https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

En el Gobierno se cuidan de no confirmar el acuerdo y piden "cautela"

En el Gobierno se cuidaron durante todo el lunes de brindar el mensaje contrario al que dieron los mercados, en donde se dispararon las acciones argentinas por la supuesta inminencia de un acuerdo con los acreedores por la deuda externa.

Se especuló con una posible conferencia de prensa del ministro de Economía, Martín Guzmán, que no sucedió. El platense se reunió por videoconferencia con Máximo Kirchner y Sergio Massa, lo que alimentó aún más las versiones de acuerdo, pero nunca llegó la confirmación oficial.
Guzmán y los acreedores estaban a apenas 4 centavos de diferencia y se habló de que iban a hacer cerrar el acuerdo este mismo lunes. De hecho, en el mercado también esperaban que hubiera esa conferencia de prensa para confirmarlo.Hubo acuerdo con los acreedores y los mercados festejan con subas 

"La palabra es cautela", dijeron a LPO cerca de Alberto Fernández, que se quedó este lunes en Olivos revisando la agenda de la semana.
Desde el Gobierno en ningún momento salieron a desmentir las versiones de acuerdo que coparon los medios nacionales y trascendieron las fronteras, y por eso en el mercado se vivió el optimismo que implicó subas de hasta el 17% de las acciones argentinas en Wall Street.
Fuentes al tanto de las negociaciones dijeron a LPO que aunque haya acuerdo, tiene que haber un texto pulido con toda la letra chica de la oferta, hay que presentarlo ante la SEC y darle 10 días para que lo revise técnicamente más los plazos que requieren las centrales depositarias en el extranjero para confirmar las adhesiones, por lo que los tiempos se extenderían al menos 15 días más hasta el cierre efectivo del acuerdo.

Es por eso que como este martes caduca la famosa "última oferta" de Guzmán, si se extiende el plazo va a tener que ser con una addenda del acuerdo con toda la letra chica.