https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El Gobierno confirmó que avanza el acuerdo con China por los cerdos que podría crear 9.500 empleos

Funcionarios de Cancillería explicaron que el acuerdo es por USD 3500 millones. Las granjas se instalarían en las provincias del norte.

En las últimas semanas mucho se habló de la posibilidad de que la Argentina concrete un acuerdo con el gobierno de China para instalar granjas de cerdos que le permitan al gigante asiático suplir el faltante de oferta que atraviesa tras la fiebre porcina africana.

Las primeras versiones indicaban que las autoridades del régimen de Xi Jinping invertirían unos 27.000 millones de dólares durante los próximos 8 años en la industria porcina argentina con el objetivo de garantizarse el consumo interno de ese producto.

Jorge Neme, secretario de Relaciones Económicas Internacionales de Cancillería, brindó una charla virtual -cubierta por LPO- organizada por el Partido Justicialista (PJ) donde por primera vez dio detalles de las negociaciones oficiales con China.

Uno de los primeros puntos que aclaró Neme a los que participaron de la charla es que el proyecto total representa una inversión del orden de los 3500 millones de dólares que permitirían generar 9500 puestos de trabajo directos y hasta 42.000 empleos indirectos.Felipe Solá quiere que Argentina se convierta en la mayor fábrica de cerdos del mundo para China

Un dato. La Argentina hoy produce apenas el 0,5% de la producción de carne de cerdo a nivel mundial. "El proyecto permitiría duplicar la producción de carne porcina de nuestro país. Lo que estamos proponiendo es pasar a producir el 1%", comentó Neme.

El funcionario de Cancillería, que responde a Felipe Solá, contó además que el plan es que las granjas porcinas se instalen en las provincias del norte del país (NOA y NEA). Se trata de dos regiones donde se producen unas 8 millones de toneladas de maíz.

"La conversión de carne de cerdo en esas granjas requiere de 3,5 millones de toneladas de maíz adicionales, que suponen la producción de 900.000 a 1 millón de toneladas de carne porcina con 300.000 a 350.000 madres", detalló Neme en la charla abierta online.

En el primer semestre de este año, según datos del Ministerio de Agricultura, la producción de carne de cerdo argentina creció 5,7% impulsada principalmente por el mayor peso de los animales y, en menor medida, por el incremento de cabezas faenadas.

El consumo interno de carne de cerdo, por su parte, alcanzó en junio los 16,1 kilos por habitante por año (+2 kilos), al tiempo que las exportaciones en el periodo enero-junio de 2020 aumentaron 55% (se enviaron al exterior en total unas 17.856 toneladas).

Solo en junio se exportó un volumen récord histórico de 4.454 toneladas de carne de cerdo por un valor de 6,7 millones de dólares. El principal destino de los envíos el mes pasado fue, por lejos, China, seguido por Rusia, Hong Kong y Marruecos.

La participación del productor porcino en el valor final del cerdo es del 19,8%, según un informe difundido por CAME. Mientras el precio promedio en origen es de $ 65,96 por kilo, los consumidores lo pagan en las góndolas de los supermercados a $ 332 por kilo.


Neme proyectó que, en caso de concretarse el acuerdo con China, las exportaciones podrían alcanzar los 2.500 millones de dólares por año. "Nuestra principal preocupación es incluir a través del trabajo; que la gente tenga un salario y no un plan", aseguró.

Neme salió al cruce de los reclamos de sectores políticos de izquierda y organizaciones ambientalistas que criticaron las negociaciones con China. "No queremos ser factoría porcina ni foco de pandemias", apuntaron Myriam Bregmann y Nicolás Del Caño.

"Estamos muy lejos de la frontera donde se pondría en peligro al medio ambiente, pero sí estamos muy cerca de la frontera de la pobreza, de la marginalidad, de la gente que no tiene acceso a la educación, y esa es nuestra preocupación hoy", respondió Neme.

"En el Peronismo somos partidarios del trabajo productivo y de que el hombre se integre a través del trabajo. El gobierno está para diseñar políticas públicas inclusivas que sean trasladadas a 44 millones de habitantes", concluyó el funcionario.