https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El valor de la vitamina C en una dieta equilibrada para reforzar el sistema inmune

Se trata de un nutriente clave en esta coyuntura sanitaria, ideal para fortificar el sistema inmunológico y aumentar las defensas.  La Dra. Virgina Busnelli (MN 110351), Médica especialista en Nutrición, analiza cómo incorporar la vitamina C en nuestros hábitos alimenticios. 

En la actualidad con la pandemia del COVID-19 y una tasa creciente de afectados que amenaza la salud; médicos, nutricionistas y entidades globales como la Organización Mundial de la Salud y Unicef consideran indispensable reforzar el cuidado de nuestra salud, tanto en lo social como personal. Para esto, destacan el valor de mantener una dieta saludable y natural frente a estas amenazas.

En coyunturas como esta, la vitamina C es uno de los mejores aliados porque apoya la función de células inmunes, colaborando con su regeneración constante y cumpliendo también un rol de antioxidante. Además, puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedades crónicas que, frente al coronavirus, pone a las personas que las padecen dentro de un “grupo de riesgo”, haciéndolas más propensas a sufrir mayores dificultades ante un eventual contagio. 

Es importante destacar que la vitamina C debe ser ingerida a través de la alimentación, ya que el cuerpo no puede producirla por su cuenta y tampoco almacenarla. “Las frutas cítricas como la naranja son una excelente opción para incorporar este valioso nutriente en cualquier momento del día, pudiendo consumirla como alimento o como bebida. En este sentido, el consumo de jugos exprimidos 100% naturales, sin conservantes ni aditivos, hace posible acceder a todas las propiedades de la fruta sin recurrir a suplementos artificiales. De hecho, las vitaminas que contienen los jugos exprimidos no pierden sus propiedades de forma inmediata ni tampoco lo hacen por estar envasados; pero es importante consumirlos antes de las 72 hs una vez abierto” indica Virgina Busnelli (MN 110351), Médica especialista en Nutrición.  

Como complemento a la naranja y otros cítricos como fuente de vitamina C diaria, la OMS también recomienda una dieta rica en verduras como brócoli, coliflor, espinaca, repollo,  morrón, papa y batata. De esta manera, se advierte que pequeños cambios en el estilo de vida de las personas puede generar grandes beneficios en la salud individual y colectiva. Por eso, las tablas de ingestas dietéticas de referencia elaboradas por el Food and Nutrition Board, institute of Medicine, establecen una dosis diaria recomendada de 75 y 90 mg/d para mujeres y hombres adultos respectivamente, 65 y 75g/d para mujeres y hombres adolescentes respectivamente y de 15 a 25g/d para niños. En mujeres embarazadas la dosis aumenta a 85 mg/d. Estas dosis se pueden ingerir muy fácilmente ya que, por ejemplo, 1 vaso de 250ml de jugo de naranja exprimido contiene entre 150 y 165 mg de Vitamina C; y un vaso de 250ml de jugo de naranja envasado 86mg.