https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Cuarentena: discuten una nueva etapa, con mayor tensión política

Como viene  ocurriendo en la previa a cada extensión de la cuarentena, esta semana estará marcada por contactos entre el Gobierno nacional, la provincia de Buenos Aires y la Capital. También como sucedió las últimas veces, las conversaciones se darán en un marco de tensión entre las gestiones de Axel Kicillof y Horacio Rodríguez Larreta. Pero todo será con mayor condimento político porque el presidente Alberto Fernández le apuntó por primera vez y en forma directa al jefe de Gobierno porteño.
Según lo que trascendió durante el fin de semana, el gobierno de la Ciudad haría llegar en las próximas horas a la Presidencia su propuesta de mayor apertura en el distrito. En cambio, desde La Plata hubo nuevas señales contrarias a la flexibilización y a favor de mayores restricciones, en medio del crecimiento de contagios de coronavirus. De todos modos, se señala que hasta ahora el sistema de salud tiene capacidad de respuesta.
El Presidente se reuniría con los jefes de los dos distritos el jueves. Fuentes de la provincia y de la Nación sostienen que esta semana marcaría un nuevo escalón de contagios, aunque los funcionarios prefieren a esta altura no hacer pronósticos sobre el pico local de la pandemia.
Alberto Fernández agregó la semana pasada un elemento significativo en la pulseada por ahora controlada entre la provincia y la Ciudad. Dijo que el sistema de salud porteño no está recibiendo a adultos mayores porque no tendría capacidad para hacerlo. Rodríguez Larreta prefirió responder por intermedio de su ministro de Salud, Fernán Quirós.
Quirós señaló que se trata de un problema del PAMI, que decidió mantener buena parte de sus convenios de atención con entidades de la provincia de Buenos Aires. Y afirmó que la Ciudad cumple con sus compromisos.
La declaración presidencial había sido precedida por un cuestionamiento directo de Cristina Fernández de Kirchner y del ministro Eduardo “Wado” De Pedro al accionar de la policía porteña. Y se dio en el marco de la contendida pulseada de la provincia de Buenos Aires con  la gestión de la Ciudad.
En paralelo, el clima viene siendo alimentado por encuestas coincidentes sobre la caída de la imagen presidencial y el creciente peso de las preocupaciones económicas en el contexto de la cuarentena, sin subestimar el tema del coronavirus.
Varios sondeos muestran también cierto desgaste de Rodríguez Larreta, aunque menor al del Presidente. En cambio, Kicillof está lejos de los dos, con imagen negativa sostenida. Este también sería un ingrediente en el repuesto clima de confrontación política.