alemán, que se encuentra a menos de un 2% de ponerse en positivo en el ejercicio”, añaden estos analistas.

“El índice de volatilidad VIX se ha mantenido por encima de su media histórica de 19,40 durante 131 días de negociación consecutivos. Un VIX en estos niveles y el aumento de las acciones es algo poco habitual pero sí tiene precedentes, sin ir más lejos el período entre 1996 y 2000 cuando el VIX se mantuvo muy por encima de 20 sin causar un gran daño a la recuperación del mercado de valores”, destaca Ismael de la Cruz.

Tendencia

“En grandes tendencias alcistas y en las fases más extremas de las burbujas, se puede estar mucho tiempo en sobrecompra mientras se sigue subiendo sin parar. A lo que hay que estar atento es a posibles señales de vuelta que de momento no las hay”, resalta José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets.

Y es que, según este experto, “tenemos muy serias dudas de que la interpretación que ha hecho el mercado del mensaje de Powell sobre que hay manga ancha con la inflación sea algo real. Los bonos a largo están bajando por lo que ha dicho y la Fed no lo puede consentir, porque eso es una subida de los tipos reales de la economía que va contra sus intereses, por lo que acabará comprando bonos tarde o temprano como siempre”.

En este punto también inciden en Link Securities. “Si bien no descartamos una potencial corrección de las bolsas en un momento dado, vemos complicado que ésta vaya a ser muy pronunciada, principalmente por el hecho de que el sistema se encuentra ‘inundado’ de liquidez gracias a las políticas monetarias ultralaxas que están aplicando los principales bancos centrales, políticas que van a seguir el tiempo que sea necesario -la debilidad de la inflación será la principal “excusa” para ello- y a las políticas fiscales de carácter extraordinario que han puesto en marcha la mayoría de gobiernos desarrollados para combatir el impacto de la crisis sanitaria en sus economías”.

“Esta liquidez tiene que ser invertida y, ante la falta de alternativas atractivas, la renta variable será uno de sus principales destinos”, añaden.

Coronavirus ‘vs’ economía

“Las dudas que están surgiendo ahora se centran en la capacidad de las principales economías desarrolladas de seguir recuperando terreno en un escenario en el que el coronavirus sigue condicionando la vida de los ciudadanos y, por ello, los planes de inversión y desarrollo de las compañías. En nuestra opinión, y hasta que no se desarrolle y, sobre todo, se empiece a comercializar de forma generalizada una vacuna efectiva y fiable contra el Covid-19, las economías occidentales van a entrar en una fase de reducido/moderado crecimiento, algo que se comenzará a percibir a partir del cuarto trimestre de 2020”, explican en Link Securities.

En este escenario, en Renta 4 mantienen “unaposición de prudencia teniendo en cuenta los riesgos que persisten y unas valoraciones que continúan en niveles muy exigentes especialmente en EE.UU., y con el riesgo adicional de un incremento de volatilidad a medida que se acerquen las elecciones del 3 de noviembre”.

Así, estos analistas creen que “es pronto para que la rotación hacia ciclo sea sostenida a falta de mayor visibilidad sobre la evolución de la pandemia y, por derivada, de cuáles serán el ritmo y la intensidad de la recuperación económica”.

“En cualquier caso hay que destacar la falta de dirección en los mercados durante las últimas semanas, que hace más importante si cabe monitorizar de cerca las carteras para poder adaptarnos con flexibilidad, aprovechando potenciales tomas de beneficios para ir incorporando de forma gradual y con una visión de medio plazo posiciones en algunos valores más vinculados al ciclo y que puedan emerger de la situación actual como ganadores a largo plazo”, concluyen en Renta 4.

Fuente: Investing